“La privatización de la sanidad solo se parará con grandes movilizaciones en la calle y la participación de los jóvenes”

Por Último Cero

Juan Antonio Gómez Liébana, miembro de CASMadrid, es el coordinador del libro Se vende sanidad publica. Todo lo que deberías saber sobre la privatización, pero nadie quiere contarte, que esta tarde ha presentado en el Centro Cívico Esgueva, en un acto convocado por Solidarios de la Sanidad.

Gómez Liébana trabaja en Sanidad desde 1976. En el libro que ha coordinado  Se vende sanidad publica. Todo lo que deberías saber sobre la privatización, pero nadie quiere contarte (Editado por Catarata) parte de un análisis firmado por el propio activista de la Coordinadora AntiPrivatización de la Sanidad (CAS), en el que hace un análisis de la evolución del módelo médico, la mercantilización de la medicina, el cientificismo médico, la medicalización de la vida y de la sociedad, la farmacia y el mercado, los determinantes de la salud… para concluir con una reflexión que parte “del desmantelamiento del estado social (que el capitalismo ya no necesita mantener”.

“Todos tenemos derecho a la asistencia sanitaria de base universal, pero el oasis, que empezó por Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Noruega…, está desapareciendo. El capitalismo necesita obreros sanos por necesidades productivas, sin embargo hoy ya no somos el centro de producción“, explica Gómez Liébana, que remite al libro que recoge el proceso de privatización de la sanidad y su repercusión, con los casos de Madrid, Catalunya, Andalucía… pero también de Francia y Grecia, “un laboratorio”, en palabras de Gómez Liébana, de la estrategia de recortes y desmantelamiento de la sanidad pública.

“Pero también”, añade el miembro de CASMadrid, en el proceso de autoorganización de la salud, en el que llevan 5 años. Una experiencia enriquecedora ¿Aquí seríamos capaces de crear algo similar?”.

De momento, Gómez Liébana centra todas sus energías, que son muchas, en difundir un mensaje diferente al de las Mareas Blancas,  y para ello se remonta a 2004, cuando Esperanza Aguirre invitó a un grupo de británicos para privatizar la sanidad con el método PPP (en el que todo es privado) y el PFI (semi privado, caso del HUBU).

Juan Antonio Gómez Liébana en Valladolid. Foto: Gaspar Francés
Juan Antonio Gómez Liébana en Valladolid. Foto: Gaspar Francés

“Era el momento en que creamos la Coordinadora CAS con sindicatos no subvencionados, a la que posteriormente se integrarían grupos de los barrios. Entre 2004 y 2012 organizamos muchas manifestaciones pidiendo la derogación de la Ley 15/97, que es la que permite privatizar la Sanidad. Fueron 8 años de tensión en la calle, con protestas de 40.000 personas sin ningún apoyo mediático. Con la recogida de medio millón de firmas… Fue entonces cuando Zapatero nos transmitió que la Ley 15/97 era un asunto de Estado y que nunca la iban a derogar. La verdad es que no tuvimos muchas victorias, pero sí conseguimos alguna, como fue evitar el cierre del Hospital de Vallecas”, relata Gómez Liébana, quien continúa su exposición a partir del 2012 y la adjudicación y explotación durante 30 años de los 12 hospitales privatizados en Madrid, relacionados con la burbuja inmobiliaria, con las grandes constructoras, la aparición de los fondos de capital riesgo, etc.

“Hasta entonces”, añade el miembro de CASMadrid, “no había habido ningún movimiento de los trabajadores de Sanidad y nos llamaron cirujanos del 12 de Octubre. Nosotros les preguntamos que dónde habían estado, y nos respondieron: ‘En los quirófanos, muy ocupados’. Hoy, aquellos médicos, que crearon frente al Sindicato de Médicos: AFEM (Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid)  son diputados.

El PP sacó adelante los dos primeros planes de infraestructuras del SERMAS (Servicio Madrileño de Salud), pero en el tercer plan, de la mano del consejro Lasquetty,  ya se no hablaba de abrir nuevos hospitales: se fijó en la transformación de los centros La Princesa y Carlos III y en los médicos, con la reducción a la mitad de los jefes de servicio, de 600 a 300.  Los médicos respondieron con una huelga -“porque nos quieren convertir en obreros”-  Una consultora, por encargo de AFEM, creó el lema: ‘La Sanidad no se vende, se defiende’ . Surgió la Marea Blanca; hoy, dice Gómez Liébana, hay “muchas Mareas Blancas, según el que gobierne la Comunidad”.

“Para entonces los hospitales ya están vendidos. Los médicos nada dicen de la Ley 15/97 y el proceso de privatización sigue, aunque los medios publicasen que se había paralizado. Hoy el proceso de privatización goza de buena salud, por desgracia”, expresa Gómez Liébana, que reconoce que “faltaron fuerzas para pararlo” y hoy nos encontramos con 2 millones de personas en lista de espera para la primera consulta con el especialista.

“De las listas de espera de quirófano se ha pasado a las listas de espera de diagnóstico, lo que es vergonzoso ya que puede suceder que haya personas que fallezcan antes de recibir tratamiento. Es un deterioro planificado”, afirma el miembro de CASMadrid que, con otros colectivos, ha convocado una jornada estatal de protesta contra las lista de espera para el próximo día 25.

¿Es irreversible el proceso de privatización de la salud pública? 

-Me gustaría  decir que sí, pero para ello es necesario una gran movilización en la calle, en la que participen los jóvenes, a los que no les preocupa la Sanidad, que no tiene nada que ver con la Salud. A los 14 años los jóvenes acaban con las vacunas y no vuelven hasta los 50 años cuando empiezan los problemas con la próstata. No utilizan el sistema, no lo ven necesario.

También creo que no van a desmantelar todo el sistema público, dejarán algo parecido a la beneficencia. Este es un proceso lento; desde Rusia hasta Portugal. Toda Europa sufre el proceso de privatización, de ahí el crecimiento de los seguros privados. Eso sí, siempre atenderán las enfermedades infeciosas, que no entienden de clases sociales.

Lo que sí tengo claro es que con manifestaciones como la de ‘Nos duele la sanidad’ en Valladolid, con autobuses pagados para los que quieran acudir, no se consigue nada. Es la ceremonia de la confusión. Lo principal son los contenidos, sin objetivos claros y con compañeros de la izquierda del capital poco se puede esperar. Hay que ir a los factores que provocan la privatización: la Ley 15/92, y eso es ‘asunto de Estado’.

————–

Juan Antonio Gómez Liébana concluye el prológo del libro ‘Se vende Sanidad pública’, del siguiente modo: ‘Sabemos que el sistema es capaz de absorber y mencantilizar casi todo, pero queremos soñar con otro mundo, y para ello es necesario multiplicar los conflictos, aflorar las contradicciones del sistema capitalista, no delegar en nadie la resolución de nuestros problemas y mantener la llama de la rebelión encendida. Porque el camino de la revolución pasa por avanzar hacia la cobertura de las necesidades básicasmediante sistemas no mercantilizados, basados en la recuperación de lo colectivo y la autogestión’.

Imagen de portada: Juan Antonio Gómez Liébana, en la plaza de la Libertad. Foto: Gaspar Francés

 

“La privatización de la sanidad solo se parará con grandes movilizaciones en la calle y la participación de los jóvenes”

-->
COLABORA CON KAOS