La Corte Suprema del Poder Judicial ratificó este miércoles la absolución a favor de Máxima Acuña y su familia del presunto delito de usurpación agravada de terrenos, declarando así infundado el recurso de casación presentado en su contra por la empresa minera Yanacocha.

La Corte Suprema tambien declaró infundada de forma definitiva una petición para anular una sentencia de 2014 favorable a la campesina Máxima Acuña presentada por la minera Yanacocha, controlada por Newmont Mining, que sostiene con la campesina una prolongada lucha judicial por un terreno rico en oro. La mina argumenta que es dueña del predio de Acuña desde 1996, pero la campesina tiene papeles que certifican que ella lo compró en 1994.

La Sala Permanente de la máxima instancia nacional de justicia aclaró que la sentencia tiene “carácter de definitiva en la vía ordinaria nacional”, por lo que dentro de nuestro país el caso queda cerrado.

A través de un recurso de casación, la empresa buscaba que se declare nulo el fallo emitido en segunda instancia a finales del año 2014 que declaraba inocente a la Premio Goldman y su familia de haberse apropiado supuestamente del terreno conocido como Tragadero Grande, ubicado en la comunidad de Sorochuco, región Cajamarca, que la minera reclama como suyo.

Precisamente poco después de conocida la sentencia, Yanacocha emitía un comunicado asegurando que respetaría la decisión de la Corte Suprema pero que aún esperan resolver la disputa de tierras por la vía civil.

“Yanacocha respeta la resolución de la Corte Suprema en este proceso penal y continuará defendiendo los derechos de la empresa a través de los procesos civiles aún pendientes en el Poder Judicial. Sin perjuicio de ello, continuaremos trabajando para lograr una solución justa y duradera a esta disputa de tierras mediante un diálogo directo y de buena fe con la familia Chaupe”, señaló el Gerente General de Yanacocha, Javier Velarde.