La policía española imputa un delito de incitación al odio a decenas de ciudadanos de Reus (cast/cat)

Por Kaos. Països Catalans

El alcalde es uno de ellos, junto con al jefe de bomberos y a otras personas ligadas al mundo asociativo.

Sigue la caza de brujas: profesores, tuiteros, ciudadanos de a pie, alcaldes, diputados, consellers, president… nadie escapa a la acción del ministerio del interior que continúa reprimiendo por múltiples vías: citaciones judiciales, actuaciones policiales, multas y sanciones, detenidos y encarcelados… Ya se deben contar por miles y aumentará en las próximas semanas, según anunció el mismo ministro del interior. Los acusaciones son variadas, usando el código penal o la ley mordaza del PP. Incitación al odio es la más común cuando andan la policía o la guardia civil de por medio. Es el caso de las decenas de ciudadanos de Reus. 

La sorpresa ha llegado a la ciudad de Reus (Baix Camp) en forma de citación judicial. Una veintena de personas del municipio, el alcalde incluido, han sido imputados por un delito de incitación al odio. El requerimiento iba dirigido a una parte de las personas que participaron en las protestas a las puertas de los hoteles donde se alojaba la policía española, en los redactores del manifiesto que se hizo para pedir que los agentes marcharan del hotel, el jefe de los bomberos, empresarios, a quienes fueron grabados e identificados, o a personas que colgaban carteles.Además de los mencionados, otros imputados, como miembros del movimiento escolta, personas vinculadas al casal independentista Despertaferro y militantes de la Izquierda Independentista (EI), en general, se encontrarán esta tarde para decidir qué respuesta se dará. El abanico de imputados alcanza a cualquier que haya participado, de alguna manera u otra, en las movilizaciones del 15 de septiembre al 4 de octubre.

————

La policia espanyola imputa un delicte d’incitació a l’odi a desenes de reusencs

L’alcalde és un d’ells, juntament amb el cap de bombers i altres persones lligades al món associatiu.

La sorpresa ha arribat a la ciutat de Reus (Baix Camp) en forma de citació judicial. Una vintena de persones del municipi, l’alcalde inclòs, han estat imputats per un delicte d’incitació a l’odi. El requeriment anava dirigit a una part de les persones que van participar a les protestes a les portes dels hotels on s’hi allotjava la policia espanyola, als redactors del manifest que es va fer per demanar que els agents marxessin de l’hotel, el caporal dels bombers, empresaris, a aquells que van gravar-los i van ser identificats, o a persones que penjaven cartells.

A més dels esmentats, altres imputats, com membres del moviment escolta, persones vinculades al casal independentista Despertaferro i militants de l’Esquerra Independentista (EI), en general, es trobaran aquesta tarda per decidir quina resposta es donarà. El ventall d’imputats abasta a qualsevol que hagi participat, d’alguna manera o una altra, en les mobilitzacions del 15 de setembre al 4 d’octubre.

 

https://www.eltemps.cat/article/2607/la-policia-espanyola-imputa-un-delicte-dincitacio-a-lodi-a-desenes-de-reus

-->
COLABORA CON KAOS