Publicado en: 15 Octubre, 2015

Presentación del Comité Cubano Pro Libertad Ana Belén Montes

Por Manuel David Orrio del Rosario

“El dolor del presidio es el más rudo, el más devastador de los dolores, el que mata la inteligencia y seca el alma, y deja en ella huellas que no se borrarán jamás.”
José Martí

¿Saben quién es Ana Belén Montes?, preguntan los amigos de la compañera secuestrada por EEUU.

Nacida en la Alemania Occidental el 28 de febrero de 1957, puertorriqueña de ciudadanía norteamericana, y funcionaria GS-14 de la Agencia de Inteligencia para la Defensa, DIA, fue condenada como “espía” por alertar a Cuba de los planes agresivos que se preparaban contra el pueblo cubano, algo que no afectó la seguridad nacional de su país ni puso en peligro vidas inocentes.

En 1979, a los 22 años, la Universidad de Virginia le concedió una licenciatura en relaciones internacionales. Posteriormente logró una maestría. En 1985 fue acogida en la DIA. Por sus capacidades fue enviada a la base aérea de Bolling, en Washington, donde trabajó como especialista en investigación de inteligencia. En 1992 pasó al Pentágono como analista.

Con un cargo ficticio, durante un tiempo fue ubicada en la representación diplomática en La Habana para que “estudiara” a los militares cubanos. En 1998 la DIA la envió de nuevo a la Isla para que “observara” el desarrollo de la visita del Papa Juan Pablo II.

Además de poseer un rostro dulce, sonrisa perenne y buenos modales, era sumamente discreta. Mientras vivía sola en un sencillo apartamento al norte de la capital estadounidense, escaló hasta llegar a ser analista de primera categoría en el Pentágono (senior analyst). Tuvo acceso a prácticamente todo lo que la comunidad de inteligencia recogía sobre la Isla. Sabía lo que el Departamento de Defensa conocía en relación a las actividades militares cubanas. Por su rango era miembro del súper secreto “grupo de trabajo inter-agencias sobre Cuba”, que reúne a los principales analistas de las agencias federales, como la Agencia Central de Inteligencia (CIA), y de la misma Casa Blanca y el Departamento de Estado.

Fue arrestada el 20 de septiembre de 2001, mientras se encontraba en su oficina, en las instalaciones de la DIA en la Base Aérea de Bolling, en Washington D.C., por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI). Días después fue acusada de conspiración para cometer espionaje a favor de Cuba. Se le sometió a juicio y en algún momento fue trasladada a una prisión federal especial para delincuentes con problemas de salud física o mental, aunque no tenía nada de eso en el momento de su encarcelación.

En el juicio al que fue sometida declaró con total transparencia e hidalguía que obedecía a su conciencia: “Existe un proverbio italiano que quizás sea el que describe de la mejor forma en lo que yo creo: Todo el Mundo es un solo país. En ese ‘país mundial’ el principio de amar al prójimo tanto como se ama a uno mismo, resulta una guía esencial para las relaciones armoniosas entre todos nuestros países vecinos”.

Este principio implica tolerancia y entendimiento para las diferentes formas de actuar de los otros. Él establece que nosotros tratemos a otras naciones en la forma en que deseamos ser tratados- con respeto y consideración. Es un principio que, desgraciadamente, yo considero nunca hemos aplicado a Cuba.

 

“Honorable, yo me involucré en la actividad que me ha traído ante usted porque obedecí mi conciencia más que obedecer la Ley. Yo considero que la política de nuestro gobierno hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa; me consideré moralmente obligada de ayudar a la Isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político.

“Nosotros hemos hecho gala de intolerancia y desprecio hacia Cuba durante cuatro décadas. Nosotros nunca hemos respetado el derecho de Cuba a definir su propio destino, sus propios ideales de igualdad y justicia. Yo no entiendo cómo nosotros continuamos tratando de dictar… cómo Cuba debe seleccionar sus líderes, quiénes no deben ser sus dirigentes y qué leyes son las más adecuadas para dicha nación. ¿Por qué no los dejamos decidir la forma en que desean conducir sus asuntos internos, como Estados Unidos ha estado haciendo durante más de dos siglos?

“Mi mayor deseo sería ver que surja una relación amistosa entre Estados Unidos y Cuba. Espero que mi caso, en alguna manera, estimule a nuestro gobierno para que abandone su hostilidad en relación con Cuba y trabaje conjuntamente con La Habana, imbuido de un espíritu de tolerancia, respeto mutuo y entendimiento.

“Hoy vemos más claro que nunca que la intolerancia y el odio –por individuos o gobiernos- lo único que disemina es dolor y sufrimiento. Espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación, quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio.

Ella actualmente se encuentra encarcelada en el Federal Medical Center (FMC) en Carswell, dentro de las instalaciones militares de la Estación Aérea de la Marina estadounidense en Fort Worth, Texas, Estados Unidos. Se halla recluida en la sala de psiquiatría, a pesar de no padecer de este tipo de enfermedad, pero evidentemente es un lugar peligroso por la presencia de otras personas con ese tipo de dolencia y además ese lugar y lo que sucede en el mismo puede influir en su estado mental.

Ana está hoy encerrada con algunas de las mujeres más peligrosas de Estados Unidos, donde se asegura que ha tenido como vecinas a una antigua ama de casa que estranguló a una embarazada para quedarse con su bebé, a una enfermera que mató a cuatro pacientes con inyecciones masivas de adrenalina, y a Lynette Fromme, “La chillona”, una seguidora de Charles Manson, que trató de asesinar al presidente Gerard Ford.

Ana Belén Montes debe salir en libertad en el año 2027, dentro de 12 años. Lleva 13 años de reclusión.

Está sujeta a un extremo régimen de aislamiento:

  • El Buró Federal de Prisiones ha informado que solamente puede tener contacto con sus familiares más allegados, debido a que su condena es por espionaje.
  • Nadie puede indagar por su salud ni conocer por qué está en un centro
    destinado a personas con problemas psíquicos, cuando ella no sufre de éstos.
  • No puede recibir paquetes.
  • Cuando alguna persona ha intentado enviarle una carta, la misma ha sido devuelta mediante correo certificado.
  • No puede relacionarse con otros detenidos en esa cárcel.
  • No le está permitido hablar por teléfono.
  • No puede recibir periódicos, revistas ni ver televisión.
  • No puede recibir visitas de amigos, solamente las recibía de su padre (ya fallecido) y de su hermano (oficial anti-castrista).
  • Su familia o la ha repudiado debido a su amor a Cuba, o se halla impedida de hacer contacto con ella, de modo que Ana lleva más de una década completamente aislada del mundo.

La tienen enclaustrada en una cárcel sobre la cual la propia prensa norteamericana ha comentado que “Cumplir sentencia en la prisión de tratamiento médico de Carswell puede convertirse en pena de muerte para las mujeres prisioneras”, y donde ocurren gravísimas violaciones a los derechos humanos de las detenidas (abusos policiales, muertes sospechosas obstruidas en su investigación; fallecimientos por falta de atención médica elemental; violación de las internas por los guardias; casos de exposición a productos tóxicos, etc.)[1]. De modo que su vida corre peligro.

Ella no recibió ningún dinero de los cubanos. No fue reclutada por medio de sórdidos chantajes. No obró por venganza o anhelos de poder. Conociendo mejor que nadie los terribles riesgos, ella los afrontó por amor a la justicia, y por honrada solidaridad hacia Cuba. Uno de los cargos que se le achacaron fue el de haber ayudado a disuadir a Bill Clinton y George W. Bush de que La Isla no representaba una amenaza militar para los Estados Unidos, y por tanto el de haber contribuido a evitar una guerra que habría significado la muerte de muchos cubanos y norteamericanos.

Y por su contribución a la paz, ella merece el respaldo de todos los que aman a la Patria de Martí.

Divulgue Usted este mensaje sobre la compañera Ana Belén Montes.

ELLA MERECE AHORA MÁS QUE NUNCA EL INDULTO PRESIDENCIAL, YA QUE HOY USA HABLA DE UNA RELACIÓN “NORMAL” RESPECTO A CUBA.

Y sepa que en el mundo están formándose comités para solicitar que se indulte a quien todo lo dio por mantener la paz entre Cuba y Estados Unidos, por una relación de vecindad entre ambas naciones, y quien tras tanto tiempo de terrible prisión aún desafía tan dignamente la venganza de un gran Imperio, sin claudicar en su amor por Cuba y la humanidad en general.

COLABORE USTED TAMBIÉN A HACERLE JUSTICIA.

 

Para más información, contacte Usted a las siguientes personas:

  • y MTh. Douglas Calvo Gaínza, Coordinador del Comité Cubano

d.calvo@seminario.co.cu

  • Rosa Cristina Báez Valdés “La Polilla Cubana” Moderadora Lista Cuba coraje, miembro de Red Social Hermes y miembro fundador de la Red de Trincheras Amigas.

 

labaez@gmail.com

 

  • Manuel David Orrio del Rosario. Periodista del Centro de Información para la Prensa del CC-PCC. Columnista de Cubainformacion.tv

mdorrio54@gmail.com; orrio@enet.cu

 

El desentendimiento criminal de los dolores ajenos petrifica

José Martí.

[1] Artículo por Betty Brink, para el Fort Worth Weekly, reproducido por la American Civil Liberties Union of Texas.

5 Comentarios
  1. Octavio Alberola dice:

    Tanto por estar presa (dónde es lo de menos, todas las prisiones son iguales) como por haber declarado, “todo el Mundo es un solo país”, Ana Belén Montes merece que nos movilicemos y exijamos su libertad.

  2. julio dice:

    Hola Orrio, muy interesante. Le pregunto… sabe por qué el gobierno cubano no se ha pronunciado respecto a esta compañera, por qué no ha reclamado su liberación? Mi hipótesis es que porque ella aceptó la asusación de espía. Lo cual para mí no le quita ningún mérito. Saludos.

  3. Natacha Santiago dice:

    ANA
    Para Ana Belén Montes
    “…amigo sincero que me da su mano franca…”
    José Martí

    Sencillo nombre que viste la humildad valiosa
    de una mujer hasta hoy desconocida
    Eres un nombre sin rostro para muchos Imagen de dulzura solidaria
    Ternura boricua de insospechada frontera
    que hoy descubrí
    Sabrás de nuestra gratitud y compromiso
    ¿Cómo llegar a ti? ¿Cómo suponer tu entorno inimaginado?
    ¿Por qué no puedo visitarte al menos con mi poema de aliento
    donde locos poderosos intentan una vez más enclaustrar la justicia?
    Multiplicaremos las gargantas nuevamente
    y algún eco a ti llegará
    en tu callado combate no lo dudo
    Sé que sabes y confías en múltiples espíritus afines
    que alzarán sus razones
    Resiste hermana
    imagina las flores que con amor colectamos
    aguardando tu regreso al seno civilizado
    del planeta agraviado
    donde los verdaderos orates piensan errando
    que son dueños del destino de los pueblos
    Mientras siéntete resguardada con el sentimiento recíproco
    de este Pueblo de hombres y mujeres que no olvidan
    como lo atestigua la fecha que hoy conmemoramos
    con el corazón conmovido por ti entre dos alas
    desde donde la Patria nos contempla orgullosa.

    La Habana, 20 de octubre de 2015
    DIA DE LA CULTURA NACIONAL

    NATACHA SANTIAGO
    (DE “La Familia de Ana)

  4. Ernie fabre dice:

    Todo comunista y enemigo de 3 Estados UNIDOS no merece otro trato.

  5. JOSES dice:

    Ana Belén Montes, ¿algo más que una espía?

    Sería pura especulación hablar sobre si Ana Belén Montes “Bárbara” como era conocida en el departamento de inteligencia Castro-comunista fue reclutada por estos después de una magistral operación de captación, o fue la propia Ana la que entusiasmada por los paisajes habaneros quiso ir cayendo en un charco de aguas negras. Solo los años y con ellos las vueltas que va dando la vida, esclarecen los hechos, las situaciones, las circunstancias.

    Ana a pesar de su preparación académica no es mucho más inteligente de lo que fue Ramón Mercader, el aburrido asesino de Trotsky, tampoco supera al connotado creador de aquella frase que adorno la retórica política de la isla con “ningún verdadero comunista se pervierte en ningun medio ambiente” me refiero al brillante agente Feliafel que denunció planes de asesinatos a Castro, conspiraciones y mas conspiraciones; ni a Pablo Roque que logró fingir amor por una bella y decente joven de Miami, además de avisar de que los hermanos al rescante salvaban vidas de balseros en peligro; de ninguna manera pudiera compararse a las 5 avispitas que penetraron a las organizaciones anticomunistas de la Florida las cuales tienen sus puertas abiertas para todos y anuncian sus planes en radio y televisión.

    Ana no fue mejor espía que ningún otro espía comunista, su importancia estratégica consiste en el boom propagandístico, más que contrariedad, la nomenclatura cubana sintió beneplácito al momento de su detención; se lograban varias cosas, primero, el G-2 cubano infiltrando a la CIA gritaba a todas las homólogas: Estamos Vivos! Además el excéntrico anciano pudo una vez más recitar ahora en voz de Montes su viejo cacareo de la Historia me Absolverá, porque si dijimos al principio que era impreciso decir quien captó a quien, ahora a todas luces se ve que el alegato de Ana Belén Montes frente a la corte que la juzgaba, fue dictado en la Habana y formó parte de su entrenamiento como agente secreto.
    En el 2023 cuando Ana cumpla su condena será recibida con honores en Cuba por su presidente Alejandro Castro Espín y será condecorada por el Ministro del Interior Raúl Guillermo Rodríguez Castro ambos hijo y nieto del Presidente actual. Pasado un tiempo las oscuras cortinas del moderno y reformado stalinismo silenciaran a esta espía como ha hecho con los demás alcohólicos.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS