Lxs trabajadorxs de Amazon de Torrejón convocan 3 días de huelga y manifestación el 17 de julio

Por Kaos. Lucha de clases

La convocatoria de huelga de 72 horas comenzaría con piquetes informativos el domingo 15 de Julio a las 22:30. La manifestación con más sectores y empresas en lucha será para el martes 17 a las 12:00 en Torrejon de Ardoz.

Lxs trabajadorxs de Amazon vuelven a la carga. Ayer anunciaron 3 nuevas jornadas de huelga en la planta de Torrejón, además de una manifestación de empresas en lucha para el 12 de julio. Publicamos la información de la rueda de prensa y el manifiesto. 

Rueda de Prensa del comité de empresa de los trabajadores y trabajadoras de Amazon

A las 18:00 horas de la tarde del 11 de Julio comenzaba la rueda de prensa del comité de empresa de los trabajadores y trabajadoras de Amazon.

La mesa presidida por el presidente del comité, representante del sindicato de CGT introducía la convocatoria de una huelga de 72 horas que comenzaría con piquetes informativos el domingo 15 de Julio a las 22:30. La huelga se produce según comentaban los trabajadores en referencia al llamado Prime Day, uno de los días con mayor producción de distribución del año, el cual está programado para el lunes 16 a las 12:00 horas.

Los trabajadores plantean además una manifestación con más sectores y empresas en lucha para el martes 17 a las 12:00 desde la estación de tren de Torrejon de Ardoz hasta el centro de trabajo de San Fernando de Henares donde se estaría produciendo la huelga. Esta táctica la realizan porque entienden que el problema de los trabajadores de Amazon no es único de ellos, sino que es la estrategia del capital contra la clase trabajadora, por lo que la unión será la única manera de frenar su avance.

 

 

“Nosotros no hacemos huelga porque nos dé la gana -comentaba el presidente del comité de empresa- sino porque el capital arremete con más fuerza contra los trabajadores más precarizados, y es nuestro deber ser la punta de lanza de la fuerza de clase.”

Ante la posibilidad de represalias por parte de la multinacional regida por Jeff Bezos, los trabajadores plantean que el reparto de producción hacia empresas con menor conflictividad está a la orden del día. En Polonia, la apertura de la fábrica correspondía con un aumento de la resistencia y de la lucha del movimiento obrero en Alemania, con el avance de este movimiento obrero en Francia se ha realizado la apertura del centro de trabajo en la ciudad de Barcelona, lo cual supone claramente una lucha de poder contra la clase obrera internacional.

Ante estos hechos la posibilidad de una huelga de carácter europeo está cada vez más clara, los obreros de Amazon a nivel internacional observan cómo van perdiendo condiciones salariales y de especie hacia la precarización absoluta de la clase trabajadora. Por lo que el trabajo de organización para la consecución de este objetivo europeo está avanzando de cara a próximas movilizaciones.

 

 

“El comité de empresa tiene que tener las dos vías abiertas de cara a la negociación, pero por supuesto, será la asamblea la que tome la decisión final sobre la lucha, sin acuerdo de los trabajadores no iremos a ningún lado, le cueste al sindicato que le cueste”.

La movilización y huelga en Amazon es un llamamiento a la clase trabajadora, es un llamamiento para la creación de esa unión de luchas hacia una victoria contra el poder establecido, por eso esta huelga es un hito principal en la lucha del movimiento obrero de esta década, Ahora todos tenemos que unirnos en apoyo a la plantilla, en apoyo a la clase obrera organizada.

 

Rueda de Prensa del comité de empresa de los trabajadores y trabajadoras de Amazon.

 

 

 

 

Manifestación contra el poder de las multinacionales

Las empresas multinacionales aumentan su presencia y poder en cada vez más países del mundo. No resulta ya extraño que empresas como Amazon, Inditex o Facebook […] tengan cifras de negocio que superan por mucho el PIB de la mayoría de Estados del mundo.

Son las grandes ganadoras de una globalización económica que une mercados y deslocaliza centros de trabajo, pero en ningún caso trata de exportar condiciones laborales o cumplimiento de los derechos humanos a los lugares menos garantistas. Las transnacionales aprovechan los marcos laborales más beneficiosos para ellas y buscan constantemente trasladar la producción allá donde los códigos son más laxos y el precio de la mano de obra más barato.

Es el caso claro, por ejemplo, de Amazon. El gigante del comercio electrónico intenta sacar todo lo posible los centros de trabajo de Europa Central, con salarios y condiciones por encima de la periferia europea. Polonia y España resultan casos ilustrativos. Los centros polacos abrieron en la frontera con Alemania cuando los trabajadores germanos comenzaron una creciente oleada de huelgas. El trabajo sale adelante y, además, suponiendo un ahorro a la hora de surtir el mercado alemán. España, del mismo modo, por su situación geográfica es clave para surtir al Sur de Europa. Una posibilidad que resulta provechosa para Amazon a la hora de comparar los códigos laborales españoles con los de los vecinos europeos.

Los gobiernos andan con pies de plomo para satisfacer los intereses de dichas empresas, con la clara intención de no hacer peligrar la inversión y empleos que estas suponen. Resulta vergonzoso que la única vía de creación de empleo para algunos gobernantes sea abaratarlo y que se prometan derogaciones de reformas laborales regresivas que luego no se cumplan.

Corresponde, pues, a la ciudadanía y a los y las trabajadoras plantar cara a esta tendencia a la baja de condiciones laborales. Hay que señalar claramente a quien se beneficia de esta globalización económica, hecha para unos pocos, y reivindicar una justa redistribución de la riqueza que aquí se genera.

Por la mejora de las condiciones laborales

Por una fiscalidad progresiva

Contra las deslocalizaciones de la producción

 

 

 

 

 

COLABORA CON KAOS