(Robo al pueblo) Los peritos denuncian que el rescate de Bankia ascendió en realidad a 46.000 millones

Por Kaos. Los abusos de la mafia bankaria

Los peritos judiciales Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras no sólo se ratifican en su dictamen de que la salida a Bolsa de Bankia fue fraudulenta debido a que la entidad salió al parqué con las cuentas falseadas, sino que advierten de que el rescate de banco no costó los 22.400 millones de la versión […]

Los peritos judiciales Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras no sólo se ratifican en su dictamen de que la salida a Bolsa de Bankia fue fraudulenta debido a que la entidad salió al parqué con las cuentas falseadas, sino que advierten de que el rescate de banco no costó los 22.400 millones de la versión oficial, sino más del doble, 46.000 millones.

Según publica hoy el diario El Mundo, que cita el informe que los dos peritos del Banco de España han entregado al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, en las propias cuentas anuales de Bankia de 2012 se aprecia que la recapitalización del grupo BFA fue de 24.552 millones “de los cuales aproximadamente 15.500 millones se corresponden a las necesidades del grupo Bankia”.

A esta cifra, juicio de los peritos, habría que añadir la ayuda de la Sareb, que se hizo cargo de los activos inmobiliarios de BFA y Bankia. “Adicionalmente, el 28 de diciembre de 2012, BFA y Bankia transfirieron a la Sareb activos por 22.317 millones (19.467 Bankia y 2.850 BFA) a cambio recibieron bonos emitidos por la Sareb y avalados por el Estado español”, señalan los peritos al respecto. “En definitiva, la nacionalización del grupo BFA/Bankia ha supuesto la concesión de ayudas públicas por una cifra no inferior a los 46.000 millones”.

Los peritos se muestran también muy críticos con la auditora Deloitte, que no incluyó “ninguna alerta ni ninguna advertencia” a pesar de que Bankia salió a Bolsa “sin expresar la imagen fiel de su situación económica y financiera”. También con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que a su juicio “debió ser más rigurosa”.

Agencias/Prensa

COLABORA CON KAOS