Publicado en: 10 octubre, 2018

Ultraderecha en Brasil: “lo más preocupante no son las figuras en sí mismas, sino que haya público para eso” (Audio)

Por RNMA

El doctor en ciencias políticas de la Universidad de Sao Paulo Gonzalo Berron analizó en el Enredando las Mañanas el panorama cuyo desenlace no distó del pronosticado.

Con el 46% de los votos, el exmilitar, conservador, machista, homofóbico y xenófobo Jair Bolsonaro (PSL) se impuso en las elecciones presidenciales de Brasil e irá a segunda vuelta contra su principal opositor, Fernando Haddad (PT), quien obtuvo el 29%. El jueves previo a los comicios, el doctor en ciencias políticas de la Universidad de Sao Paulo Gonzalo Berron analizó en el Enredando las Mañanas el panorama cuyo desenlace no distó del pronosticado.

AUDIO descargar

El politólogo comenzó refiriéndose a la masiva manifestación bajo el lema Ele Não (Él no): “mujeres mayoritariamente fueron a la calle para decir que no quieren a Bolsonaro como presidente; fue transversal, fueron representados varios partidos” y explicó que “a partir de ahí se inició una especie de guerra sucia de parte de Bolsonaro, caricaturizando la manifestación de las mujeres, utilizando una serie de noticias falsas, de fotos muy fuertes de cosas que habían pasado en otro momento y que no son de este contexto electoral”, utilizando como herramienta principal las redes sociales. “Ahí es donde entra un electorado conservador, vinculado a las iglesias evangélicas, donde cuestiones como el matrimonio igualitario, los derechos de las mujeres, el aborto y cuestiones así no permean de ninguna forma; es un terreno fértil para estas provocaciones de derecha, que le dieron resultado por cierto”, dijo.

Gonzalo Berron comparó a Bolsonaro con Aldo Rico como para tener un parámetro local: “son ex militares que vienen a la política cargando sus valores conservadores extremos, hacen de eso su iniciación a la política; lo más preocupante no son las figuras en sí mismas, sino que haya público para eso, porque lo que se está revelando es el carácter conservador de una parcela importante de la sociedad brasilera, donde este tipo de ideas calan”. Para él, “el personaje no gana volumen sino en un contexto en el cual esas cosas pueden llegar a funcionar, eso es lo más preocupante, cómo después de 14 años de un gobierno progresista, en vez de tener una sociedad más tolerante y amplia tenemos una sociedad que ha reaccionado mal a los beneficios que ha tenido y es ciertamente ingrata o reacciona de forma muy egoísta, preocupándose solamente por sus intereses”.

Acá hay un debate enorme sobre religión en la sociedad brasilera, sobre todo porque hay un crecimiento enorme de la religión evangélica, son corrientes de diversos credos evangélicos”, detalló Berrón y luego agregó: “es una nueva realidad; nosotros hemos hecho estudios y hay una distancia entre lo que son las lideranzas y lo que pregan los líderes y los fieles, porque los líderes tienen una prédica que es extremadamente conservadora, cuando uno va bajando en los fieles eso va bajando un poco, pero puede ser activado a cada rato y en momentos cruciales; como hay una señalización muy fuerte por parte de los líderes religiosos, el bloque evangélico manifiesta su bancada y hay una influencia muy fuerte” y remarcó que “Bolsonaro es evangélico, no es católico”.

Ya sobre el final, y sobre la principal competencia para el ultraderechista, con quien competirá en segunda vuelta, el politólogo expresó: “para mí la fórmula del PT fue muy acertada, eso no fue el problema, el problema fue el antipetismo salvaje que existe desde el 13 o 14, sobre todo después de junio que quedó evidenciado y fue liberándose en forma creciente; el gran problema que tiene hoy el PT es como lidiar con ese antipetismo, que es muy duro, que no es fácil de disolver, que es de mucha rabia y que es alimentado por esa campaña sucia de Bolsonaro y un tsunami de noticias falsas, videos, memes, ese es el gran dilema”.

.

https://rnma.org.ar/index.php?

 

COLABORA CON KAOS