USA : guerra de clases

Por Iñaki Urdanibia

Si B.Traven, bajo uno de sus múltiples seudónimos, Ret Mahut, editaba la revista Der Ziegelbrenner ( el fabricante de ladrillos) para referirse a la materia para la construcción de una nueva sociedad, o la contundente arma contra el enemigo de clase…aquí nos las habemos con no pocos fabricantes de

Por Iñaki Urdanibia

Donde hay opresión, y explotación, hay resistencia, y alcanzados ciertos niveles la escena parece verse invadida por un todo vale, en la que no se escatiman medios para alcanzar el fin perseguido por parte de los contendientes: así quienes son los dueños de los medios de producción y sus lacayos no se cortan y recurren a todo tipo de medios, desde la represión pura y dura de la dócil policía, a los sindicalistas amarillos ( casi mejor decir marrones por el color de la…) creados ad hoc para contrarrestar las luchas, pasando por los chanchullos judiciales y la máquina de agitprop, ofrecida por los serviles periódicos, vertiendo mentiras sin cuento en contra de los líderes obreros y de quienes luchan y se movilizan…el denominador común: acabar con las luchas y aniquilar a quienes las sostienen; por el otro lado, quienes son golpeados por la explotación salvaje y por los zarpazos represivos recién mentados, se defienden, resisten o, en algunos casos, pasan a la ofensiva sin reparar en las armas a utilizar, cuando las circunstancias les obligan a responder con dureza a la dureza extrema a la que son sometidos.

De todo esto habla un libro que es una bomba, que da cuenta de importantes hitos en el camino de la emancipación, un potente explosivo que consta desde el mismo título: « Dinamita. Historia de la violencia de clases en Estados Unidos, 1928-1934 » , su autor Louis Adamic, obra editada por La Linterna Sorda. Decía del libro, Sinclair Lewis, Nobel de literatura en 1930: « Si esta obra no tuviera unas ventas enormes sería una desgracia para el país entero. Ningún libro ha explicado tan bien por qué el movimiento obrero norteamericano ha sido tan violento…».

Con la cuidada presentación y las debidas fotografías e imágenes, como es marca de la casa en el caso de la editorial madrileña, somos puestos al corriente de unos tiempos de luchas en aquellos años en los que se iba asentando la civilización industrial en el norte americano. Nombres propios, de los protagonistas de diferentes combates, de hechos que marcaron la historia y cuya huella todavía perdura en ciertas celebraciones, casos de (in)justicia burguesa clamorosa, manejos turbios urdidos por la patronal recurriendo a los bajos fondos y a las cloacas del estado, el monstruo más frío entre los monstruos fríos que dijese Nietzsche. Una ejemplar muestra de historia social, que ha servido para dar cuenta de unas luchas y para servir de inspiración a diferentes intelectuales contestatarios del presente como Noam Chomsky u Howard Zinn, texto intenso, y me atrevo a decir trepidante, cuyo autor fue un entregado luchador, nacido en Eslovenia en 1898, detenido ya a temprana edad de trece años por luchar, en las finas nacionalistas ( sí “nacionalistas”) contra el dominio del imperio austro-húngaro: huyendo de la represión un año después se trasladó a Estados Unidos en donde trabajó en diferentes ocupaciones; trabajos que compaginaba con el compromiso y con la escritura debido a lo cual el FBI no le perdía el rastro. Su voz contracorriente con respecto a los valores de las clases dominantes, hizo que viviese marginado hasta su muerte en circunstancias extrañas; la versión oficial habló de suicidio, si bien todos los indicios hacen pensar que el tiro que puso fin a su vida fue disparado por los enemigos de sus radicales e inequívocos posicionamientos políticos.

El libro, publicado originalmente en 1931 y revisado y ampliado por el autor en 1934, es traducido por primera vez en castellano, nos relata momentos estelares de la lucha, de los duros enfrentamientos, de hechos luctuosos que dieron lugar a conmemoraciones que duran hasta hoy ( día de la mujer trabajadora, primero de mayo…), del mismo modo que conocemos detalladamente algunos juicios-farsa, algunos sindicatos-trampa que servían a la patronal en vez de a los obreros de los que se reivindicaban, en flagrantes casos de travestismo. Imposible dar cuenta detallada de todo lo que se nos narra, con ritmo trepidante a lo largo de las quinientas páginas de este libro que no da tregua ni momento de reposo; avanzamos por la cresta de las olas de la lucha, del combate feroz y de las chispas y explosiones que acompañan al enfrentamiento en aquellos años en que la revolución industrial se asentaba en el país de la barras y estrellas.

Y allá nos encontramos con los primero llegados al nuevo continente, momentos en los que la búsqueda de trabajo primaba sobre la solidaridad entre iguales. Llegaremos a la fecha clave de 1860, en que se da de manera creciente el asentamiento del capitalismo triunfante con su revolución industrial, lo que lleva emparejada la lucha y el florecimiento de organizaciones obreras ( justicieras) como el caso de los Caballeros del Trabajo, que reunía a obreros irlandeses, y que no se cortaba a la hora de cortar cabezas – es un decir- de los patronos. Huelgas salvajes, el primer sindicato de los ferrocarriles, asistimos a la voladura del Times, por los McNamara y colegas , o el surgimiento del gomperismo ( nombre debido a su fundador Samuel Gompers) con su AFL, que de ser un grupo de dinamiteros pasaría a convertirse en un órgano en manos de la patronal, encargado de servir de freno a las luchas y a los sectores más combativos. Somos puestos al corriente de la huelga Textil de Lawrence, con una movilización de veinte mil mujeres, en 1912, y el incendio de la fábrica que hoy en día se conmemora, el 8 de marzo como día de la mujer trabajadora, o la movilización que se realizó el 1 de mayo en Chicago, con casos salvajes de represión, tortura de los detenidos , ocho anarquistas de los cuales cinco fueron condenados a muerte,…como queda dicho: asesinatos de líderes obreros y mujeres sindicalistas, con especial atención al sonado caso de Sacco y Vanzetti, en 1927, su juicio y su condena mortal…y muchas cosas y casos más, que marcaron la historia del momento y del futuro, como la honda huella de la mítica IWW en no pocas luminarias del activismo, el arte, etc., agitación narrada que no da tregua a quien se acerque a este libro, de más de quinientas páginas, que no es un libro sino que es pura DINAMITA.

Para que podamos seguir informando colabora con el crowdfunding de Kaosenlared

-->
COLABORA CON KAOS