Las madres de los jóvenes de Altsasu: «Ni los CDR ni nuestros hijos son terroristas»

Por Kaos. Estado Español

Este lunes empieza el juicio por el caso Altsasu en la Audiencia Nacional, donde ocho personas se enfrentan a penas que suman 375 años de prisión por una presunta agresión a dos guardias civiles “Ni los CDR son terroristas ni nuestros hijos son terroristas”, según asegura Belio Pozueta, madre de Adur R. de A., uno de los ocho jóvenes que se […]

Este lunes empieza el juicio por el caso Altsasu en la Audiencia Nacional, donde ocho personas se enfrentan a penas que suman 375 años de prisión por una presunta agresión a dos guardias civiles

“Ni los CDR son terroristas ni nuestros hijos son terroristas”, según asegura Belio Pozueta, madre de Adur R. de A., uno de los ocho jóvenes que se enfrentan a penas que suman 375 años de prisión por una supuesta agresión terrorista a dos guardias civiles durante una pelea en un bar en Altsasu (Navarra) que pasó en el 2016, y que este lunes llega a juicio a la Audiencia Nacional. Tres de los acusados ya llevan más de 500 días en prisión preventiva.

En un reportaje emitido en el programa Preguntes Freqüents (FAQS) de Tv3, Pozueta lamenta que a sus hijos, a los CDR y a los que escriben “los convierten en terroristas”, hecho ante el cual opina “se está banalizando totalmente el concepto de terrorismo”, y advierte del hecho que “en el caso catalán están haciendo lo mismo” que a sus hijos. “Hay una lógica de venganza y de generar dolor, y de avisar, de decir: atención con lo que podemos hacer”, remarca.


Edurne Goikoetxea, que es la madre de Ainara Uno, también remarca: “En el caso de los CDR puede recordar más a las detenciones por motivos políticos que se han ido produciendo a lo largo de estos años”. Por su parte, el alcalde de Altsasu, Javier Ollo, se queja de la “desproporción judicial”, y considera que, a pesar de no querer restarle importancia a los hechos ni pedir “ningún tipo de impunidad”, tratarlos como acto terrorista “es devaluar el propio concepto de terrorismo”.

La Fiscalía pide para los jóvenes un total de 375 años de prisión. Los hechos pasaron la noche del 15 de octubre de 2016 durante las fiestas del pueblo. Los jóvenes se pelearon con dos guardias civiles fuera de servicio (y también se vieron implicadas sus mujeres) y, según el escrito de la Fiscalía, golpearon “brutalmente” a los agentes y los insultaron y amenazaron de muerte. Las dos primeras detenciones se practicaron aquella noche y el resto llegaron semanas más tarde.

El juicio arranca el lunes en las dependencias de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares y está previsto que dure dos semanas. La declaración de los acusados está prevista para la primera sesión del juicio. El fiscal José Perals solicitó 62 años y 6 meses de prisión para uno de los acusados y 50 años de prisión para seis jóvenes más implicados en la pelea. Para otra encausada, pide 12 años y 6 meses por amenazas terroristas.

Familiares, amigos y vecinos de los jóvenes han organizados desde entonces varios actos de apoyo y para reivindicar su puesta en libertad. El último, una manifestación en Pamplona este sábado.

Nació Digital

COLABORA CON KAOS