Publicado en: 17 Febrero, 2017

Más de un centenar de estudiantes revienta el acto neomachista en la Universidad de Sevilla

Por La Otra Andalucía

Bajo la apariencia de un “debate”, el acto neomachista pretendía difundir teorías reaccionarias anti igualitarias, antifeministas y homófobas

Más de un centenar de jóvenes estudiantes de la Hispalense. al grito de “fuera fascistas de la universidad”, boicotearon ayer el acto organizado por “Voceando por ti, Sevilla”, asociación instrumental del partido ultraderechista Vox, que pretendía organizar un debate contra las políticas de igualdad de género en el Aula de Grados de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla.

El salón de grados de la Facultad de Derecho estaba lleno, pero sólo las personas de las dos primeras filas apoyaban a los conferenciantes. Mediante  constantes abucheos, haciendo sonar bocinas y pitos, mostrando carteles, así como gritando eslóganes como “fuera fascistas de la universidad”, “Vox, fascistas”, “fuera machistas de la universidad”, “nosotras parimos, nosotras decidimos” o “rosarios fuera de nuestros ovarios”, “mi cuerpo, mi vida, mi forma de follar, no se arrodilla ante el sistema patriarcal” o “nos tocan a una nos tocan a todas”, el resto de los asistentes imposibilitaban que el acto pudiera dar comienzo.

Bajo la apariencia de un “debate”, el acto neomachista pretendía  difundir teorías reaccionarias anti igualitarias, antifeministas y homófobas, debían participar Diego de los Santos, militante de Ciudadanos que disputó recientemente la secretaría general a Rivera, y Alicia Rubio, miembro de Vox y autora de un libro que mantiene dichas teorías neomachistas, titulado: “Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres”

También estaba anunciada en los carteles de los convocantes la asistencia de representantes de los partidos C´s, PP y PSOE, también la de Myriam Díaz, delegada de Igualdad Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria del Ayuntamiento, pero finalmente todos desistieron de acudir, ante el rechazo suscitado a la celebración al “debate” y la denuncia contra el mismo , organizado bajo el epígrafe de “El género, ¿liberación o imposición?”.

La Secretaría de Feminismo, Igualdad y LGTBI de Podemos Andalucía había pedido a la Universidad de Sevilla la cancelación de este acto “pretendía cuestionar la existencia de violencia machistas y las desigualdades de género”, considerando que “es intolerable que las aulas de la Facultad de Derecho sirvan para organizar actos de propaganda machista”.

El Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus) se sumó a dicha petición. En un comunicado manifestó que la ponente “hace una clara apología del machismo y de la LGTBIfobia, incitando al odio y perjudicando gravemente la lucha contra la violencia machista y los colectivos LGTBI”.

Tres furgones y dos coches patrulla habían sido enviados tras la llamada a la policía por parte de los organizadores, situándose en las inmediaciones para realizar una posible intervención, pero ésta no llegó a producirse debido a que el rector de la Facultad de Derecho, Miguel Ángel Castro, no la solicitó ni la autorizó, por lo que ésta no se llegó a realizar.

Transcurrida más de media hora y ante la evidencia de la imposibilidad de su celebración por la firme actitud de los estudiantes, finalmente los convocantes tuvieron que desistir y se vieron obligados a dar por finalizado el acto, no sin antes realizar declaraciones contra los estudiantes que lo impedían.

Antes de marcharse, Alicia Rubio, la autora del libro en torno al cual se centraba el acto, se dirigió a quienes se oponían afirmando: “Gracias por debatir; me gusta vuestro talante democrático y estoy muy agradecida de cómo me habéis recibido en Sevilla”, con lo que arreciaron los abucheos hacia ella. Miembros de Vox la “escoltaron” fuera del recinto universitario para dar así apariencia de u peligro inexistente. Posteriormente presentaron una denuncia por “delito de odio” y por coacciones.

Por su parte Diego de los Santos, también se dirigió despectivamente a los jóvenes antifascistas, a los que “felicitó” irónicamente diciéndoles que tras haber lo grado que el “debate no se pudiese llevar a cabo, ya podían marcharse todos “a tomar una cerveza”. Ambos fueron contestados con redoblados gritos de “”no debatimos con fascistas”.

Imagen de portada: Víctor Rodríguez

La Otra Andalucía

arrufat2

14 Comentarios
  1. FEMINAZIS ALA HOGUERA! POCO OS QUEDA Y PRONTO SE ABRIRÁ LA VEDA DEL HEMBRISTA FARSANTE, VIOCTIMISTA FALSARIO, EMBUSTERO Y ODIADOR DEL VARÓN BLANCO HETEROSEXUAL!

  2. Tricolor dice:

    Anda, cómprate un cerebro,nazi de mierda.

  3. brenda dice:

    Feminazis?? donde??? acaso hemos cometido genocidio? decime donde tenemos los campos de concentracion… ayyyyys que idiota de los cojones total sos… el feminazismo lo han inventado ustedes para desprestigiar la lucha feminista y asi no pereder sus putos privilegios ,,, supremo ignorante machista misogeno

  4. Estos machirulos descerebrados no entienden otro lenguaje.
    A estos fascistas, ni un día de tregua.

  5. Jipy dice:

    ¿con estos neadertales de cerebro podrido hay que debatir? creía que para que hubiera un debate era necesario un mínimo nivel de ideas, de argumentos, etc. Pero parece que con el manido “feminazis” ya han gastado todo su argumentario. Para eso es mejor no perder el tiempo. Una buena ostia y que se vayan a balar al campo.

  6. Y. dice:

    Hay que añadir que los estudiantes que asistieron a la charla que estaban en las primeras filas no estaban allí por amor al arte (al menos la gran mayoría). Su profesor, el que comenzó a hablar, les había “obligado” a ir. Les dijo que tendrían una subida de nota si después le entregaban un resumen de lo allí hablado.

  7. Gracia dice:

    Por supuesto las feministas patéticas no permiten el intercambio de ideas porque salen perdiendo. No dejan hablar a los demás porque saben que su ideología no es más que una payasada disfrazada en pseudo-ciencia. Su famoso patriarcado que no se ve, no se mide pero existe y está allí, y si tienes muchísima fé tu también lo sentirás.

    Lo peor es que esto lo han hecho para callar a otra mujer, que vergüenza.

    Ahora saltaran con: machirulo, facista, nazi, racista, xenófoba, misógina, homofóbicca, etc. Gracias a ellas estas palabras ya no significan nada.

  8. Andrea dice:

    Gracia, te aplaudo, pocas veces había leído tantas estupideces juntas. debes haber batido algún récord, deSforestada mental.

  9. Sandra dice:

    ¿Alguien de los “manifestantes” se habrá molestado en leer el libro? Yo creo que no. No les hace falta la reflexión crítica cuando se creen poseedoras/es de la verdad absoluta. Por eso gritan y no dejan hablar, porque tienen miedo a que sus argumentos tengan los pies de barro, y sean derrotados al primer asalto.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Hazte suscriptor