Publicado en: 18 Septiembre, 2015

Regresar al método de Marx

Por Por Abdiel Rodríguez

A Carlos Chuez Vivimos en tiempos de crisis, esto dice mucho y no dice nada, es una afirmación genérica que puede llevar a extravíos. El concepto crisis tiene dos connotaciones claves para comprenderlo, a-) hace referencia a decisiones que se tomaron. b-) hace referencia a términos médicos: de enfermedad. De la primera connotación podríamos decir […]

A Carlos Chuez

Vivimos en tiempos de crisis, esto dice mucho y no dice nada, es una afirmación genérica que puede llevar a extravíos. El concepto crisis tiene dos connotaciones claves para comprenderlo, a-) hace referencia a decisiones que se tomaron. b-) hace referencia a términos médicos: de enfermedad.

De la primera connotación podríamos decir que las crisis son el resultado de decisiones que se tomaron, deliberaciones que hacen los grupos de poder, para beneficiarse de ello. Las decisiones las están tomando los banqueros, en ese sentido hay una subordinación a los intereses de ese sector. La segunda connotación guarda referencia a la curación o la muerte de un paciente, hablando en términos hipocráticos. En términos societarios sería la desaparición o recomposición de una formación social. En ambos casos Karl Marx tiene mucho que decir.

Marx emplea un método para el estudio de la “moderna sociedad burguesa” que parte de la “crítica”. Esto es muy frecuente en la tradición alemana (Kant, Hegel y Marx) que ha tenido una enorme influencia en la cultura occidental.

Marx afianzó su método en una primera fase en los Elementos fundamentales para la crítica de la economía política lo que se conoce como los Grundrisse, que luego sistematizó (inconclusamente) junto a Engels en El Capital. Critica de la economía política.

En estos trabajos en particular, Marx volcó todo su esfuerzo al estudio de la moderna sociedad burguesa. En particular “los intereses materiales” y su “modo de producción”.

En los Grundrisse Marx nos habla de “El método de la economía política”,  que parte “por lo real y lo concreto”. Esto se logra partiendo de una abstracción que empiece a tomar en cuenta todos los elementos del modo de producción de la vida material. Llegado a ese momento “habría que reemprender el viaje de retorno”, “sólo entonces el camino del pensamiento abstracto, que se eleva de lo simple a lo complejo, podría corresponder al proceso histórico real”. Sólo así lograremos “la síntesis de múltiples determinaciones…unidad de lo diverso” [1].

Esto último que a veces lo obviamos. Es más fácil uniformar todo. Hay cierto temor a la diversidad. En ese “reemprender el viaje de retorno” Marx nos anima a pensar concretamente sobre problemas concretos. Es decir sobre “individuos reales…y sus condiciones materiales de vida”[2].

Esto muestra la vigencia del pensamiento de Marx, por lo cual vale la pena regresar al estudio de sus textos, encarándolos-contextualizándolos con el hoy.

Abdiel Rodríguez Reyes 

Profesor de filosofía 

http://filosofiaysociedadpanama.blogspot.com/

 



[1] Véase “El método en la economía política. En: Marx, K. (1971). Elementos fundamentales para la crítica de la economía política. (Borrador) 1857-1858. Tomo I. Madrid: Siglo XXI. pp, 20-30.

[2] Véase “Premisas de las que arranca la concepción materialista de la historia”. En: Marx, K. & Engels, F. (1976). Obras escogidas. Tomo I. Moscú: Editorial Progreso. pp, 15-17.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS