Lavacolla, un aeropuerto construído con mano de obra de un campo de concentración

Por Alba Suevos / Sermos Galiza

El profesor y periodista Isaias Lafuente, en su obra Esclavos por la patria, señala que el número de personas reclutadas durante tres décadas para la prestación obligatoria de servicios a las obras impulsadas por el régimen de Franco fue superior a 100.000 en el Estado español.

En Galicia se establecieron nueve campos de concentración durante el régimen de Franco. En Lavacolla, Santiago de Compostela, trabajaron entre 2.000 y 3.000 prisioneros republicanos en la construcción del aeropuerto y la escuela de aviación dentro de la política de dispersión que practicó el fascismo. En pocos años se creó una plataforma con 40.000 toneladas de materiales para construir la pista de aterrizaje. Cerca de allí, una fosa común guarda su memoria.

El profesor y periodista Isaias Lafuente, en su obra Esclavos por la patria, señala que el número de personas reclutadas durante tres décadas para la prestación obligatoria de servicios a las obras impulsadas por el régimen de Franco fue superior a 100.000 en el Estado español. El autor cuenta cómo la normativa de redención de penas se encargó de convertir los presos políticos en obreros que soportaban duras jornadas de trabajo en condiciones de vida infrahumanas. Entre ellas, cita las obras del aeropuerto de Compostela Lavacolla.

Después de inaugurarse el campo de vuelo, se propuso la creación de una academia de aviación y poco después, en 1940, surgió la necesidad de ampliar estas instalaciones con la idea de convertir Lavacolla en un aeropuerto transoceánico. Los internos de este campamento de Compostela cobraban 2,50 pesetas al día, según lo firmado por el Comisario de guerra.

Victor Santidrián Arias, doctor en Historia Contemporánea por la Universidad de Santiago, reconstruye el viaje de los campos de concentración y prisiones, donde estuvo Casimiro Jabonero, prisionero republicano destinado durante semanas en Lavacolla.

Los prisioneros eran encerrados en un hórreo de grandes dimensiones junto al que pasaban niños que les daban pan y mazorcas de maíz, detalla en la publicación Diario del soldado republicano Casimiro Jabonero. Campo de concentración de Lavacolla. Prisión de Santiago de Compostela, 1939-1940. El libro está editado por la Fundación el 10 de marzo.

Relata que también participaron en el trabajo de limpieza cientos de jóvenes de Santiago de Compostela, obligados a dedicar una jornada a la obra. Sólo los que pagaban un rescate de 5 pesetas podía librarse de este servicio. Aunque este campo de prisioneros se cerró en 1945, los trabajos en el aeropuerto de Lavacolla se mantuvieron con trabajo forzoso hasta 1950.

 

Para someterse a un proceso de reeducación política que buscaba recuperar la moral de los vencidos y la asunción de los símbolos de la nueva España fascista, Santidrián recoge que los presos debían izar y arriar la bandera fascista, además de cantar el himno de la Falange para convertir “al vencido en un hombre nuevo que pretendía la reuperación moral de los derrotados”.

 


Lavacolla, un aeroporto construído coa man de obra dun campo de concentración

Membros do Batallón Disciplinario de Soldados Traballadores nº 28 na Lavacolla
Membros do Batallón Disciplinario de Soldados Traballadores nº 28 na Lavacolla  

Na Galiza instaláronse nove campos de concentración durante o franquismo. No da Lavacolla, en Santiago de Compostela, traballaron entre 2.000 e 3.000 presos republicanos na construción do aeroporto e da escola de aviación dentro da política de dispersión que practicou o fascismo. En poucos anos crearon unha plataforma con 40.000 toneladas de materiais para crear a pista de aterraxe. Nas proximidades, unha foxa común garda a súa memoria.

O profesor e xornalista Isaías Lafuente, na súa obra Esclavos por la patria, sinala que a cifra de persoas recrutadas durante tres décadas para a prestación obrigatoria de servizos ás obras impulsadas polo franquismo foi superior ás 100.000 no Estado español. O autor conta como o Padroado de Redención de Penas encargábase de converter os prisioneiros políticos en obreiros que soportaban duras xornadas de traballo en condicións de vida infrahumanas. Entre elas, cita as obras do aeroporto compostelán da Lavacolla.

 

Logo de se inaugurar o campo de voo, propúxose a creación dunha academia de aviación e pouco despois, en 1940, xurdiu a necesidade de ampliar estas instalacións coa idea de tornar Lavacolla nun aeroporto transoceánico. Daquela os presos deste campo de concentración compostelán cobraban 2,50 pesetas diarias, segundo o asinado polo comisario de guerra.

 

Víctor Santidrián Arias, doutor en Historia Contemporánea pola Universidade de Santiago, reconstrúe o periplo de campos de concentración e prisións onde estivo Casimiro Jabonero, un preso republicano destinado durante semanas na Lavacolla.

 

Os prisioneiros castigados eran encerrados nun hórreo de grandes dimensións xunto ao que pasaban nenos que lles daban pan e espigas de millo, detalla na publicación Diario do soldado republicano Casimiro Jabonero. Campo de concentración da Lavacolla. Prisión de Santiago de Compostela, 1939-1940. O libro está editado pola Fundación 10 de Marzo.

 

Relata que tamén participaron nos traballos de desmonte centos de mozos de Santiago de Compostela, obrigados a dedicaren unha xornada á obra. Só os que pagaban un rescate de 5 pesetas podían librar deste servizo. Aínda que este campo de prisioneiros fechou  en 1945, os traballos no aeroporto da Lavacolla mantivéronse coa achega forzosa até 1950.

 

Para os submeter a un proceso de reeducación política que procuraba a recuperación moral dos derrotados e a asunción dos símbolos da nova España fascista, Santidrián recolle que os prisioneiros debían izaren e arriaren a bandeira fascista, alén de cantaren o himno da Falanxe para converter “o vencido nun home novo que pretendía a recuperación moral dos derrotados”.

 

Membros do Batallón Disciplinario de Soldados Traballadores nº 28 na Lavacolla

http://www.sermosgaliza.gal/articulo/memoria/lavacolla-aeroporto-construido-coa-man-obra-dun-campo-concentracion/20170822093901060676.html

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS