Publicado en: 12 octubre, 2017

Noticias Uruguayas 10 octubre 2017

Por Colectivo Noticias Uruguayas

Uruguay: La toma armada de la ciudad de Pando por el movimiento guerrillero tupamaro (8 de octubre de 1969) por Rosendo // LOS FUSILADOS DE PANDO por ANAHIT AHARONIAN // Ocho de octubre de 2013: “RASTROJOS DE DIFUNTOS” por Jorge Zabalza

EL SOCIALISMO Y EL HOMBRE EN CUBA por Ernesto Guevara de la Serna // CONSTERNADOS, RABIOSOS (Mario Benedetti) // PRT – Argentina: A 50 años de la caída en combate de Ernesto CHE Guevara: viva la Revolución!!! // Uruguay: La toma armada de la ciudad de Pando por el movimiento guerrillero tupamaro (8 de octubre de 1969) por Rosendo // LOS FUSILADOS DE PANDO por ANAHIT AHARONIAN // Ocho de octubre de 2013: “RASTROJOS DE DIFUNTOS” por Jorge Zabalza

 

URUGUAY

domingo, 9 de octubre de 2011 – Publicado en el Blog El Muerto

La toma armada de la ciudad de Pando por el movimiento guerrillero tupamaro (8 de octubre de 1969)

http://2.bp.blogspot.com/_0s7Fj5njvQ8/S9TP1yGg4SI/AAAAAAAABI4/0pCzcWBJeBU/s1600/tupamaros.jpg

Participaron 49 combatientes, de Montevideo y del Interior del país, que actuaron en seis grupos coordinados. El Comando se denomino “Ernesto Che Guevara”.


8 de octubre 1969


En homenaje a los hermanos combatientes Ricardo Zabalza, Alfredo Cultelli y Jorge Salerno asesinados por la represion en los enfrentamientos posteriores a la toma de Pando.
ALGUNAS CONSIDERACIONES

Ese día, el MLN (Tupamaros) tomo Pando, ciudad de cierta importancia ubicada en las cercanías de la Capital Montevideo.Se tomo la Comisaria de Policia, el Cuartelillo de Bomberos, la Central Telefónica y los Bancos República, de Pan de Azúcar y de Pando.El operativo da inicio a las 13 horas y luego de cumplidos todos sus objetivos se lleva a cabo la retirada a las 13 y 20 horas.

Participaron 49 combatientes, de Montevideo y del Interior del país, los que se identificaron con brazaletes y actuaron en seis grupos coordinados. El Comando se denomino “Ernesto Che Guevara”.

La acción tuvo como objetivo la realización de un homenaje combatiente al Che Guevara, así como logístico (armas y dinero) y, naturalmente, como demostración de fuerzas para alentar al movimiento estudiantil y sindical, duramente enfrentado al gobierno de dictadura encubierta de Pacheco Areco, en su sostenida resistencia a todo lo largo de 1968 y 1969.

En la retirada se produjeron enfrentamientos armados con las fuerzas represivas en un camino de acceso a Pando y mas tarde a campo traviesa. Tres combatientes,los jóvenes estudiantes Ricardo Zabalza, Alfredo Cultelli y Jorge Salerno, fueron vilmente asesinados por la represión luego de haberseles terminado la munición o por estar heridos, y haberse rendido.Fueron asesinados cuando estaban desarmados,con un tiro en la nuca (Zabalza), por la espalda (Cultelli) o por fuego cruzado de fusilería (Salerno).Varios prisioneros màs salvaron sus vidas por la presencia de periodistas.
http://a136.idata.over-blog.com/3/04/72/13/16/Ricardo-Zabalza--Small-.jpg

Cerca de una veintena de combatientes fueron detenidos,varios de ellos heridos. Entre los detenidos se contaban el hoy ministro de Defensa Eleuterio Fernandez Huidobro y el hoy Coordinador de Inteligencia de la Presidencia, Augusto Gregori.

Demás esta decir que el impacto mediatico fue enorme, tanto a nivel nacional como internacional, particularmente en la Región. Las consecuencias fueron de carácter inmediato y también de largo plazo, tanto en las filas revolucionarias como, particularmente, en las gubernamentales y de la represión.

Se han publicado varios libros que describen detalladamente los hechos. Hoy queremos detenernos en las consecuencias, así como en algunas consideraciones sobre el proceso que se desarrollaba en el país y que conduce a la Toma de Pando, y reflexionar sobre el cambio que se genera a partir de Pando.

PRIMERA CONSIDERACION :
LA TOMA DE PANDO ES UNA CONSECUENCIA DEL PROCESO DE LUCHA POPULAR

Si bien es cierto que fue la guerrilla tupamara la que decide tomar Pando, este hecho es un resultado del proceso de lucha popular que se venia viviendo en el país desde los inicios de 1968. No es una acción “descolgada” de la realidad que enfrentaba el pueblo sometido a una muy dura represión, masivas detenciones en cuarteles militares y a la aplicacion de las llamadas “Medidas Prontas de Seguridad” que no eran mas que una dictadura encubierta en la cual se habían anulado las libertades individuales, los derechos ciudadanos y atropellado la libertad de expresión, de prensa y de manifestarse publicamente.

En esa oportunidad la guerrilla tupamara actúa como un destacamento màs del pueblo en lucha que con su acción contribuye a este combate y a golpear a la represión y al gobierno semi-dictactorial. Es parte de esa lucha popular buscando alentarla y demostrando que el gobierno no ejerce el fèrreo control que proclama.

No es una acción intempestiva ya que es un resultado lógico de la agudizacion del enfrentamiento con el fascismo, la oligarquía y el conjunto de la clase burguesa que pretendía quebrar la organizacion sindical y popular y de esta manera llevar adelante sus planes de hambre y saqueo, como lo hizo posteriormente de instaurada la dictadura cívico-militar en 1973. Resultado lógico porque el movimiento popular, el sindical, el estudiantil y aùn màs, la izquierda de aquellos tiempos, no retrocedía ante los embates represivos. Por el contrario, continuaba con sus luchas y las radicalizaba y generalizaba. Es decir que la guerrilla tupamara con la Toma de Pando, actuò en el espíritu del combate popular en curso, o dicho de otra manera: se correspondió a la subjetividad de este movimiento y al nivel de definiciones alcanzados.

Esto ùltimo no quiere significar que la totalidad del movimiento popular, ni siquiera una mayoría, estaba subjetivamente preparado o definido para el enfrentamiento armado a la represiòn. Quiere si significar que la acción armada de Pando corrió por los carriles ampliamente aceptados por el pueblo en lucha, de hacerle frente a la oligarquía, al gobierno y a la represión. A como diera lugar. Con piedras, barricadas, ocupaciones de lugares de trabajo y de estudio, manifestaciones masivas o “relámpagos”, el pueblo en lucha no retrocedia y daba en la calle y en el enfrentamiento directo su respuesta a la ofensiva represiva. Si algunos destacamentos salidos de las filas del pueblo, la guerrilla tupamara por ejemplo, decidìan entonces enfrentarse con las armas en la mano a la represión, no eran rechazados por el pueblo en lucha, màs bien fueron vistos -como lo que eran- un destacamento de avanzada.

Por estas razones las acciones del MLN de todo ese perìodo (Casino Carrasco, Casino San Rafael, detención de Pereyra Reverbel, Financiera Monty, Radio Sarandi) fueron acogidas con alegría, entusiasmo y como parte de la misma lucha en la que todos estaban comprometidos. Los efectos de Pando fueron,en consecuencia, enormes en cuanto al crecimiento de la popularidad del MLN en el pueblo trabajador en general y en los sectores màs combativos en particular. Esto generò, entre otras cosas, un gran crecimiento del MLN con posterioridad a la Toma de Pando, nutriéndose de mucha militancia sindical y particularmente estudiantil que tomò Pando como una clarinada para pasar a otro nivel de lucha. Màs aùn cuando se diò a conocimiento pùblico quienes habían sido los protagonistas de la toma y de los combates posteriores, ya que eran militantes populares y estudiantiles muy conocidos en sus ámbitos de militancia.

Con los participantes en Pando (y ya con otros ejemplos anteriores) se termina con el “halo de misterio” de la organizaciòn guerrillera.Sus integrantes eran gente militante, conocida, que hasta el dia antes activaban en sus frentes de estudio y de trabajo y que de pronto aparecìan integrando un comando “Che Guevara” que se tomò Pando armas en mano. El efecto fue muy grande. Y si bien no altero el hecho de que -por primera vez-un nùmero tan elevado de combatientes eran detenidos, lo que significò un serio revés militar y organizativo, operò positivamente en cuanto al ejemplo. Millares de personas, de militantes, constataron que la guerrilla tupamara era “de carne y hueso” (y sangre derramada) compuesta por sus iguales.

De hecho esto alentó a muchos militantes a dar un paso al frente e incorporarse a la lucha armada.Es decir, que la supuesta “victoria” de la represión generò un crecimiento que multiplico en varias veces lo que habían sido las pèrdidas de combatientes y por lo tanto fortaleció a la guerrilla. Concretamente.

Fuè el corolario de la dinámica que la represión gubernamental había generado con la pretensión de que a palos, con gases, matando estudiantes, deteniendo centenares de sindicalistas en los cuarteles militares, cerrando diarios opositores,etc, hacer retroceder al pueblo e imponerle sus “recetas” económicas que significaban rebaja de salarios, del nivel de vida, empeoramiento de la educaciòn y la salud pùblica. Es decir que mansamente aceptaran el saqueo y la prepotencia represiva.Ya habían asesinado a Liber Arce militante estudiantil, comunista, disparándole por la espalda y a los estudiantes Hugo de los Santos y Susana Pintos, tambien comunistas, asesinados con las escopetas “riot” que los yanquis habían enviado presurosamente como “ayuda humanitaria” al gobierno, después de haberlas probado asesinando a docenas de vietnamitas que protestaban pacíficamente

La suerte estaba echada: la burguesía, la oligarquía toda, los banqueros con el apoyo del imperio yanqui y las vecinas dictaduras de Brasil y Argentina, se habían decidido a aplastar al fuerte movimiento popular en Uruguay, a los sindicatos, al movimiento estudiantil y, claro esta, a la izquierda. La diferencia en este perìodo, en comparaciòn con anteriores, es que la agresión fue mucho mas brutal y…que el pueblo trabajador no retrocedió sino que hizo frente, desarmado pero con una voluntad combativa que no ceso durante todo ese periodo. Al no retroceder el movimiento popular el gobierno agudizaba la represión y el pueblo en lucha se defendia con un combate que también se radicalizaba. El que en ese contexto, un destacamento popular, agudize el enfrentamiento fuè un resultado de lo anterior, no una decisión unilateral y desconectada de la realidad. Y por si faltaran comprobantes: la represión en Pando se “salta la barrera” cívica, la de la “lucha leal entre orientales” y muestra sus fauces asesinas: ejecuta a prisioneros y trata de matar a todos los restantes. En ese sentido Pando es una continuación del asesinato de Liber Arce, Susana Pintos y Hugos de los Santos, en una versión profundizada que ya anunciaba los tiempos que se venían. En Pando se aplastaron los mitos de juicios con garantias, respeto a la vida de los prisioneros y heridos, y respeto al “enemigo” rendido y desarmado.
http://www.radio36.com.uy/entrevistas/2016/12/29/clip_image016_0002.jpg


SEGUNDA CONSIDERACION :
SIEMPRE HUBO UN SOLO DEMONIO, EL SISTEMA CAPITALISTA Y SU REPRESION

Alcahuetes histrìonicos, fieles servidores de la oligarquía y del imperio han pretendido -con posterioridad, por supuesto- hablar de los “dos demonios”. De que todos los males en el pais, la dictadura y sus consecuencias (millares de detenidos y torturados, desaparecidos, robos de bebes, asesinatos en la tortura, en las prisiones y también acribillados por la espalda en la calle o en sus domicilios) así como “el escuadrón de la muerte” con su secuela de crimenes y atentados, màs el saqueo desenfrenado de la soldadesca y acólitos, tanto a los bienes del paìs como a los privados de los “sospechosos”, han pretendido que toda esa gama de actos gangsteriles y mafiosos, se debió a que en el país – por arte y milagro – habían surgido “dos demonios” que a través de su enfrentamiento trajeron la dictadura y la ruina.

Estos políticos profesionales que no movieron un dedo ni siquiera para defender SU democracia burguesa, y que al contrario, fueron aplaudiendo y alentando, dando sus votos en el Parlamento y escribiendo sus editoriales llamando a la “lucha contra la sedición”(SIC), pretenden ahora dar un paso atrás, desentenderse del asunto, limpiarse las manos, colocarse de bondadosos neutrales y echarle las culpas a “los demonios”. En el razonamiento maquiavélico de esta gentuza los “demonios” fueron la guerrilla tupamara y los militares.

Los militares fueron tomando el poder pedazo a pedazo, amparados por las leyes que estos seudo-demócratas iban votando o refrendando, y amparados también en la marea de odio antipopular, antisindical, antiestudiantil, anti prensa libre y opositora, anti izquierda, anticubana, anticomunista y anti guerrilla. El aparato militar, la casta de zànganos de la oficialidad, no llegaron al poder por cuenta propia, fueron llamados, apuntalados y encomendados. Moviendo los hilos: el gran capital, la oligarquía, los banqueros y la burguesía, y votando, los laderos que hoy hablan de dos demonios. Nadie puede olvidar los permanentes ataques al movimiento sindical, pidiendo mano dura y reglamentación sindical, a la izquierda y a lo que llamaron el “castro-comunismo”, el odio que fueron esparciendo por todos los rincones del país ya desde el triunfo de la Revolución Cubana en adelante, a pesar de que la izquierda era -electoralmente hablando- ìnfima. Durante todo el 68 apuntalaron la cuasi-dictadura reclamando airados represión al estudiantado.

En ese clima que fueron creando, cerrando todas las puertas y anulando los derechos democráticos y libertades publicas, se fue cocinando a fuego lento la “solución final”, en la Jefatura de Policia, en los Departamentos de Inteligencia y, màs que nada, en los casinos de oficiales en todos los cuarteles militares. La prèdica actual de los “dos demonios”, es la coartada que estos còmplices civiles y políticos, buscan agenciarse cuando siguen saliendo a luz los latrocinios a los que sometieron al pueblo todo. Siempre hubo un solo “demonio”: la oligarquía y todos los grandes banqueros y burgueses. Esos han sido siempre EL DEMONIO que, desde los principios ya ha expoliado y reprimido al pueblo. A este demonio le molestaron siempre las huelgas, las manifestaciones estudiantiles, mas aùn las ocupaciones y, claro esta, las barricadas, o la organizaciòn de los trabajadores rurales, y el que hubiera gente que hablara de un mundo mejor llamándolo socialismo, comunismo, anarquismo y hasta solamente justicia social. Este demonio siempre atacò con violencia estas expresiones. Siempre. Usando a la policía, mas tarde a la inteligencia policial, luego a los grupos de choque, y a los escuadrones de la muerte anidados en su seno, para jugarse la ùltima carta que fueron las parásitas FFAA.

A medida que el demonio fascista fue acorralando al pueblo que luchaba por sus reclamos – creyendo todavía que había una democracia que lo permitia – se fuè generando una respuesta popular acorde al nivel de represión.
Es en este contexto que se dan las luchas de 1968-69-70-71 e incluso 72. Son luchas de todo un pueblo con múltiples expresiones, desde el paro o huelga mas elemental, hasta prensa de denuncia, desde cantores populares a lucha de guerrilla. Estos plumíferos pretenden separar, al interior de lo que fue la compacta resistencia popular, los que tomaron las armas, de todo el resto. Desconociendo, como esta harto probado, que el ser periodista o escritor, o dirigente sindical, o sacerdote, no le impidió a centenares de militantes, también pertenecer a la guerrilla.

En Uruguay no hubieron “dos demonios” que por su enfrentamiento arrastraron al resto de la sociedad a lo que desembocò en la dictadura. Hubo uno solo que siempre reprimió y trato de aplastar. Si unos contestaron con mayor violencia, la guerrilla en este caso, no los coloca como “demonios” ya que se estaba respondiendo, con métodos mas contundentes DESDE LA BARRICADA DEL PUEBLO asediada por el fascismo.

Pando entonces, no es expresión alguna de “dos demonios” es respuesta a la agresión asesina del único demonio actuante, conocido y…CON PODER. Porque los plumíferos han pretendido mancillar la memoria de los mártires atribuyendo su asesinato al choque de los “dos demonios” y a las “consecuencias colaterales” de este enfrentamiento. En Pando se detuvieron a policías y al Jefe de la Policía, ninguno fue vejado, maltratado y menos asesinado. Los 49 combatientes no se aprovecharon del control de la ciudad para cometer tropelías contra la población, se llevaron dinero de los bancos, actuaron con respeto a los civiles, a los retenidos o detenidos. Que diga entonces públicamente , por ejemplo el ex-presidente Julio Sanguinetti, de donde saliò la orden para “rematar” a los guerrilleros prisioneros desarmados y heridos, de donde partió la consigna de que “hay que matarlos a todos”. Partiò del DEMONIO , del demonio policial y del demonio gubernamental del presidente Pacheco Areco, perteneciente al mismo partido de Sanguinetti.

El demonio represor , violando todas las leyes uruguayas e internacionales en la materia, procede a la ejecución sumaria de los prisioneros. El demonio represor traspasa la raya de los valores democráticos, de la misma manera como lo hizo con Liber Arce, Susana Pintos y Hugo de los Santos. Cada vez que los trabajadores ocupaban SU lugar de trabajo, ahí llegaban los demonios y les tiraban gases, apaleaban , vejaban y detenían. Y si alguien respondía tirando una piedra eso ya era carta blanca para volcar todos sus recursos contra ese “demonio” que quería hacerse respetar. Lo mismo cuando los estudiantes secundarios trataban de ayudar a algún manifestante apaleado por los “valientes” patoteros de las fuerzas de choque. La diferencia entre esos “demonios” y el “demonio” de la guerrilla es solo de grado en la respuesta, pero los motivos de la respuesta son los mismos.

TERCERA CONSIDERACION :
LAS CONSECUENCIAS

A partir de Pando la represión pasa a tomar màs en serio las posibilidades militares de la guerrilla tupamara del MLN T y en consecuencia entra en estado de alerta permanente. Una falta de vigilancia puede llevar a operaciones militares de envergadura (como igualmente se dieron a partir de ese momento, particularmente con la toma del Cuartel de la Marina). La represión policial se militariza aùn màs y el gobierno siente el golpe de un desafío de la envergadura de Pando (en aquel entonces). Las proclamadas “victorias” ante detenciones de combatientes conocidos, perdieron su efecto publicitario, ya que después de “haber asestado golpes demoledores a la sedición”, esta como el Ave Fenix, era capaz de responder a un nivel aùn mas elevado.

En lo interno del MLN T lo de Pando repercute negativamente en el sentido de la detenciòn de un elevado numero de combatientes. Pero esto se ve prontamente superado por el aluviòn de nuevos reclutas que la misma acción y su difusión pùblica genera, lo que mas tarde va llevando a la represión a tratar de ahogar la información al pùblico, habida cuenta de sus efectos favorables para la guerrilla.

La toma de Pando seguramente no fue la primera en su gènero en América Latina (Colombia, Guatemala, etc) pero si la mas impactante en la región del Cono Sur sirviendo de ejemplo para similares acciones, por ejemplo en Argentina.

El Balance realizado por el MLN que se resumió en el “Balance del 69” terminaba con la consigna: “Mas Pandos”
Es decir que para el MLN la Toma de Pando no había sido una derrota – como no lo fuè – y al contrario, marcaba un camino a seguir.

Aquí aparece lo que muy acertadamente ha sostenido Jorge Zabalza en diversos escritos: se genera -en la interna del MLN- la mentalidad de que se estaba en camino de construir un doble poder, un poder guerrillero que desafiaba al poder burgués. La toma de ciudades, comenzando por Pando, como èl lo explica, serìa el inicio de una mentalidad estratègica que buscaba la ocupaciòn de ciudades, por màs tiempo, hasta culminar con lo que seria el gran desenlace estratègico: la toma de Montevideo.

