Títeres y “apología del terrorismo”: la ficción y la farsa -democrática- estaban fuera

Por Pedro Antonio Honrubia Hurtado

Empezaré con unas palabras, breves pero contundentes, que, considero, cualquier persona que tenga, de verdad, una mínima sensibilidad democrática y de respeto a los derechos humanos, sociales y civiles, podrá entender: Un estado en el que meten gente en la cárcel por hacer una función de títeres no puede ser considerado una democracia. JAMÁS. Solo los […]

Empezaré con unas palabras, breves pero contundentes, que, considero, cualquier persona que tenga, de verdad, una mínima sensibilidad democrática y de respeto a los derechos humanos, sociales y civiles, podrá entender: Un estado en el que meten gente en la cárcel por hacer una función de títeres no puede ser considerado una democracia. JAMÁS.

Solo los estados con leyes totalitarias que permiten semejantes atrocidades pueden hacer cosas así.

Por muy duro o inapropiado que fuese el contenido de lo expuesto en la función, no dejan de ser títeres, sátira, ficción, arte. Por muy obscenas que sean las escenas, por mucho que atente contra la moral y la decencia establecida, insulte, ataque o provoque, es una mera representación que no supone el menor peligro para nadie. Encarcelar personas por hacer una representación de títeres es una abominación que no debería pasar nunca, en ningún sitio. Solo las dictaduras, fascistas o escondidas tras una farsa democrática, que necesitan tener pleno control sobre el pensamiento y la vida de la gente, actúan así cuando ven “peligro” para sus objetivos en la obra en cuestión.

Lo triste, lo penoso, lo lamentable, es ver como el grado de criminalización y represión del “antisistema” llega a tal en esta supuesta democracia “avanzada”, que una parodia que criticaba precisamente la criminalización y los montajes policiales y mediáticos, tal y como han explicado desde el entorno de los detenidos y ahora encarcelados, acabe sufriendo criminalización, montaje policial y mediático. Es la cuadratura del círculo que en una especie de bucle surrealista se refuerza a sí mismo como estado represor de las libertades más elementales y da la razón a los que hacían la obra y ahora mismo sufren las consecuencias de lo que criticaban en ella. Tan mala, provocadora o peligrosa no debía ser la obra (por provocadora que sea en sus contenidos). Los niños que estaban viendo el espectáculo han asistido, de hecho, a su primera gran lección sobre los límites de lo posible en “democracia”. Seguramente algunos de ellos, al crecer, recordad este episodio de su infancia y pensarlo tal cual fue, entenderá muchas cosas de la política y la cuestión del poder en el marco de la España actual y sus maraña de sombras franquistas que se niegan a desaparecer caída la tarde para no volver al día siguiente.

Los artistas ya están camino de la prisión, por obra y gracia de la mano de un juez que entiende que la ficción y el entretenimiento son también un campo de disputa política contra los “enemigos del sistema”, máxime si además puedes fundamentar tu decisión en cuestiones de estado. Ya quedará para siempre en el “imaginario colectivo”, de hecho, que la obra hacía “apología del terrorismo”, cuando, según se ha sabido, es radicalmente FALSO, pues en ningún caso se ensalza o alaba a ningún tipo terrorismo, y ahora cualquiera que se atreva a criticar las detenciones o defender la libertad de expresión o incluso el contenido crítico mismo de la obra, pasará a ser un “defensor de los terroristas” y así todo.

El caso lo ha llevado además un juez de extrema derecha con un oscuro pasado, y si es de gente así de quien depende la decisión de mandar o no a la cárcel a los titiriteros detenidos, tampoco nos vamos a extrañar, a estas alturas de la película, del final. La sombras de Franco siguen siendo muy alargadas.

La democracia es ese sistema en el que si llaman a tu casa a las 6 de la mañana sabes que es el lechero, decían. El mismo en el que se supone que hay suficiente madurez política como para saber diferenciar entre ficción y realidad, entre crítica política y “subversión”, entre peligros reales y peligros creados. El mismo en el que si un policía viene a cortar tu obra de títeres no es buena señal, pero no acabarás en la cárcel. La obra representaba una legítima crítica contra las campañas represivas del estado contra activistas políticos “disidentes” y los habituales métodos de criminalización y creación de acusaciones “ad hoc” que se suelen utilizar. ¿Adoctrinamiento cuando se pasa a niños? Puede ser si alguien se quiere poner muy puntilloso, pero en ningún caso delito. Otras de las escenas que se ven en la obra pueden ser cuestionables para mostrar a un público infantil o no, pero, desde luego, no son para que nadie vaya a la cárcel por ello. Cualquier demócrata que se precie de serlo debería tener esto claro. Y desde luego una pancarta, sacada en un contexto de la obra no como afirmación sino como elemento de guión para mostrar las estrategias habituales que se suelen usar contra determinados colectivos, con un lema inexistente en la realidad (“Gora ALKA-ETA”), y que no es más que juego de palabras para evidenciar unas intenciones discursivas que se integran en el mensaje de la obra y lo visualizan, con su interpretación correspondiente, de cara al espectador, no puede ser apología de absolutamente nada. Es crítica teatral.

