Venezuela sumida en la guerra civil

Por Atilio Borón

Y esto es así porque lo que está en juego no sólo es la Revolución Bolivariana; es la misma integridad nacional de Venezuela la que está amenazada por una dirigencia antipatriótica y colonial que se arrastra en el estiércol de la historia para implorar al jefe del Comando Sur y a los mandamases de Washington que acudan en auxilio de la contrarrevolución.

Por Atilio Borón

Siguiendo el guión pautado por los expertos y estrategos de la CIA especializados en desestabilizar y demoler gobiernos, en Venezuela la contrarrevolución produjo un “salto de calidad”: del calentamiento de la calle, fase inicial del proceso, se pasó a una guerra civil no declarada como tal pero desatada con inusual ferocidad. Ya no se trata de guarimbas, de ocasionales refriegas o de violentos disturbios callejeros. Los ataques a escuelas, hospitales infantiles y maternidades; la destrucción de flotas enteras de autobuses; los saqueos y los ataques a las fuerzas de seguridad, inermes con sus cañones de agua y gases lacrimógenos ante la ferocidad de los mercenarios de la sedición y el linchamiento de un joven al grito de “chavista y ladrón” son síntomas inequívocos que proclaman a los gritos que en Venezuela el conflicto ha escalado hasta convertirse en una guerra civil que ya afecta a varias ciudades y regiones del país. Si algo faltaba para caer en cuenta de la inédita gravedad de la situación y de la determinación de las fuerzas sediciosas de consumar sus designios hasta sus últimas consecuencias el emblemático incendio de la casa natal del Comandante Hugo Chávez Frías pone doloroso fin a cualquier especulación al respecto.

Sería ingenuo y suicida pensar que la dinámica de este enfrentamiento, concebido para generar una devastadora crisis humanitaria, puede ser otra cosa que el prólogo para una “intervención humanitaria” del Comando Sur de Estados Unidos. Esta amenaza exige de parte del gobierno bolivariano una respuesta rápida y contundente, porque a medida que pase el tiempo las cosas irán empeorando. El patriótico y democrático llamado del presidente Nicolás Maduro a una Constituyente sólo sirvió para atizar la violencia y el salvajismo de la contrarrevolución. La razón es bien clara: esta no quiere una solución política de la crisis que ella misma ha creado. Lo que pretende es profundizar la disolución del orden social, acabar con el gobierno chavista y aniquilar a toda su dirigencia, propinando un brutal escarmiento para que en los próximos cien años el pueblo venezolano no vuelva a tener la osadía de querer ser dueño de su destino. Los intentos de acordar con un sector dialoguista de la oposición fracasaron por completo. No por falta de voluntad del gobierno sino porque, y esa es la ominosa realidad, la hegemonía de la contrarrevolución ha pasado, en la coyuntura actual, a manos de su fracción terrorista y esta es comandada desde Estados Unidos. En Venezuela se está aplicando, con metódica frialdad y bajo el permanente monitoreo de Washington, el modelo libio de “cambio de régimen”, y sería fatal no tomar conciencia de sus intenciones y sus consecuencias. El gobierno bolivariano ha ofrecido en innumerables ocasiones el ramo del olivo para pacificar al país. No sólo su oferta fue desechada sino que la derecha golpista escaló sus actividades terroristas. Ante ello, la única actitud sensata y racional que le resta al gobierno del presidente Nicolás Maduro es proceder a la enérgica defensa del orden institucional vigente y movilizar sin dilaciones al conjunto de sus fuerzas armadas para aplastar la contrarrevolución y restaurar la normalidad de la vida social. Venezuela es objeto no sólo de una guerra económica, una brutal ofensiva diplomática y mediática sino que, ahora, de una guerra no convencional que ha cobrado más de medio centenar de muertos y producido ingentes daños materiales. “Plan contra plan”, decía Martí. Y si una fuerza social declara una guerra contra el gobierno se requiere de éste una respuesta militar. El tiempo de las palabras ya se agotó y sus resultados están a la vista.

