Publicado en: 23 noviembre, 2017

Los expedientes disciplinarios a niños de primaria se disparan en Galicia

Por Elisa Alvarez

El curso pasado se cerraron 86 procesos de sanción, 7 veces más que hace un decenio

«Te lo cuestionan absolutamente todo». La frase, del director de un colegio público gallego, no hace referencia a los alumnos, sino a las familias. Los problemas de convivencia en las aulas crecen en Galicia, y lo hacen fundamentalmente en la etapa de primaria, es decir, entre niños con edades que oscilan entre 6 y 12 años. El curso pasado se cerraron en la comunidad 86 procesos sancionadores a estudiantes de esta etapa. Es importante aclarar que se cerraron, porque el número de los que se abren es muy superior, pero en la mayoría se llega a un acuerdo o se establecen mecanismos de mediación que evitan que haya que concluir con un expediente disciplinario. «Se abren como último recurso, cuando la familia no responde y no tienes otra alternativa», explica Francisco Lires, presidente de la asociación de directores de colegios públicos de Galicia.

 Los 86 expedientes suponen la cifra más alta al menos en los últimos 15 años. En el 2001-2002 fueron dos. Hace un decenio, en el 2007-2008, siete veces menos, 12. E incluso el curso pasado la cifra, pese a ser elevada, se quedó en 54 procesos sancionadores. El sindicato ANPE facilita estos datos y desde hace años pone el foco en la etapa de primaria y en el aumento de los problemas de convivencia. Pero no carga contra los alumnos, sino contra la falta de colaboración de los progenitores: «Ano tras ano o noso verdadeiro problema son as familias e non os nenos. Os que veñen a preocuparse polos seus fillos son precisamente os que non dan traballo», explica Julio Díaz, presidente de este sindicato en Galicia.
-->
COLABORA CON KAOS