A seis años de la muerte de Samba Martine en el CIE de Aluche

Por Comunicación Migraciones

Tal y como está documentado, al menos en diez ocasiones más durante los 38 días que estuvo encerrada en el CIE solicitó asistencia médica, sin que a pesar de su insistencia se indagaran las razones de su mal estado de salud, claramente perceptible a los ojos de sus compañeras.

Samba Martine nació en la República Democrática del Congo. No sabemos demasiado de su vida, sí que el camino a Europa lo emprendió acompañada de su marido y su hija Binjou, que por entonces tendría unos ocho años. Su destino era Francia, donde vivían unos familiares.

Cuando llegan a Marruecos, y como sucede tantas veces, las familias deben separarse para enfrentar el monstruo de la frontera y así Samba, sola, consiguió llegar en patera a Melilla, donde fue ingresada en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y tras unos meses trasladada a la península e internada en el Centro de Internamiento de Madrid.

Mientras estuvo en el CETI de Melilla se le realizaron dos análisis de sangre, ambos demostraron que Samba era portadora del virus VIH. No hubo medicación, no hubo medidas preventivas, no hubo ni siquiera un informe que acompañara su traslado a Madrid.

Así fue como Samba llegó al CIE de Aluche.

Ya al día siguiente de su ingreso, Samba pidió ir al médico porque se encontraba mal. Tal y como está documentado, al menos en diez ocasiones más durante los 38 días que estuvo encerrada en el CIE solicitó asistencia médica, sin que a pesar de su insistencia se indagaran las razones de su mal estado de salud, claramente perceptible a los ojos de sus compañeras.

Al día siguiente, ante su estado crítico, sin siquiera poder acostarse de los fuertes dolores que le aquejaban y con unas formas totalmente inadecuadas, fue trasladada al Hospital, donde murió a las pocas horas de su ingreso.

ACOMPÁÑANOS EL PRÓXIMO MARTES 19 DE DICIEMBRE

12.00 HORAS. PUERTA PRINCIPAL CEMENTERIO SUR. MADRID
-->
COLABORA CON KAOS