Sevilla: Si la vivienda es un derecho ¿Por qué el Estado nos encarcela por reclamarlo?

Por Varios Colectivos

No podemos callar ante la coacción del estado, todas y todos debemos tomar parte en esto y apoyarlos porque solo el pueblo en conjunto podrá denunciar públicamente este abuso y atropello a los derechos humanos.

La mañana de este 16 de febrero se llevó a cabo un desalojo ilegal por parte de la policía a compañeros sin hogar que estaban luchando por una vivienda digna. La policía no solo NO presentó una orden judicial que les permitiera desalojarlos, sino que previamente al desalojo, se produjeron extorsiones por parte de policías secretas y personas vinculadas a movimientos fascistas de Sevilla, quienes provocaron el primer ápice de violencia entre los presentes.
Hubo agresiones por parte de la policía a nuestros compañeros, siendo necesaria su intervención médica inminente.
Fueron trasladados a la comisaría y no supimos nada de ellos, se utilizó “la resistencia a la autoridad” como causa para llevárselos detenidos. Toda la tarde del mismo viernes 16 y el día siguiente completo estuvimos denunciando públicamente la gravedad de la violencia policial que se ha arremetido contra nuestros compañeros, la comunicación con ellos fue mínima.
Hasta el mediodía no supimos que los trasladarían de comisaría al juzgado sobre las 17.30h, y así fue. Desde esa hora hasta las 21h estuvimos expectantes pero esperanzadoras ya que dábamos por hecho que después de declarar ante el juez los sacarían a los 6.
Pero grande fue nuestra desgracia, que a las 21h salió la abogada notificándonos que nuestros 6 compañeros detenidos iban a prisión preventiva por riesgo de fuga debido a desarraigo, es decir, de partida se los criminaliza considerando que no tienen familia ni domicilio (lo cual en parte es mentira).
Es inaceptable la resolución que el juez ha decidido en amparo a las fuerzas de seguridad del estado, tachando de delincuentes a 6 compañeros que solo reivindicaban su derecho a una vivienda digna. Nuestros 6 compañeros NO son criminales, ahora los han convertido en presos políticos, pues de no ser así, el castigo de este sistema judicial represivo no habría sido tan desmedido.
No podemos callar ante la coacción del estado, todas y todos debemos tomar parte en esto y apoyarlos porque solo el pueblo en conjunto podrá denunciar públicamente este abuso y atropello a los derechos humanos.
SI LA VIVIENDA ES UN DERECHO ¿POR QUÉ EL ESTADO NOS ENCARCELA POR RECLAMARLO?
Ahora más que nunca necesitamos todo vuestro apoyo, SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO.
-->
COLABORA CON KAOS