Víctimas del franquismo en la eurocámara: “Es una vergüenza que estemos aquí”

Por Coordinadora estatal de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo

Abogados de la Querella Argentina y representantes de todos los colectivos de víctimas de la dictadura franquista han recordado en Bruselas que si Europa no actúa para acabar con la impunidad se convertirá en “cómplice” de la misma Alejandro Torrús, Público, 3.3.2015 BRUSELAS.- Este martes se cumplen 39 años de la matanza de Vitoria. La […]

Abogados de la Querella Argentina y representantes de todos los colectivos de víctimas de la dictadura franquista han recordado en Bruselas que si Europa no actúa para acabar con la impunidad se convertirá en “cómplice” de la misma

Alejandro Torrús, Público, 3.3.2015

BRUSELAS.- Este martes se cumplen 39 años de la matanza de Vitoria. La Policía de la monarquía de Juan Carlos I asaltó el 3 de marzo de 1976 una iglesia en dicha localidad asesinando a quemarropa a cinco obreros que participaban en una huelga masiva e hiriendo a cientos de personas. Martín Villa era el ministro de Gobernación. Dos años y un día antes, el 2 de marzo de 1974, Salvador Puig Antich fue asesinado por el régimen franquista mediante la técnica medieval del garrote vil. Todo el Consejo de Ministros ratificó con su firma la condena a pena de muerte. Entre ellos, José Utrera-Molina, suegro de Alberto Ruiz-Gallardón. Los dos continúan con vida y ninguno de los dos ha sido juzgado por el Estado español. Es más, el Estado español está torpedeando a la Justicia de Argentina, que sí los quiere juzgar.

Por eso, las víctimas del franquismo y sus abogados en la llamada Querella Argentina, la única causa judicial que investiga los crímenes de la Guerra Civil y la dictadura, no han dudado en interpelar a los eurodiputados y a la Comisión Europea en sus intervenciones en la Eurocámara para recordarles que la Unión Europea que ellos representan tiene un papel crucial que jugar para acabar con la impunidad del franquismo:

“Es una vergüenza para Europa que estemos aquí. Esta tierra fue la cuna de los Derechos Humanos, sin embargo, ningún gobierno español de la democracia ha cumplido con el derecho de acceso a la Justicia de las víctimas y Europa lo ha permitido”, ha señalado a Público Carlos Slepoy, minutos antes de comenzar una rueda de prensa en la Eurocámara junto a Marina Albiol (IU), que ha promovido el acto, y eurodiputados de PNV, EH Bildu e ICV.

Slepoy ha recordado que la dictadura de Franco en España no se puede comprender sin la ayuda de la Italia fascista y de la Alemania nazi, por lo que el problema de la impunidad franquista no sólo afecta a España, sino también a toda Europa.
“Es increíble que haya un consenso generalizado por el que los crímenes de nazis y fascistas fueron perseguidos y castigados mientras que los del franquismo, que cometió tremendas atrocidades, sigan impunes. Es increíble que no se levanten voces en toda Europa contra esta barbaridad”, ha señalado Slepoy, que ha recordado a los eurodiputados que si no intervienen se estarán convirtiendo en “cómplices” de esta impunidad.

La voz de las víctimas llega a Europa

Sin embargo, no todo han sido reproches y acusaciones. La jornada de este martes, en la que representantes de todos los colectivos de víctimas de la dictadura franquista han visitado el Parlamento Europeo, también ha tenido fases de reparación. Por ejemplo, el cálido encuentro de la expedición con el eurodiputado de Syriza Manolis Glezos, el griego que arrancó la bandera nazi del Partenón de Atenas tras la ocupación de los ejércitos de Hitler.

También para Merçona Puig Antich, que continúa luchando 41 años después para que el asesinato político de su hermano no quede impune y se retire la sentencia que lo señala como un criminal: “He venido a que se reconozca que mi hermano no es ningún asesino, sino que lo mataron por tener una ideología política”, señala Merçona Puig Antich, que asegura que el momento en el que el sistema judicial revise la sentencia de su hermana “está más cerca”. “Tengo esperanza en que no tardará en llegar”, afirma Puig Antich en declaraciones a Público

Sin olvidar a Josu Ibargutxi, portavoz de las víctimas de la matanza del 3 de marzo de Vitoria y representante de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina en el País Vasco. Para Ibarguxi, el día de hoy en el Parlamento Europeo supone un refuerzo “en la dignidad” de las víctimas y tiene parte de reparación ya que permite a las querellantes ver cómo “la sensibilidad” con el sufrimiento de las víctimas se va ampliando y cada vez llegan más lejos los gritos para acabar con la impunidad.

Así, las víctimas de la dictadura han recordado a los más de cien mil muertos republicanos que continúan enterrados en las fosas sin que el Estado haga nada por recuperar sus cuerpos; a los bebés robados de manos de mujeres republicanas hasta 1952 y que continuó como un negocio hasta bien entrada la democracia; a los exiliados que tuvieron que huir de la barbarie franquista; a los miles de luchadores antifranquistas que fueron encarcelados y torturados; a los presos políticos que trabajaron como esclavos para Franco; y, en definitiva, a todos aquellos que pagaron con su vida o su libertad la defensa de un sistema democrática en España.

Carlos Slepoy (izquierda) junto al eurodiputado de Syriza Manolis Glezos

Carlos Slepoy (izquierda) junto al eurodiputado de Syriza Manolis Glezos.- M. BERGEROT

En recuerdo de los que no están

En recuerdo de todos ellos —los que están, los que asesinaron y los que ya se fueron—, los portavoces de los colectivos de víctimas han asegurado que seguirán luchando hasta que les ”quede aire en los pulmones” para conseguir que se haga justicia en España y para ello han solicitado ayuda a Europa.

“Estamos en Bruselas para pedir al Parlamento Europeo que condene al Gobierno de España. A éste y a todos los anteriores. Moralmente y legalmente están obligados. Nos niegan el derecho a la justicia”, señala Chato Galante, portavoz de la la asociación de expresos del franquismo La Comuna, que reitera a modo ilustrativo que los que lucharon por la democracia en España “siguen siendo delincuentes para la Justicia española”.

“Es una ignominia que siga vigente la condena a Lorca, a  Companys, a Miguel Hernández, etc. Mientras que en las calles hay un sinfín de monumentos y calles que rinden homenaje a los sicarios del dictador”, sentencia Galante.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Hazte suscriptor