Lo más antidemocrático que existe en éste engendro que llamamos España (el Rey) avala la aplicación del 155

Por Insurgente

El rey Felipe VI, ese individuo que es jefe del Estado únicamente por ser heredero de otro individuo formado y elegido por Franco —a Juan Carlos de Borbón nos referimos—, mostró ayer su apoyo al Gobierno de Rajoy para la aplicación del artículo 155 de la impuesta Constitución española.

Resulta imposible ser más cínico, indigno y caradura. El rey Felipe VI, ese individuo que es jefe del Estado únicamente por ser heredero de otro individuo formado y elegido por Franco —a Juan Carlos de Borbón nos referimos—, mostró ayer su apoyo al Gobierno de Rajoy para la aplicación del artículo 155 de la impuesta Constitución española.

No lo citó expresamente, pero aseguró que “España tiene que hacer frente a un inaceptable intento de secesión en una parte de su territorio nacional y lo resolverá por medio de sus legítimas instituciones democráticas, dentro del respeto a nuestra Constitución”.

Lo de “legítimas instituciones democráticas” lo dijo él, pero de ahí a que lo sean hay un abismo.

Estas prepotentes palabras las pronunció durante su discurso en la entrega de los premios Princesa de Asturias, una intervención que se produjo unas doce horas antes de que el Consejo de Ministros ratificara las medidas que Mariano Rajoy ha pactado con Pedro Sánchez y Albert Rivera para usurpar las competencias de la Generalitat.

No es la primera vez que el ilegítimo jefe del Estado se pronuncia al respecto tras el 1-O. Como seguro recuerdan, anteriormente lo hizo a través de un mensaje televisado, en el que disparó duras palabras contra el Govern.

Ayer, el jefe del Estado asignado a dedo, ese que nunca se ha sometido al dictado de las urnas, mintió diciendo que la independencia de Catalunya conduce al aislamiento” y al “empobrecimiento de un pueblo”.

Y sostenemos que mintió, porque, realmente, al empobrecimiento de un pueblo conduce la existencia de parásitos como él que, con la ley del mínimo esfuerzo viven muy por encima de sus súbditos.

“Ningún proyecto de futuro se puede construir basándose en romper la convivencia democrática; ningún proyecto de progreso y libertad se sustenta en la desafección, ni en la división —siempre dolorosa y desgarradora— de la sociedad, de las familias y de los amigos”. Esto fue parte de su cínico mensaje.

En presencia de buena parte de los máximos representantes de la UE y de autoridades del Estado, como Mariano Rajoy o la presidenta del Congreso, Ana Pastor, Felipe VI reivindicó los casi cuarenta años de democracia, y recordó que su instauración respondió a una “decisión soberana”.

Lo que es otra enorme mentira, porque, en realidad, la instauración de eso que falsamente llaman democracia se llevó a cabo a través de una fuerte represión — entre 1976 y 1980 la Policía, la Guardia Civil y la extrema derecha asesinaron impunemente a más de cien personas, y miles de detenidos fueron salvajemente torturados— y de la traición de siniestros personajes en los que buena parte del pueblo confiaba.

La Constitución que tanto defienden los principales grupos políticos del Estado español es fruto de una “ruptura pactada” con el franquismo, y no de una “ruptura democrática” con éste, que es lo que se demandaba masivamente en la calle.

“No queremos ni podemos renunciar —dijo Felipe VI— a lo que juntos hemos construido, sumando las aportaciones de todos, que constituye un valiosísimo legado que a todos y cada uno nos pertenece por igual. Y ello ha sido posible gracias a una España cimentada en el deseo sincero de convivencia y de entendimiento; en el respeto de las normas y de las reglas de la democracia; en reconocer con grandeza y generosidad los errores del pasado para no caer de nuevo en ellos”.

La democracia y la monarquía, por incompatibles, chocan frontalmente. De modo que la Transición de una dictadura hacia la democracia nunca podrá ser efectiva con un rey como jefe del Estado por medio, y menos todavía si éste es la imposición de un jefe del Estado creado por el propio dictador a espaldas del pueblo.

Como ha quedado dicho, lo más antidemocrático que existe en ese engendro que llamamos España avala la aplicación del 155, es decir el recorte más infame que se le ha hecho a una “democracia” que como tal nunca ha existido.

14 Comentarios
  1. Francisco dice:

    Pero que tipo de estúpidos publican lo que les corresponde por pura lógica de a su catadura mental. no es sorprendente es lo apropiado a gente de poca lógica y muchas ganas de joder. Los estúpidos dicen y obran sin lógica ni discernimiento de hética humana o política vamos lo abuelastro, en la linea de los tontos de baba y eso ultimo en vuestro caso no es mas que un elogio.

  2. Koldo dice:

    “Este engendró que llamamos España”
    Un poco de respeto si quieres que te respeten a ti.

  3. Koldo dice:

    “la democracia y la monarquía, por incompatibles”
    O sea que en Gran Bretaña, en Holanda, en Bélgica, etc. no hay democracia.
    Sería interesante un debate sobre lo que es democracia.

  4. Logico, sino quieres que se te acabe el chollo de vivir del cuento.

  5. Jack dice:

    Para que mantener a un rey un parásito chupa sangre. Esta preocupado por sus intereses no del pueblo. El rey es un aragan no deben de existir reyes en esta época

  6. Mar dice:

    Si mi presidente tuviera la décima parte de la preparación política, militar y personal que Felipe VI, no me importaría que permaneciera en el poder 50 años.

  7. Escrito por: Resentido Social.

  8. Claudio dice:

    Los reyes nunca trabajan, viven a costillas del pueblo. Como no se dan cuenta manga de ignorantes. Un rey no le sirve a nadie más que a el mismo. Pero por favor despierten,abran sus mentes

  9. Ay! Uds los españoles siempre con ganas de pelear. Quieren otra guerra civil? El refrán ese q dice q entra un español a un grupo q conversacy dice: De q se discute q yo me opongo” Asi son y así serán. Está en su adn. Saludos. ( por si acaso soy hija de vasca).

  10. Tatiana dice:

    Conciudadanos! Vivimos tiempos muy difíciles y la unidad de los españoles es muy importante. No vamos a discutir sobre Su Majestad o sobre el Presidente del Gobierno. Hay cosas mucho más importantes. La unidad de España está en peligro. Hay una Ley fundamental del estado: La Construcción. Nos gusten o no, otra no hay , de momento y hay que respetarla. El Estado de derecho impone primero la OBLIGACIÓN de respetar la ley. Todos hablan de derechos y nadie de obligaciones.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS