[No estamos locxs] Hallazgos sobre epigenética en Sindrome de Fatiga Crónica. Canadá

Por Universidad de Toronto

La esperanza, añade McGowan, es que, encontrando diferentes marcas epigenéticas en los pacientes con SFC, hay una oportunidad para desarrollar tratamientos que pueden alterar esas marcas.

Un nuevo estudio de la Universidad de Toronto puede conducir a ayudar para quienes sufren de síndrome de fatiga crónica (SFC) que se enfrentan a la fatiga debilitante que no se puede curar con el reposo.

El estudio, que analiza los cambios epigenéticos en las personas con síndrome de fatiga crónica, es el primero en identificar diferencias en la sensibilidad a la hormona que se encuentra en el cuerpo. Los cambios epigenéticos pueden ser causados ​​por factores desencadenantes ambientales como toxinas, el estrés, la nutrición o infecciones, y aunque el cambio no altera el gen en sí mismo, que influye en cómo y cuando un gen se apaga.

Mediante la identificación de estos cambios, los investigadores pueden comenzar a desarrollar formas de medicamentos de prueba ya está en uso o el desarrollo de nuevas terapias.

“Esperamos que estos resultados se ofrecen a los pacientes con SFC alguna esperanza”, dice el autor principal Wilfred de Vega , estudiante de doctorado en el Profesor Asociado Patrick McGowan laboratorio de ciencias biológicas ‘s en la Universidad de Toronto Scarborough.

McGowan y de Vega compararon células inmunes en los pacientes con SFC a un grupo de control primero examinado diferencias epigenéticas a través de todo el genoma. Los investigadores entonces probaron respuesta inmune de los pacientes a los glucocorticoides, en este caso una versión de cortisol, que tiene propiedades anti-inflamatorias. (Los glucocorticoides son un tipo de hormona que juega un papel importante en el sistema inmunológico y también se usa para tratar trastornos del sistema inmunitario.)

“Cuando probamos la respuesta inmune, encontramos dos diferentes subgrupos de pacientes con SFC,” dice de Vega. “Hay algunos que son hipersensibles a la droga, y otros que tienen una respuesta normal, uno que normalmente se encuentra en los pacientes con SFC no.”

CFS, o la encefalomielitis miálgica (ME), afecta al cerebro y múltiples sistemas del cuerpo, pero su causa no se entiende. Se cree que afecta a millones de personas en América del Norte.

McGowan, que dirige uno de los pocos laboratorios en Canadá haciendo la investigación sobre la enfermedad, dice el SFC históricamente ha sido tratada como una enfermedad psiquiátrica porque los médicos simplemente no saben cómo tratar a los pacientes. Lo compara con la fibromialgia, una enfermedad que ahora se reconoce como un trastorno biológico.

“La respuesta del paciente a este trabajo ha sido reveladora,” dice de Vega, añadiendo que ha recibido correos electrónicos personales de los pacientes que están en busca de información.

El estudio , que se publica en la revista BMC Medicina Genómica , se encontró que hay muchas diferencias a través del genoma en los pacientes con SFC, incluyendo más de 12.000 sitios relacionados con el metabolismo celular u otros procesos metabólicos que son epigenética diferente. También encontraron 13 sitios específicos que indican una sensibilidad a los glucocorticoides.

En el pasado, los glucocorticoides se utilizan como terapia para el SFC, pero muchos pacientes sufrieron efectos secundarios terribles, McGowan dice, añadiendo que ser capaz de identificar qué pacientes responderían positivamente al tratamiento significaría un importante avance.

“Durante años, se han sentido en gran parte ignorados y no fueron tomados en serio por lo que son felices de saber que está pasando aquí en Canadá la investigación activa.”

La esperanza, añade McGowan, es que, encontrando diferentes marcas epigenéticas en los pacientes con SFC, hay una oportunidad para desarrollar tratamientos que pueden alterar esas marcas.

La epigenética, que es la especialidad de McGowan, analiza los cambios en la función del gen. El estudio es el primero en describir los cambios epigenéticos relacionados con diferencias de sensibilidad de glucocorticoides en pacientes con SFC.

Traducción: Rosa Alberola Royuela

COLABORA CON KAOS