Y esto es así porque lo que está en juego no sólo es la Revolución Bolivariana; es la misma integridad nacional de Venezuela la que está amenazada por una dirigencia antipatriótica y colonial que se arrastra en el estiércol de la historia para implorar al jefe del Comando Sur y a los mandamases de Washington que acudan en auxilio de la contrarrevolución. Si esta llegara a triunfar, ahogando en sangre al legado del Comandante Chávez, Venezuela desaparecería como estado-nación independiente y se convertiría, de facto, en el estado número 51 de Estados Unidos, apoderándose mediante esta conspiración de la mayor riqueza petrolera del planeta. Sería ocioso detenernos a elaborar el tremendo retroceso que tal eventualidad tendría sobre toda Nuestra América. Queda muy poco tiempo, días apenas, para erradicar esta mortal amenaza. La absoluta y criminal intransigencia de la oposición terrorista cierra cualquier otro camino que no sea el de su completa y definitiva derrota militar. Desgraciadamente ahora le toca hablar a las armas, antes de que, como dijera en su tiempo Simón Bolívar, el chavismo tenga que reconocer que también él ha “arado en el mar” y que toda su esperanzadora y valiente empresa de emancipación nacional y social haya saltado por el aire y desaparecido sin dejar rastros. No hay que escatimar esfuerzo alguno para evitar tan desastroso desenlace.

4 Comentarios
  1. EL PRINCIPAL CAUSANTE DEL MAL, EN ESTOS MOMENTOS, DE VENEZUELA ES LA DIRECCION CHAVISTA DE CARACTER MARXISTA, DE CAPITALISMO DE ESTADO Y DIRECCION CAUDILLEZCA Y DE DESPRECIO A LAS BASES POPULARES Y REVOLUCIONARIAS……Hoy me estoy dando cuenta, y respondiéndome el por qué el nazi-fascismo de Hitler, siendo minoría en la Alemania de finales de los 20 y principios de los 30 del siglo pasado se logro imponer ante el partido comunista leninista alemán, que era un partido de masas y a la socialdemocracia, partido de masas también y en gobierno; su vanguardia minoritaria pero aguerrida se apodero de las calles y el paquidérmico partido leninista no respondió disputándole las calles palmo a palmo, tolete a tolete, aquellos nazis arrinconaron a las mayorías y dieron un putsch y se apoderaron del país, lo demás es historia. Igualmente he leído los artículos de los hermanos anarquistas de kaos en la red, de cómo respondió el anarquismo al golpe fascista de Franco el 18 de julio de 1936, tomando las calles y organizando los comités de defensa, en los barrios, fábricas, etc., (Esto lo logra el anarquismo por el carácter horizontal, no vertical, federal, no caudillezco de organización) que obligaron a los fascistas a ir a una guerra civil que si no es por el apoyo logístico y armamentístico de Hitler y Mussolini y el hecho que el gobierno de la republica influenciado por los soviéticos desarmo a las milicias anarquistas y constituyo un “comando único”, vertical que le facilito a Franco la victoria, a pesar del heroísmo épico del pueblo español y en especial de Madrid. Hoy tenemos en Venezuela, en nuestro caso, en una ciudad del interior de la republica, donde vivo tenemos varios días sin gas y sin gasolina porque los guarimberos (4 pedazos de locos, ya hoy armados y en alianza con la delincuencia común, les han dado mucha cancha), los tienen amenazados con incendiarlos, asimismo el CLAP, va va para dos semanas que no llega por las acciones de sabotaje de los guarimberos de derecha, hay que gente que quiere salir a frentear a los guarimberos, pero la dirección burocrática y caudillezca del PSUV y del estado, no solo se lo impide sino que los reprende, inclusive han reprimido y amenazado y son buscados algunos de los denominados malamente “colectivos”….EL EJERCITO Y LA POLICIA, AMBAS BURGUESAS, SON INCOMPETENTES PARA COMBATIR A ESTOS GUARIMBEROS, POCOS PERO VERSATILES SIN COMANDOS BUROCRATICOS Y VERTICALES, ESTAN BIEN PAGOS Y APOYADOS Y SOBRE TODO CON ESPERANZADORAS Y APETITOSAS OFERTAS, UNA VEZ “DERROCADO MADURO”; PARA COMBATIRLOS SE REQUIERE UNA FUERZA MILITAR CON PRESENCIA PERMANENTE EN LOS BARRIOS EN LAS CALLES, A LA POLICIA Y AL EJERCITO BURGUES SU ESTRUCTURA BUROCRATICA Y CONSERVADORA NO SE LO PERMITE, ES INSUFICIENTE E INCOMPETENTE SE REQUIRE UNA FUERZA MILITAR POPULAR DEL BARRIO, DE LA CALLE….No sé que está esperando Maduro para habilitar las milicias y convocar al pueblo a las armas para restablecer no solo el orden público, sino aprovechar esta coyuntura para no detenerse solamente en el aspecto del restablecimiento del orden publico sino aprovechar la coyuntura para profundizar la revolución y proseguir a tomar las mejores tierras del país para empezar a sembrar y criar y buscar el auto sostenimiento (Soberanía alimentaria), apoderarse de las principales fabricas y ponerlas a producir para el país así como crear nuevas fabricas y empresas, ya que las existentes son insuficientes para la autonomía industrial, apoderarse del comercio, etc., etc.….No sé que espera Maduro, ahí está con una tal “constituyente” que es una entelequia en un momento tan critico…Que lo sepa el mundo, no es que el socialismo no sea viable en Venezuela y el resto de Nuestramérica sino que hemos tenido a una dirección traidora e incompetente, definitivamente los revolucionarios debemos abandonar al marxismo y todas sus variantes como teoría de la revolución; el anarquismo es más idóneo para combatir al imperialismo anglosajon-franco, no solo es más radical sino mas dinámico, ante un imperio que ha demostrado ser heterodoxo y ha adoptado las formas de lucha subversivas de la izquierda, como la guerra de guerrillas del che Guevara para derrocar gobiernos no dóciles y/o disidentes.

  2. Lo que hay que hacer es trabajar para mejorar la vida de TODOS losVenezolanos sin excepcion mientras tanto no hay solucion Poneros las pilas politiquillos sinverguenzas

  3. Lo que hay que hacer es “barrer” a la “deposición” apátrida y mercenaria de la 4a. República, que no entiende de paz ni de búsqueda de mejor vida, se limitan a obedecer a sus jefes yanquis y a cobrar por destrozar a nuestro país para luego venderlo a precio de “gallo muerto”. Recuerdo en este momento una frase del guerrero de Bronce, Antonio Maceo, citada por el inmortal Fidel, nuestro entrañable maestro, que reza así: “Quién pretenda apoderarse de Cuba, recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la demanda” . Sólo hay que cambiar la palabra Cuba por Venezuela y vale la misma sentencia. Mientras haya un hombre o una mujer Chavista y somos mayoría, no podrán los mercenarios profanar el legado de nuestro líder Hugo Chávez y la patria sobrevivirá a los atentados del depredador criminal del norte y a los títeres sin patria ni rumbo.

  4. René Carl dice:

    Me parece increíble que queden chavistas en Venezuela, aún después de casi dos décadas de Chávez-Maduro, en que Venezuela,el país dueño de un quinto de las reservas mundiales de crudo, fue favorecida con la bonanza petrolera, un enorme aluvión de divisas, una riqueza sin precedentes, la oportunidad más clara en la historia de toda de Latinoamérica para alcanzar el desarrollo, hoy no queda nada,……. !Absolutamente NADA !

    Hoy hay países árabes, emiratos petroleras, gobernados por jeques, si los mismos que cambian mujeres por camellos y a sus hijas por rebaños dé cabras, incluso ellos invirtieran para asegurar el bienestar de sus pueblos, pero los lideres del PSUV que gobernaron Venezuela solos y sin balance alguno, durante toda la bonanza petrolera, no dejaron nada para su pueblo, todo fue malgastado ,robado y defraudado a sus verdaderos dueños el pueblo venezolano, en países más serios, con justicia verdadera por desfalcos mucho menores han caído presos los responsables.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS