La incalculable fortuna del rey emérito

Por Kaos. Estado Español

Su patrimonio no aparece en ninguna de las cuentas oficiales del Estado y es prácticamente imposible conocer, a ciencia cierta, cuánto dinero acumulan los Borbones y en concreto, el rey emérito. La revista Forbes le atribuyó una fortuna próxima a los 2.000 millones de euros.

A raíz del escándalo de las grabaciones que han trascendido de la amiga del rey, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, refiriéndose a la fortuna y gestiones corruptas del monarca heredero de Franco, inviolable jurídicamente por un precepto de la constitución de quien no se cansa de afirmar que “todos somos iguales ante la ley”,  reproducimos un interesante artículo de Miguel Ruiz sobre el origen de esa fortuna.

 

 

LA INCALCULABLE FORTUNA DE JUAN CARLOS I REY EMÉRITO

Aún vivía Franco cuando se firmó un acuerdo por el que cobraría una comisión de cada barril de petróleo que España comprara a Arabia Saudí.

Es lo que han venido denunciado hace tiempo varios economistas e investigadores y a lo largo del tiempo su nombre también ha aparecido en operaciones policiales vinculadas a negocios con la trama Gürtel; por la cuenta Soleado; caso Malaya; con urbanizaciones en República

Dominicana; y con las comisiones millonarias que compartió con Corinna Zu Sayn-Wittgenstein.

Es un secreto a voces que al rey Juan Carlos I los negocios internacionales le han ido muy bien y le han permitido acumular una fortuna de una magnitud inestimable desde que dio sus primeros pasos como príncipe. Pero este patrimonio no aparece en ninguna de las cuentas oficiales del Estado y es prácticamente imposible conocer, a ciencia cierta, cuánto dinero acumulan los Borbones y en concreto, el rey emérito. La revista Forbes le atribuyó una fortuna próxima a los 2.000 millones de euros.

 

 

A pesar del secreto que los rodea, con el paso de los años se han ido conociendo algunos de los negocios privados del monarca emérito. En 1977, el príncipe saudí Fahd bin Abdulazizel prestó al rey Juan Carlos I un “préstamo” de 100 millones de dólares a interés cero con el supuesto objetivo de “fortalecer la democracia” en España aunque al parecer a la Moncloa que ocupaba Adolfo Suárez por aquellas fechas solo llegarón algunas migajas según aseguran algunas personas entre ellas los periodistas Gregorio Morán y José García Abad. También existen muchas dudas de que el monarca devolviese ese préstamo.

Roberto Centeno, exconsejero delegado de Campsa, asegura que, una vez instaurada la monarquía en España, en las arcas personales de Juan Carlos I se ingresaba una comisión por la compra de cada barril de petróleo que adquiría España. Gracias a estos ingresos, pasó de vivir de la pequeña asignación concedida por el dictador, a entrar en pocos años en las listas de los más adinerados de la revista Forbes. Sin embargo, su nombre salió de la lista de los más ricos al parecer después de que hubiese gestiones diplomáticas reclamando que así fuese.

 

 

Hace unos años en un programa de radio, Centeno intentó hacer cálculos sobre cuánto se llevaban el rey y su testaferro Manuel Prado y Colón de Carvajal por barril de petróleo que compraba el erario público de España en los países árabes:

“La cifra no la recuerdo exactamente, pero había un sobrecoste. Es decir, entre comprarlo directamente, que estábamos hablando de treinta y tantos dólares [por barril] de aquellos años (si le ponemos la inflación ahora no sé cuánto saldría, desde luego el doble o el triple)… Pero, en fin, había comisiones que podían oscilar entre 1 y 2 dólares por barril y eso es una barbaridad por la cantidad de barriles de petróleo que caben en un superpetrolero: un petrolero de 200.000 toneladas lleva entre 1.400.000 y 1.600.000 barriles. Entonces, estamos hablando de que un petrolero le puede producir en aquel momento un beneficio de 2 millones de dólares del año 1979. Eso son palabras mayores”.

En el marco de la Operación Gürtel salió a la luz la cuenta “Soleado”, una cuenta opaca en Suiza gestionada por el bróker suizo Arturo Fasana en la que Francisco Correa ocultaba el dinero de la red de corrupción en esta cuenta el monarca presuntamente tiene guardados unos 200 millones, pero no está solo, también tienen dinero guardado en esa cuenta personas como los Albertos, Javier de la Rosa, los Pujol o dirigentes del Partido Popular.

 

En la operación Malaya también salió a relucir el nombre del monarca esta vez relacionado con inversiones inmobiliarias en República Dominicana con empresarios relacionados con Juan Antonio Roca. Concretamente, se señalaba una promoción de superlujo que llevaba por nombre Urbanización Rey Juan Carlos I aunque tampoco se supo mucho más ni se siguió investigando en esa dirección.

 

 

El rey emérito mantuvo un romance de varios años con la aristócrata alemana de origen danés Corinna Zu Sayn-Wittgenstein y la pareja tuvo tiempo entre escarceo y escarceo para amasar un buen dinero, se estima en unos 30 millones de euros en efectivo la cantidad obtenida gracias a los negocios de los dos.

Y eso no es todo, la Familia Real recibe cada año casi 8 millones de dinero público provenientes de los Presupuestos Generales del Estado. En 2017 se destinaron 7.818.890,00 euros al mantenimiento de la Casa Real, con ese dinero según la propia institución, se hace frente a sus obligaciones económicas: sueldos, cuotas y prestaciones sociales del personal de alta dirección, dirección y laboral a cargo de la Casa; gastos de funcionamiento, como material de oficina; determinados suministros; gastos de protocolo y de representación -almuerzos, cenas, recepciones-; viajes; adquisiciones de material diverso para el funcionamiento de los servicios, etc.

E, ese dinero también están incluidos los salarios tanto de los reyes como de los monarcas eméritos. Concretamente, en 2017, el rey Felipe recibió un salario de 236.544 euros, mientras que Juan Carlos I dispuso de 189.228 euros, el 80% de lo que cobra su hijo. Por su parte, la reina Letizia tuvo asignado un sueldo de 130.092 euros y su suegra, doña Sofía, 106.452.

 

Enlace con el artículo

 

 

 

COLABORA CON KAOS