Este triunfalismo es – en parte- consecuencia del resultado social, en la opinión pùblica, màs que nada militante, y en el reclutamiento de combatientes y simpatizantes, de la Toma de Pando. Por desgracia llevó agua al molino de lo que siempre había estado en germen en el aparato guerrillero y sobre el cual ya se había advertido en unos de los primeros documentos (marcàndolo como una desviaciòn), LA MENTALIDAD APARATISTA, es decir la que colocaba al aparato y sus intereses por encima de todo,incluso – por supuesto- del nivel de disposiciòn para la lucha de los sectores populares. Arrancando con mucha fuerza interna desde Pando, con altibajos, va marcando el rumbo estratègico del MLN T, en lo que se consideraba la estrategia del doble poder.

Esto condujo a un cada vez mayor distanciamiento entre el nivel de conciencia y organizaciòn popular y los desafíos de la guerrilla. La llevò, como bien explica Zabalza y muchos otros, a una lucha entre aparatos, lo que condujo a la derrota de 1972 y la eliminaciòn de unos de los dos principales obstáculos del DEMONIO FASCISTA (el otro, como se sabe, lo era la organizaciòn popular, que enfrenta el golpe y la instauración de la dictadura, con 15 días de huelga general y la ocupación de los centros de trabajo y estudio, hecho único en dimensión y duración en toda América Latina).

La concepción aparatista se aleja del objetivo inicial de ser un destacamento màs, de vanguardia sì, pero uno màs, de la lucha de todo el pueblo trabajador y pasa a operar con objetivos propios, nacidos en el mismo aparato, sin correlación con la situación política y el nivel de organizacion y conciencia del pueblo. La guerrilla debería operar como detonador, como ejemplo, no sustituir con su aparato y desde su aparato, a la organización popular. Esta concepción confundió de manera muy dramática lo que los revolucionarios de otras latitudes habían explicado, escrito y llevado adelante: el doble poder. Es decir el poder dual. El de la burguesía por un lado, con su gobierno y sus fuerzas armadas, y el del pueblo en lucha, por el otro, también con sus instituciones, su gobierno dual y sus propias milicias o destacamentos armados.

Lo mas probable es que se mezcló la tesis de que el partido proletario debía ser el que guiaba el proceso, con la tesis de que el partido debería tener el poder. En el caso de la Revolución Rusa, por ejemplo, que es el màs estudiado al respecto del doble poder, las tesis eran que el Congreso de los Soviets (consejos) obreros, campesinos y de soldados, eran la instancia democrática proletaria, su “parlamento” digamos así, y que allí se elegía también una dirección, DE LOS SOVIETS, y que estos dictaban leyes y también tenían sus destacamentos armados para la defensa de su poder. Durante un período existieron entonces dos poderes. Uno el de la burguesía y el otro el del proletariado.Unos y otros hacían leyes o emitían decretos y su aplicacion dependía de la correlación de fuerzas en concreto en cada lugar, regiòn o aùn centro de trabajo. Unos respondían al gobierno burgués y otros al proletario.Y cada uno con sus fuerzas armadas. Naturalmente que no era una “coexistencia pacífica” sino una disputa, una lucha entre ambos,que màs tarde desemboca en la misma Revolución Rusa y la Guerra Civil posterior.

Lo que podríamos decir fuè la pràctica concreta en ese perìodo de doble poder era que el poder del soberano estaba en el Congreso de los Soviets, basado en millares de Comités (o soviets) locales, por fàbrica, por región en el campo, por regimiento, etc. La concepción inicial (habida cuenta de que los primeros soviets ven la luz en la Revolución de 1905, como creación espontánea y natural,desde las bases del pueblo trabajador para dotarse de instrumentos propios) de ninguna manera considera que el doble poder es el enfrentamiento entre el poder burgués y el de UN PARTIDO proletario, por màs que fuera muy influyente entre los trabajadores.
Ligado a ello esta el problema de la democracia proletaria, en el seno del pueblo.

Sin embargo, quizás por haber sido el màs difundido y conocido, para nada el soviético fue el único caso. Un ejemplo de gran peso es el chino cuando el Ejèrcito Popular controló enormes extensiones de China y una infinidad de ciudades y zonas campesinas, otro, Viet Nam cuando el “doble poder” digamos así, enfrentó durante decenios el poder popular del Norte con el poder tìtere apuntalado por el imperialismo francès primero y luego el yanqui, lo mismo con las guerrillas de Tito en Yugoeslavia cuando la ocupaciòn nazi, y màs concretamente en América Latina, lo que fue el poder revolucionario desde la Sierra Maestra, el sandinista durante 1978 y parte de 1979 hasta el triunfo, que controlaban importantes regiones y esporàdicamente ciudades, hasta ir creciendo en potencial y lograr derribar el poder somocista, así como también el que durante largos periodos se materializò en El Salvador en los 80s. Y para finalizar con los ejemplos, el de Colombia con zonas liberadas desde hace màs de medio siglo, bajo gobierno de la guerrilla.

Estos ejemplos que son los que han existido tuvieron , o tienen, una caracterìstica en común: es un partido, una organizacion, un frente político, o una guerrilla, las que dominando una parte del territorio y estando en guerra con el gobierno central (burgués-imperialista) ejercen un poder real, son sì un doble poder. Pero de una organización, no un poder que ejerce el pueblo trabajador mismo a través de sus propios instrumentos un poder que se haya organizado desde abajo y haya ido reuniendo fuerzas e influencia para ser aceptado como tal, como poder, por amplios sectores del pueblo.

Sin que haya sido la intencion de los combatientes y tampoco motivo de reflexiòn posterior cuando se fue desarrollando  en el MLN T y desde el mismo las tesis del doble poder, objetivamente se tocò una problemàtica fundamental para los movimientos populares y revolucionarios, de ayer, de hoy y del futuro: que tipo de poder se pretende , quienes seràn los que lo ejerzan y bajo que formas.

Siendo una de las problemàticas centrales para el movimiento popular, quisimos solamente anotar esta consideración. Sigue vigente cuando hoy en día la mayoría de la izquierda en Uruguay e incluso un buen nùmero de los integrantes del MLN T, así como la de otros paises en América Latina han optado por desarrollar sus tesis del poder, desde los ámbitos del poder burgués, es decir desde los instrumentos de poder del estado burgués.
Viendo la situación internacional y latinoamericana y la evoluciòn de los conflictos, no nos queda la menor duda de que en el futuro el estado burgués se va “a depurar” y recurrira a las variantes colombianas, de Honduras, de Mèxico, etc, y quizás pronto la nueva variante chilena que ya se viene anunciando. Cuando esto suceda el problema del poder se  volvera a plantear con toda su crudeza: o la burguesía, la oligarquía y el imperialismo imponen sus crudas “soluciones a la crisis” (Grecia, y pronto media Europa) o el pueblo trabajador no acepta pagar las consecuencias, resiste y se va dotando de instrumentos propios de poder.

Rosendo


PUBLICADO POR EL BLOG EL MUERTO
ENVIADO POR MIGUEL ANGEL OLIVERA Y NESTOR DURANTE

Publicado por el Blog El Muerto sábado, 9 de mayo de 2009

LOS FUSILADOS DE PANDO

por ANAHIT AHARONIAN

Al rescate de la memoria de nuestros luchadores

“También Ricardo Zabalza
cayó porque le tocaba
pero él sabía que en la causa
por la que tanto luchaba
palabras que no coinciden
con hechos no vale nada”[2]

Íbamos a sacar a Ricardo del olvido. Pasaron casi 40 años, su lucha sigue vigente, es la de ayer, la de hoy y será la de mañana en tanto haya una sola injusticia en esta tierra. Es necesario recordar y contextualizar para comprender que no fue casual el proceso de luchas de liberación en toda América Latina. Gracias Maestro Homero Guadalupe, que con tus jóvenes noventa años impulsaste este encuentro, mil gracias. Tan profundo ha sido el operativo desmemoria,que elijo transcribir parte de la convocatoria:
 
Ricardo era un joven minuano, asesinado a los 20 años, el 8 de octubre de 1969.
Era tupamaro y participó ese día en la toma de Pando.
En ese marco, participó en un tiroteo en el que fue herido, y se entregó.
Lo hicieron caminar una cuadra hasta un camión de la Guardia Metropolitana.
Allí lo tiraron al suelo y lo ejecutaron de un balazo en la nuca.
El lunes 27 un grupo de minuanos, con el consentimiento de su familia, colocará una placa recordatoria en su homenaje, en su propia casa de Minas.
 
Construcción de Memoria
Siguiendo a Nun[3], “un archivo no es la memoria” (en este caso una placa recordatoria). Citando a Todorov, Nun toma la memoria como el “recuerdo ejemplar”, es decir el uso de la memoria como principio de acción sobre el presente. Prioriza la memoria como constitutiva de la identidad, agrega que mediante la memoria podemos restablecer el derecho de las víctimas, ya que mientras ese crimen quede impune, se confirma que la víctima no tenía esos derechos, que quien se los arrebató tenía razón y finalmente señala que el principio de acción sobre el presente es prevenir su repetición.
 
Abril de 2009
“Minas” era el destino, debíamos estar en hora en este homenaje tan postergado. Llegada/abrazos amigos y compañeros, el reencuentro con Mabel -hermana de Ricardo-, con quien habíamos compartido actividades sociales en los ´90 en la zona de Millán y Lecoq, en Montevideo, donde ella continúa haciéndolo. Nos llevó a conocer la casa, el estudio del padre, el lugar donde ella hoy atiende a sus pacientes, arriba estaban sus primos paternos, los maternos –nos dijo- ya no están. La placa en homenaje a Ricardo esperaba ser descubierta a la derecha de la entrada de la casa.
http://3.bp.blogspot.com/_bf3WZXrE4rc/TMiByAaEJnI/AAAAAAAAETU/Fxm3xoNgxO8/s400/Placa+Ricardo.jpg
Otros abrazos fueron los de aquellos minuanos que nos recordaban cuando hace varios años fuimos a charlar e intercambiar (¿estaríamos sembrando entonces?) sobre nuestro trabajo en la construcción de la memoria colectiva[4].
Mabel-hermana de Ricardo dijo:
 
