Una organización ultraespañolista denuncia al portavoz del sindicato de docentes USTEC-Ste’s de Catalunya por delitos de odio y sedición

Por Kaos. Països Catalans

La asociación ultraespañolista “Hablamos Español”  ha presentado ante la Fiscalía de Catalunya una denuncia contra el portavoz del Sindicato USTEC-Ste’s de Catalunya, Ramón Font, por delitos de odio y provocación a la sedición.

Sociedad Civil Catalana, Hablamos Español… la proliferación de entidades aparentemente de la sociedad civil que defienden el españolismo en tierras catalanas está en auge. Hablamos español (el nombre ya es en sí lo bastante elocuente), organización constituida en julio a nivel estatal (apoyada por conocidos ultraespañolistas como la organización Somatemps o Fernando Savater), vuelve a mostrar cuales son sus señas de identidad y sus intenciones con la denuncia del portavoz de la USTEC – Ste’s, sindicato mayoritario en la enseñanza pública catalana, por “delito de odio” (el más socorrido en los tiempos represivos actuales: se cuentan por centenares las denuncias a usuarios de las redes sociales, profesores, manifestantes…),  además de los de “provocación a la sedición”. Parece evidente que la creciente acción represiva del aparato del estado (gobierno, policía, jueces…), el “a por ellos” exacerbado con la situación catalana, tiene su complemento en este tipo de organizaciones paraestatales.

 

La asociación ultraespañolista “Hablamos Español”  ha presentado ante la Fiscalía de Catalunya una denuncia contra el portavoz del Sindicato USTEC-Ste’s de Catalunya, Ramón Font, por delitos de odio provocación a la sedición.

Según ha informado este jueves la asociación en un comunicado, solicitan la investigación de unos hechos que consideran “discriminatorios” ya que “atacan al modelo de convivencia y amenazan los valores del pluralismo, la tolerancia y el respeto de las diferencias, más aún cuando tienen por destinatarios menores de edad”.

Los hechos denunciados hacen referencia a unas declaraciones que Font hizo el pasado 8 de noviembre, día de la “huelga de país”, cuando el presidente de la Unión Sindical de Trabajadores de la Enseñanza de Catalunya (USTEC-STEs) aseguró que “no daremos clases en castellano, no nos podrán obligar, no nos someterán”.

Algunas de las entidades integrantes de Hablamos Español (nótese la presencia de las ultraespañolistas Sociedad Civil Catalana, Somatemps, Plataforma 12 de Octubre…)

 

Según la asociación, Ramon Font, también advirtió que “no renunciaremos a hablar de política en los centros educativos, porque es nuestra función, es nuestro trabajo”, declaraciones que, para la asociación Hablamos Español, “podrían suponer una conculcación de los derechos lingüísticos de alumnos y padres” y podrían ser interpretadas como “una intención de adoctrinar y señalar a aquellos que no estén conformes con el proceso de secesión”.

Hablamos Español señala que, Ramón Font también “incita a no reconocer la autoridad de quienes son, tras la aplicación del artículo 155, las legítimas autoridades educativas de Catalunya y, por lo tanto, superiores jerárquicos de los profesores”.

La asociación denuncia los comunicados en favor del referéndum ilegal del 1 de octubre y de los actos protagonizados por los miembros del Gobierno de la Generalitat que alberga la página web de (USTEC-STEs) y el hecho de que Font se mostrase partidario de utilizar los colegios para celebrar el referéndum y sugerir, según Hablamos Español, “que los niños podrían servir de escudos frente a posibles intervenciones policiales” (sic).

Hablamos Español ha incluido estas declaraciones y comunicados en la denuncia porque consideran que podrían ser constitutivos de un delito de provocación a la sedición y de un delito de odio previsto y penado en el Código Penal.

 

Fuente: Agencias.

 

-->
COLABORA CON KAOS