Publicado en: 14 junio, 2018

Sobre la Soledad y sus formas

Por Sniperwolf

A lo largo del desarrollo de este nuestro siglo hemos acrecentado un miedo irracional a la soledad como nunca antes creo había ocurrido. Compartimos todo, sentimos continuamente la necesidad de contarle al de al lado un poco de tu día a día, tus estados de ánimo y es más; te alimentas de ello.

Unos días atrás hablaba con un amigx sobre el futuro de nosotros de las personas,es decir, aquellas inquietudes que considero que  forman parte del catálogo de angustias vitales-existenciales  de la gente. Entre otras chorradas y que ahora mismo recuerde dijimos:un trabajo, un coche, una casa, salud, una familia, … el miedo a estar solx o dicho de otra manera a la soledad.Podemos definir la soledad como la carencia voluntaria o involuntaria de compañía.

Existe por tanto un miedo casi patológico a sufrir esta carencia afectiva por parte del ser humano. Así considero lo revelan las actuaciones de hoy en día de las personas. La insistencia permanente como si del cogito ergo sum se tratase de mantenerse continuamente conectado al mundo, a su aprobación, a tratar de estar el menos tiempo posible solx, a formar parte de este rebaño social de charlas baratas y superficiales donde primas tu, tu y nada más que tu. A esta forma de culto basada en la idea irracional del ” tu para mi y yo para ti” por no dejar salir afuera la puta y maravillosa esencia vital que es pensar por ti mismx,  pensar para ti, conocerse a uno mismo, hablar contigo mismo;dicho de otra forma: ser, existir. A esta peculiar forma de unión social  es lo que hoy día llamamos amar;lo llamamos amor. Las relaciones sociales hasta día de hoy ( amor y amistad) cumplen las mismas reglas que las de la  compra  de un bien inmueble por ejemplo:Posesión y propiedad privada.

El nivel de afectividad en un vínculo entre dos personas no es algo que parezca revista la importancia que debiera, es decir, la mera unión cumple per se únicamente una función social;  alejar al individuo de ese banco en aquella calle oscura y fría que te guste más, te guste menos eres tu. Aunque claro, como poder conocerlo.

Lo escrito a partir de aquí son para mi, mis renglones torcidos, mi continua,larga y agridulce reflexión. Uno mismo no es solo una noche, Uno mismo es su vida entera.

Es curioso, semanalmente siempre que escribo en mi agenda el listado de tareas previstas a realizar para esa semana marco dos días de las páginas con una x. Al principio solo lo hacía ocasionalmente, más tarde empezó a convertirse en una costumbre y hoy día me chuto esta mierda dos veces por semana. El marcarlo en la agenda es para recordarme que el resto de días debo ser participe de la gran “interconexión” ( lo quieras o no debes serlo, olvida esa  idea de la casa en la montaña rodeado de paz y armonía. Esa mierda llega a todas partes) Una vez, uno de mis hermanos me dijo : ” prefiero que me tachen de antisocial a tener que conversar con gente estúpida( todos los días pienso aunque sea un segundo en esa frase).

Los días “x” son para mi aquellos  en los que cercano el  horario  nocturno me despido de todo aquello que me conecta o desconecta ( según lo mires): Wifi, charlas telefónicas, cualquier tipo de medio audiovisual etc.

Subo a mi terraza, extiendo cualquier soporte amortiguable para la espalda y me tumbo. Bajo a mi calle, a veces hace un frío increíble, otras es bastante cálida. Me siento en mi banco en el cual solo hay sitio para uno y entonces todo  empieza. Al principio es raro, es como abrirle la puerta a un millón de voces ( tuyas) que quieren decirte algo, llevan queriéndolo hacer hace ya tiempo. Conforme me sentaba la frecuencia de esas voces amainaban, se ordenan, las ordenabas. Tenías que hacerlo.

He vivido hasta día de hoy 27 años y creo que lo más acertado que he podido regalarme ha sido ir hasta mi calle. A veces, nada más tumbarme rompo a llorar, un recuerdo, una frase, una traición, o bien gestos que a día de hoy necesitan de estos días en mi agenda para ser liberados por la decepción y culpa . Es increíble la cantidad de cosas que uno ha vivido, cosas magníficas, mágicas y que nunca más vuelve a recordar. El primer amigo, el primer beso, la primera mamada, aquel estúpido juego, la primera compañera de vida. No entiendo. No alcanzo a entender que hay de divertido ahí fuera como para evitar venir aquí dentro. Antes de todo esto consideraba que había llevado una vida un tanto triste y apática,una novela que pocos querrían leer.Resulto ser al contrario. Tengo tantos recuerdos a los que cada noche doy la oportunidad de salir que a veces parece que volviese a estar ahí. Mi primer día en la Universidad, mi primera calada, mi primera cerveza, Bukowski, kafka, Camus, mi primer orgasmo…

Aquí  también te encuentras contigo mismo, tus virtudes, tu mierda, tus miedos. Esa parte de ti que por temor a ser rechazado rechazas. Todos tenemos esa parte estoy seguro, ese rasgo de tí que cuando te viene a la cabeza fuerzas otro pensamiento para esquivarlo.Creo que una de las cosas más importantes que uno puede hacerse a sí mismo y que lo solo la soledad es capaz de darte es desarrollar el arte de conocerte. Hacer las paces con esa parte de tí, no rechazar algo que en esencia eres tu. Recuerdo que un día en vez de esquivarlo, le invité. Me dije toda mi mierda, todo aquello de mi persona que me producía asco o vergüenza fue nombrado uno a uno. Es algo que encarecidamente recomiendo a cualquier persona, pero añado, es algo que debes hacer a menudo. Los defectos de hoy pueden no ser los de mañana. Es más, conforme lo haces con cierta frecuencia empiezas a darte cuenta de que tienes menos que cuando empezaste.

Hay gente que ha sabido dedicarse el tiempo necesario a conocerse, otros intuyen quienes son y otros no tienen ni las más mínima puta idea. Es bastante triste a mi juicio dedicar una vida entera en querer conocer a otra persona e ignores conocerte ti mismo. Es imposible a mi forma de entender la vida tener una relación próspera, una relación sana sin más aire que el de vuestros alientos, sin soledad.

Entiendo la soledad como una habitación en la que solo puedo entrar yo y en donde comienzo a hablar conmigo mismo sobre mis miedos, mis inquietudes, mis alegrías. Donde ordeno toda mi existencia, mis actos. A veces también tengo que entrar para estar callado, el mero silencio puede ser un gran conservador. Finalmente fruto de todo ese ejercicio mental; de recordar los mejores años de mi vida hasta hoy, de reflexionar sobre los malos ( la experiencia realmente radica en estos) de hacer las paces con esa parte de mí que reprimo, de pensar en las personas que amo ( la vida esconde bajo el fango de mierda una auténtica magia, no te limites  simplemente en querer, ama. Aprende a amar) y de esos ratos de silencio eterno florece lo que podría llamar la experiencia vital. Tú esencia; simplemente Tu. Es increíble la calidad de vida que puede ofrecerte pensarte, dedicarse tiempo.

El verdadero amor solo nacerá de aquellas personas con el valor suficiente a visitar sus propias calles.

” Hubo un momento en donde consideré que yo era mi mejor forma de entretenimiento. Salía de las fábricas y si no podía beber en ellas buscaba un lugar donde nadie pudiera molestarme. No me gustaba la idea de estar rodeado de personas estúpidas que se “estupidicen”entre ellos (Bukowski).

” Conócete a ti mismo y conocerás a los dioses”

 

 

Sniper wolf

COLABORA CON KAOS