Podemos se resetea y busca el acercamiento a lo que llaman “empresarios patrióticos”

Por Kaos. Izquierda a debate

La primera vez que, en plena campaña electoral, Pablo Iglesias decidió anudarse una corbata, la imagen recorrió las principales portadas de los diarios y dio para no pocas interpretaciones políticas sobre el gesto. A diferencia de entonces, la decisión del secretario general de Podemos de plantarse este fin de semana una americana para la primera […]

La primera vez que, en plena campaña electoral, Pablo Iglesias decidió anudarse una corbata, la imagen recorrió las principales portadas de los diarios y dio para no pocas interpretaciones políticas sobre el gesto. A diferencia de entonces, la decisión del secretario general de Podemos de plantarse este fin de semana una americana para la primera reunión de su llamado “gobierno en la sombra” ha pasado prácticamente desapercibida.

Tanto abrigo y tanta solemnidad para un sábado primaveral con más de 20 grados en Madrid tenía que esconder algún mensaje en alguien que suele imprimir a su atuendo cierta carga simbólica. Pues nada más lejos de la realidad: “Mi madre me dijo hace poco: acabo de cumplir 66 años y tengo derecho a ver a mi hijo con chaqueta alguna vez. El lunes después de la ejecutiva me probé la de un compañero y me dijeron que me quedaba bien… Así que pensé ¿por qué no? Me parece realmente cómodo lo de los bolsillos. Nunca he llevado chaqueta y, a priori, me parecía extraño, pero no parece que vaya disfrazado. El hecho de que no se convirtiera en noticia me pareció una buena noticia… Así que igual me la pongo más veces”.

Ahí lo tienen. No hay más explicación que la que el propio Iglesias ha contado a El Huffington Post. Así que absténganse de buscar más lecturas porque no hay otra que la de ver cumplido el deseo de su progenitora.

EFE

Los cambios, tras Vistalegre II, no tienen que ver con el atuendo, sino con la recomposición interna, la estrategia y el discurso.

Por partes. Primero, el reencuentro. Entre Iglesias y Errejón vuelve a haber sintonía y una hoja de ruta compartida para que la formación morada sea algún día partido de gobierno. En esto los “morados”, sí, parecen dispuestos a dar ejemplo de “nueva política” tras una competición a cara de perro y no pocas profecías sobre rupturas y escisiones.

El que fuera número dos de Podemos sigue convencido de que el modelo que defendió en Vistalegre es el que necesita su partido para convertirse en una fuerza de gobierno, pero también de que el resultado de aquel congreso no dejó lugar a dudas. Así que, dispuesto a ampliar su círculo de referencia y convencido de que aún le queda mucho recorrido, hace tiempo que dio orden de repliegue a los de su ejército. El mandato se ha cumplido.

Lejos de profecías sobre rupturas o escisiones, recuperan sintonía y hoja de ruta compartida en torno a la teoría de la “trama”

Errejón asume errores pasados, se recompone, vuelve a tomar vuelo -ya con la vista en Madrid- y recupera la interlocución con un Iglesias, que pese a imponerse a su dos holgadamente en el último congreso, tuvo claro que le quería junto a él, en el “consejo de sabios” que diseñará futuras estrategias. El sanedrín es una especie de think thank formado por 24 dirigentes en el que el líder de Podemos se ha propuesto diseñar políticas públicas como ensayo del que sería su futuro Gobierno.

La primera cita tuvo lugar el sábado y en ella se habló mucho de la “trama”, un concepto que alude a una supuesta red corrupta de políticos y empresarios que ostentarían el verdadero poder y que se ha convertido ya en el nuevo mantra de Podemos en sustitución de la casta para identificar al establishment. He aquí la segunda señal del nuevo rumbo de los “podemitas”.

La “trama” es el término con el que Podemos quiere identificar a una suerte de red organizada que conecta a los empresarios más poderosos, los del Ibex 35, con algunos dirigentes de partidos políticos tradicionales e incluso con representantes del Poder Judicial, con el único objetivo de preservar sus privilegios a costa de “la mayor parte de la población”.

El nuevo discurso ya ha sido interiorizado por sus dirigentes. De hecho, los 24 “sabios” llegaron a su primer cónclave habiendo leído el libro Ibex 35, del sociólogo Rubén Juste, en el que Iglesias se inspiró para desarrollar la idea de “trama”. Un concepto que, sin duda, sitúa el debate de los morados fuera de la pelea interna protagonizada pero que no les garantiza el mismo éxito que cosecharon con el uso del término “casta”.

Errejón asume errores y retoma el vuelo con la vista puesta en Madrid

Hay quien dentro de la formación -Carolina Bescansa, entre otros- tiene dudas de la eficacia de este nuevo discurso, y sobre todo que con él se consiga, además del “título de campeones de la denuncia”, los votos suficientes para ser fuerza de gobierno, algo que sólo será posible cuando Podemos logre convencer a la gente que quiere cambio y quiere, además, orden.

Conscientes de ello, los de Iglesias se han fijado como uno de sus próximos objetivos el acercamiento a lo que llaman “empresarios patrióticos”, los que generan la mayor parte del empleo que se crea en España, pagan impuestos en España y nada tienen que ver con la “trama” ni con el Ibex 35. El “gobierno en la sombra” ya está en ello… pero, recuerden: la americana de Iglesias no tenía nada que ver con esto.

http://www.huffingtonpost.es/esther-palomera/podemos-se-resetea_a_21902794/?utm_hp_ref=es-homepage

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Hazte suscriptor