Agradezco las palabras, la flor en su tumba, la amistad, 40 años…también este recuerdo público que los amigos hacen en Minas. Ciudad natal y primer nido que acuñó el pensamiento revolucionario de Ricardo. Hermano que eligió vivir por siempre en las luchas populares y el combate al Cóndor asesino en América.
Los desaparecidos y los asesinados son semillas de libertad, referentes morales, testigos por siempre…de las opciones políticas que sus compañeros de generación tomamos en esta tierra querida.
De todas partes llegaron compañeras y compañeros, los compañeros que trabajan en la Memoria en Paysandú trajeron un mensaje, hubo otros mensajes, entonces Jorge-hermano de Ricardo- tomó el micrófono pero no pudo continuar, le ganó la emoción.
También Silvio-compañero escribió:
 
Descubrir esta placa es no sólo necesario sino imprescindible. El homenaje a Ricardo “Mauricio” Zabalza es doblemente sentido por mi por varias razones. Ricardo fue un revolucionario ajusticiado en la lucha por la liberación nacional un 8 de octubre de 1969.Tengo dos hijos, mi hijo mayor ya no está entre nosotros. Mauricio Ramón fue el nombre que le elegí al nacer en 1972, en honor a “Mauricio” y a ese gran latinoamericano caído en Bolivia un 8 de octubre de 1967.”Ramón” fue el nombre que usó el Che en la campaña de la guerrilla boliviana. Liberar del olvido a “Mauricio” es liberar a Ricardo Zabalza de la clandestinidad, hacer honor a la memoria, a la verdad, a la justicia en este Uruguay con aun más sombras que luces.
Hay mucho por hacer, continúa la lucha por rescatar a nuestros compañeros del olvido, es largo el camino y duele en lo profundo que no seasólo por la impunidad, es seguro que podremos situarlos a todos en un pie de igualdad.
Veinte años tenía Ricardo y lo asesinaron. Como tantos “nosotros”, Ricardo entregó su vida en el camino hacia un mundo diferente, un mundo no capitalista, uno sin explotadores ni explotados, un mundo de justicia social.
La placa –refiriéndose a sus asesinos- dice “Caído en el suelo…fue ejecutado con un tiro en la nuca por un soldado que recibió la orden de un coronel. De ambos se sabe sus nombres”. Los asesinos no han sido juzgados, ¿hasta cuándo?
 
ANAHIT AHARONIAN
 

[1] Ellos son, por orden alfabético: Alfredo Cultelli, Jorge Salerno y Ricardo Zabalza.
[2] Pasaje del Corrido de la mexicana-exiliada en Chile Judith Reyes, que allí cantó Daniel Viglietti, quien lo estrenó el año pasado en el Teatro Solís y que será parte de su próximo disco.
[3] José Nun, noviembre de 2002, en Revista “Puentes”, publicación del Centro de Estudios por la Memoria. www.comisionporlamemoria.org
[4] Compañeras del Taller Vivencias de ex –presas políticas
Publicado por el Blog El Muerto


Ocho de octubre de 2013: “RASTROJOS DE DIFUNTOS”

por Jorge Zabalza

Año 1979. Paso de los Toros. En el  Batallón de Ingenieros No. 3, al capitán Eduardo Ferro le decian “Llamarada”. Revistó durante seis meses en esa unidad, sancionado por  haberle pegado a un superior suyo. Un soldado al que golpeó malamente, debió ser internado en el Hospital Militar. Una vez a la semana Ferro entraba de capitán de servicio y tenía el cuartel a su entera disposición. Se daba una vuelta por las catacumbas donde estábamos recluidos con Raúl Sendic y Julio Marenales, ordenaba que nos llevaran a bañar… y qué hacía el muy energúmeno?… se entretenía en mirar nuestras desnudeces y hacer comentarios chistosos hasta que uno reaccionaba y terminaba castigado!. Nosotros no lo sabíamos, pero el tipo ya tenía harta experiencia en delitos de lesa humanidad:  en 1977, participó en secuestros a exiliados uruguayos en Buenos Aires, varios de ellos fueron desaparecidos; estuvo entre los secuestradores y asesinos del compañero Oscar Tassino; a fines de 1978 comandó en Porto Alegre el secuestro de Universindo Rodríguez y Lilián Celiberti y su traslado a la fortaleza de Santa Teresa para torturarlos. Verdaderamente, un experto en materia de Plan Cóndor.

Año 2013. Canteras de Marelli, cerca de Maldonado. Eduardo Ferro organizó un desayuno de trabajo. Al terminar la fiestita obsequió una “sorpresita” a cada uno de ellos: una bala punto 30 de carabina M1 o M2, el arma de los oficiales en los ‘70. Continúan en guerra contra el pueblo, sus organizaciones y sus militantes. Extrañan la sala de tortura, las violaciones, la libertad para asesinar y desaparecer “subversivos”, el placer de quebrar su condición humana y  valores, de adueñarse de los miedos del torturado.  El signo de los tiempos que corren es que “Llamarada” hay podido convertirse en caudillo de la movilización de los impunes. Al parecer, sus crímenes, que debieran ser repudiados, le otorgan cierto prestigio entre sus pares: 835 de ellos respondieron al convite, bastante más que los 600 del año anterior. Acumulan fuerzas protegidos por la política de olvidar y perdonar que caracteriza al elenco gobernante del Uruguay.  Hay una mutua  relación entre la cultura de impunidad dominante y el crecimiento político de los núcleos de terrorismo de Estado que sobreviven en las fuerzas armadas y el poder judicial. Si el gobierno tuviera una actitud decidida de búsqueda de la Verdad y la Justicia, a los gorilones se les cerrarían los espacios donde prosperan. En caso de continuar como hasta ahora, habrá que seguir soportando los zarpazos de los Ruibal Pino,  los Zubía y los Ferro, que hieren de muerte las esperanzas del nunca más dictadura.

Salvador Allende

Apenas accedió al gobierno por la vía electoral, Salvador Allende emprendió un camino democrático hacia el socialismo, se tomaron  medidas concretas que apuntaban a independizar la economía cilena y a  desarrollar el poder popular. Tal vez confió demasiado en que las fuerzas armadas se mantendrían al margen; tal vez podía haber convocado el proceso insurreccional que pusiera todo el poder en manos del pueblo organizado y armado. Tal vez… muchas cosas más. Lo cierto es que apenas los dueños de Chile y el imperialismo sintieron que su poder estaba en peligro, decidieron abortar el experimento chileno. Cuando los pueblos traspasan ciertos límites, la clase propietaria no tiene ningún empacho en quebrar su propia legalidad y la institucionalidad democrática. Como está ocurriendo en Venezuela.  El 11 de setiembre de 1973 asesinaron a Salvador Allende y lanzaron su guerra de exterminio contra las fuerzas del pueblo chileno.

Los ex-guerrilleros que hoy gobiernan el Uruguay no echaron en saco roto las lecciones del experimento chileno de los ’70,  tomaron muy en cuenta la existencia de límites que tienen vedado atravesar los gobiernos de izquierda y, por consiguiente,  se preocuparon por dejar en claro que los respetarían puntillosamente. Entonces obtuvieron el permiso para hacer política desde las instituciones que intentado derribar.

Es más, se alejaron presurosamente de todo lo que oliera a lucha social o participación popular y, con la misma celeridad, corrieron a amigarse con los dueños del Uruguay y el imperialismo. Su política de acumulación de fuerzas se denominó el  “abrazo de las culebras”: en el 2010 firmaron el pacto del Conrad con el empresariado mercosureño y en el 2013 profundizaron sus relaciones con el capitalismo, al firmar en New York el pacto con Soros y Rockefeller. Mientras enfervorizaba sus feligreses con versos sobre consumismo y mercado, el presidente uruguayo hincó la rodilla en tierra para abrazarse a dos de las grandes culebras del planeta, los dueños del mercado mundial y los mayores promotores del consumismo.

Sin embargo, también es cierto que llegaron al gobierno montando una historia preñada de muertes y desapariciones, de torturas y violaciones.  “Andan sobre rastrojos de difuntos” al decir de Miguel Hernández.  Andamos, más bien, y por eso siento este nudo en las tripas. Los votaron porque fueron guerrilleros y encabezaron un movimiento que quiso hacer la revolución. Es completamente inmoral olvidar, tergiversar y ocultar esa historia de sacrificios y entrega revolucionaria.

La inmoralidad política en que eligieron vivir les ha ido cambiando su forma de pensar, sus personalidades se fueron transformando en el curso de su vida de renuncios y concesiones, hasta que hoy día son reaccionarios en el sentir, el pensar y el actuar.  Es tan reaccionario como enviar tropas al servicio de las corporaciones internacionales para ocupar militarmente Haití y el Congo, es tan reaccionario como usar ilegítimamente la fuerza pública contra la pobreza excluída en las “zones rojas” y contra las luchas sociales y políticas des/calificadas por “radicales”.

Los ex-guerrilleros arrepentidos ya dejaron de cuestionar la naturaleza criminal del capitalismo y el despotismo que se esconde bajo la formalidad de la democracia burguesa.  Argumentando que las circunstancias del 2013 son muy diferentes a las del 1969, decretaron la abolición de las luchas revolucionarias. Su estrategia no se sale de los marcos de la legalidad burguesa y se desarrolla en el parlamento o en los medios masivos de comunicación.  Nada tienen que ver con el movimiento tupamaro liderado por Raúl Sendic (padre). De la gesta guerrillera de los ’60 sólo recuerdan  aquello que sirve a la campaña electoral, lo demás sobra y se arroja a la papelera.  Alfredo Cultelli, Jorge Salerno y Ricardo Zabalza nunca pensaron que sus muertes serían usadas para elogiar divisas ya desmerecidas y juntar votos a lo bobo.

Este 8 de octubre, al igual que todos los años, el Movimiento de Liberación Nacional  (Tupamaros), organiza un acto en la calle Tristán Narvaja para recordar a los caídos en la toma de la ciudad de Pando. Dicho con mayor precisión, esta caricatura de aquél  movimiento que pretendió hacer una revolución, organiza un remedo de homenaje a Jorge Salerno, Alfredo Cultelli y Ricardo Zabalza. Hablarán de cualquier cosa menos de las razones que los impulsaron a dar la vida en 1969.

Termino pidiendo un poco de respeto a los que murieron luchando por la revolución. No sean tan hipócritas y dejen de hacer homenajes fallutos donde los únicos homenajeados son ustedes mismos.

Habrá patria para todos o para nadie!

Jorge Zabalza

COLABORA CON KAOS