Sometemos a nuestros hijos e hijas a horas y horas de televisión con su correspondiente ideología consumista-capitalista que les dice que valen por lo que tienen, los valores éticos y estéticos que deben tener, que para ser alguien en la vida tienen que comprar, consumir, ser más que los demás en tener las mejores marcas o los mejores teléfonos, un buen coche, y demás mierdas que les hacen polvo la cabeza, pero si alguien se le ocurre convertir una obra de títeres en una obra con crítica social y con una ideología “antisistema”, se forma el escándalo mayor. Cuanta hipocresía. Desde luego, a los responsables de los electroduendes y la bruja avería hoy los llevarían a los tribunales seguro. Es alucinante. Antes de hablar sobre adoctrinamientos y malos mensajes para ser visionados por nuestros hijos e hijas, revisar las mierdas que ven vuestros hijos e hijas a diario, con vuestro consentimiento, aceptación y complicidad, en sus televisiones, y si de verdad os preocupa que no les entre ni mierda ni ideología en la cabeza, no dejar que la vean por lo menos hasta que no cumplan los 18. Hipócritas.

Pero parece además que la incapacidad para defendernos de tales acusaciones que nos genera el miedo que han logrado instaurar con su represión y criminalización sostenida, nos tienen de rodillas ante quienes desde el poder siguen aplaudiendo, alentado y haciendo posible que ocurran estos hechos, por mero interés de explotación política y electoral. Vale que llegar al gobierno de lo que sea no es llegar al poder, pero qué menos que utilizar esos espacios conquistados para ponernos de pie y no permitir que nos sigan pisando con la bota fascista en la cabeza. Qué menos que seamos capaces de no caer en sus prácticas y no reprimir y criminalizar al “disidente”. Una función de títeres, en carnaval, no puede acabar con nadie en la cárcel por representar una obra, pero mucho menos puede acabar con los artistas siendo criminalizados y amenazados con ser denunciados penalmente por quienes se dicen “gobierno del cambio” y llevan a gala estar al lado de las personas y no de la “casta” y sus intereses. Es todo un contrasentido: ¿qué cambio queremos si a las primeras de cambio actuamos como ellos y validamos con ello sus leyes más represoras y sus modos de actuar más totalitarios? Sin luchar por la libertad y el fin de las improntas franquistas que siguen moviendo los hilos de la política y el orden jurídico en el estado español, no hay cambio posible. La única forma posible de luchar contra ellos es no ser como ellos.

Pensaba, de hecho, que uno de los objetivos centrales de la “nueva política” era acabar con esa impronta fascista que subyace en el estado, sus leyes “políticas” y su institucionalidad. Que la famosa segunda transición de la que tanto se habla ahora -con razón- iba en buena parte de eso: de superar aquella herencia que el espíritu de Franco nos dejó, con la presión de las pistolas encima de la mesa, en nuestro ordenamiento jurídico y nuestra institucionalidad. Cuando veo personas que hasta hace poco, muy poco, se hubieran indignado ante lo sucedido, salir ahora raudos a condenar a los chavales, comprar de lleno la información deformada y falaz que sueltan los medios del régimen, esos mismos que los atacan día sí y día también con esas mismas calumnias y falsedades, sin esperar antes a conocer el fondo de la cuestión y la verdad de los hechos, y ponerse del lado de quienes encarcelan a personas por hacer una obra de títeres “polémica” en la calle, pienso: No, esto no era, no. El poder hay que conquistarlo, no dejar que nos domestique y nos convierta en sus vasallos. De lo contrario somos ellos.

Aquí no hablamos ni de estrategia política ni de batalla por condicionar el discurrir del discurso hegemónico cotidiano, ni de relatos políticos a construir para ganar apoyos electorales a fin de asumir responsabilidades que permitan hacer política desde las instituciones, aquí hablamos de cosas muy serias en las que se expresa el sentido mismo de la “democracia” y el propio modelo de estado en el que queremos vivir: o te sitúas del lado de los que de verdad quieren dejar atrás las improntas totalitarias y fascistas del estado español y trabajan, desde donde estén, para lograrlo, o estás del lado de los que se suben a la ola de esas improntas y se dejan llevar por ellas incluso aunque acabe por ahogarlos y convertirlos en una especie de sombra de lo que un día, no tan lejano, dijeron ser.

Y quien no esté preparado para asumir la presión que supone estar en política en un contexto como el actual, que se vaya a su casa, pero que no se entregue de rodillas y humillado cada vez que desde cualquier ámbito cargan contra ellos. Que no se deje vencer por el miedo y el clima de terror mediático impuesto por aquellos que manejan el poder y se niegan a ceder ni un centímetro de espacio en él.

Recuerden siempre y en todo lugar que estén: la solidaridad es la ternura de los pueblos. 

27 Comentarios
  1. PROHIBIDO REPRESENTAR A LA VACA QUE SE COMIO A GARBANCITO dice:

    En realidad la vaca del cuento era una peligrosa terrorista que apologizaba el canibalismo.

  2. ¿y el lobo de caperucita? dice:

    Tras matar a la abuela y engañar a la pobre niñita para devorarla también, ¿no estamos ante un caso de maltrato infantil por perturbar psíquicamente a los niños?
    No hay duda, ese cuento también debería ser retirado de todas la librerías y detener a quienes lo difunden.

    • bustiello dice:

      Precisamente ahora que no tenemos terrorismo en España da la impresion que alguien quiere que renazca otra vez provocando sitiaciones e interpretaciones estupidas a causa de unos titiriteros.Ademas solo una,quien los detuvo ,el juez o el expolicia con un pasado un poco oscuro.

  3. lois dice:

    buf madre mía qué país.. me recuerda lo de boadella cuando la torna.. puro franquismo .. si “democrático”… gracias por este articulo

  4. ¡dios mío, ahora lo he comprendido todo! dice:

    En realidad los Hermanos Grimm era apologetas del terrorismo. ¿Qué podemos pensar ante ese personaje suyo maligno de la bruja que atraía a los niños con el cebo de la casita de chocolate, para engordarlos y después comérselos? ¿Cabe mayor muestra de sadismo?

  5. mensaje subliminal dice:

    El ogro que sale en El gato con botas ¿no es una clara anticipación inductora de la Operación Ogro?

  6. lois dice:

    Por cierto el País mantiene este titular.. “Prisión para los titiriteros de Madrid que exhibieron la pancarta de ‘Gora ETA” o sea ni lo del juez vale ya que explica el cartelito de mas arriba…en fin ..

  7. ¡detengan de una vez a esos enanitos! dice:

    Está claro que saben mucho más de lo que aparentan en relación con el coma o envenenamiento de Blancanieves, y en realidad son también unos terroristas… o algo peor:

    https://www.youtube.com/watch?v=bF6j_yMAYU8

  8. Gora alba-ETA dice:

    Fachas hijos de Puta

  9. AntiasesinoscorruPPtos dice:

    Gora peperosenlacárcel-ETA(siglas de Españolitos de la Taula asquerosa), ahora que me digan que enaltezco el terrorismo cuando los ladrones peperos de la operación taula de Valencia deberían estar en la cárcel si este país hubiera una democracia real y no una peperocracia de criminales y se dedican a encarcelar a titiriteros jajajja mientras los peperros siguen robando millones y millones cada día y provocando la muerte de miles de personas al desaparecer ese dinero público robado por recortes en sanidad, ¿quiénes son los verdaderos asesinos?.

  10. carabdul dice:

    Te admiro mucho San Juan por eso sab,ia que mas pronto que tarde te ibas a dar la ostia con los del “gobierno del cambio”

  11. Pablo Heraklio dice:

    Menos hacer coñas, que esto es serio. Que los facistas infiltrados en las instituciones sean capaces de desplegar semejante dispositivo por dos artistas es un aviso al resto de luchadores de lo que puede pasarles si no se están quietecitos.
    La alusión al libro “Contra la Democracia” indica que cualquier tipo de literatura pueda ser usada como probatoria. Incluídos los coranes.
    Que no se mencione la identificación de los policías indica que la impunidad llega a niveles insoportables.
    Menos Tweets y por favor, un más empeño en atacar al juez Ismael Moreno Chamarro, partidario del tiro en la nuca preventivo. Este hombre tiene que ser destituído.

  12. Cambio? Dónde? dice:

    “Pensaba, de hecho, que uno de los objetivos centrales de la “nueva política” era acabar con esa impronta fascista que subyace en el estado, sus leyes “políticas” y su institucionalidad. Que la famosa segunda transición de la que tanto se habla ahora -con razón- iba en buena parte de eso: de superar aquella herencia que el espíritu de Franco nos dejó”

    Claro, pero es que eso te lo has creído tú (Y a pies juntillas), pero porque lo creyeras no iba necesariamente a pasar. Algunos tenemos clarísimo que la “nueva política” es un CAMELO GORDO

  13. Ana dice:

    Gora Alka Tea significa “Viva el Alcalde”. También te someto esta consideración para que veas si están o no manipuladas nuestras opiniones: en los 50 años de su existencia, Eta mató a 829 personas (fuente: Ministerio del Interior). Por contra, desde 2001 a 2015 han muerto 864 mujeres (Fuente, reportaje monográfico de El País) asesinadas por sus parejas -es decir, en 14 años. Sin embargo, siguen haciendo anuncios que propician ese comportamiento, siguen echando en horario infantil películas donde se pega, maltrata, despersonaliza y trata de forma indigna a las mujeres; la publicidad fomenta el desempoderamiento femenino. Los chistes machistas muchísimos y muchisimas los consideran graciosos. Burlarse de las niñas en los colegios se considera normal por muchos. etc etc, todo esto tú ya lo sabes. ¿Porqué nadie se indigna con eso?¿porqué no meten en la carcel a los directores de las cadenas que emiten esas películas, a los promotores de márketing que crean esa publicidad? Yo te lo diré: porque ETA mataba a gente poderosa y afín al sistema. Las mujeres, en cambio, somos mierda. Un abrazo fuerte.

  14. Santi B. dice:

    Del 5:30″ al 7:30″. El Punch and Judy tradicional británico, con el apaleamiento de un policía y el ahorcamiento de un juez. Esto desde el siglo XVI, en elq eu se quemaba gente por blasfemias etc. Que yo sepa nunca represaliaron a nadie por representarlo. El Don Cristobal con sus diferentes versiones (una de Lorca) data en la peninsula por lo menos desde primeros del XIX. Que se sepa nunca fue represaliado ni en tiempos del absolutism, y guarda tambien desde siempre, al igual que otras obras europeas, grandes paralelismos con el Punch and Judy. https://www.youtube.com/watch?v=d6LNQa3a9Cg

  15. lois dice:

    ahora sabemos que habían sido contratados por Ana Botella durante su etapa como alcaldesa de Madrid y el nuevo ejecutivo lo único que había hecho era “renovar el contrato”, con la misma autorización para niños. era Pedro Corral ???

  16. david dice:

    Debia estar guardado en el cajon de Ana Botella, como las facturas sin pagar a los proveedores,estos del PP son unos, ja ja ja.
    Amos anda, Lois.

  17. Fachas hijos de puta dice:

    Qué miedo me han metido en el cuerpo … Gora …

  18. Octavio Alberola: Solidaridad total con todas y todos los quesufran la represión dice:

    Claro que debemos manifestar de la manera más clara y rotunda nuestra solidaridad con cuantos sufran la represión de parte de las instituciones de esta Democracia (“atada y bien atada” a las instituciones de la Dictadura). Hacerlo es un deber moral; pues al hacerlo defendemos el derecho a la libertad de expresión y de organización y a la práctica consecuente de la objeción de conciencia para denunciar las injusticias de la sociedad de dominación y de explotación que sigue siendo la actual en España y en el mundo.

    Solidaridad total con los titiriteros Alfonso Lázaro y Raúl García; pero también con Nuria, Alfons y demás represaliadas y represalidados por haber sido consecuentes con sus conciencias fundadas en los principios de libertad, iguadad y fraternidad para todas y todos.

  19. 6deos dice:

    Quitad los datos personales de los chavales. Es totalmente innecesario.
    Salú y Libertá

  20. Luis dice:

    Libertad titiriteros. Basta de manipulación. Libertad de expresión. Recogida firmas

    http://www.ellokal.org/libertad-titiriteros-basta-de-manipulacion-libertad-de-expresion/#.VrxKVERb2ae

    salud

  21. Hijos de puta dice:

    Gora ETA hijos de puta

  22. Fernando P dice:

    Apelo a la libertad de expresión y os pido que no borréis este comentario, sino que lo publiquéis:
    Pedro Antonio Honrubia Hurtado dice: “El poder hay que conquistarlo, no dejar que nos domestique”. Sí, eso es lo principal de vuestro mensaje. Y una vez que conquistéis el poder trataréis de domesticar a todos los que no piensan como vosotros, tachándolos de franquistas, fascistas, etc. ¿No os dais cuenta de que vosotros cometéis lo mismo que criticáis?

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS