Publicado en: 14 junio, 2018

La dignidad

Por Mis Aforismos

¿Que entendemos por Dignidad?

Que es para mí ser digno?

Para explicar que significa para mí la Dignidad empezaré desgranando la definición de Digno que nos ofrece la denostada RAE.

La RAE dispone:

digno, na
Del lat. dignus.
1. adj. Merecedor de algo.
2. adj. Correspondiente, proporcionado al mérito y condición de alguien o algo.
3. adj. Que tiene dignidad o se comporta con ella.
4. adj. Propio de la persona digna.
5. adj. Dicho de una cosa: Que puede aceptarse o usarse sin desdoro. Salario digno. Vivienda digna.
6. adj. De calidad aceptable. Una novela muy digna.

Si revisamos las anteriores acepciones de la palabra “digno/a” solo creo en la última: “De calidad aceptable”, el resto las considero genéricas y banales. Con ello no quiero decir que no sean correctas sino que debido a mi educación y cultura me parecen subjetivas. “Merecedor de algo” ¿de qué exactamente? ¿Alguien por el mero hecho de existir se convierte necesariamente en merecedor de algo? ¿quizás de cariño, comida, un techo o de un castigo? ¿de justicia o de libertad? En nuestra sociedad mercantilista y basada en la (teórica) meritocracia la dignidad como concepto ético o moral se ha desvirtuado, infiriéndole un precio y por consiguiente banalizando el concepto y relegándolo a un segundo plano dónde lo moral y lo ético no reportan beneficios para el sistema. Cuando excluimos la dignidad inherente del ser humano la convertimos en un objeto, a lo que se puede renunciar, medible y por tanto en cuantificable. La dignidad puede ser utilizada, intercambiada como medio para obtener unos fines y por tanto se convierte en una herramienta vacía de contenido.

Ejemplos de indignidad y de vulneración de derechos fundamentales del individuo se dan diariamente en las relaciones laborales, familiares e inclusive sentimentales. En la actualidad la dignidad está reservada para los merecedores de ella y existen los excluidos, aquellos que no se consideran dignos y que el sistema expulsa y explota para su consumo rápido. Un ejemplo claro es la situación que estamos viviendo con el Acuarius, más de 600 personas abandonadas a su suerte por una Italia racista y una Unión europea hipócrita? Es España y el PSOE un ejemplo a seguir y los adalides de la dignidad? Yo creo que han hecho lo obligado en casos de urgencia y desesperación, es un gran gesto, debemos aplaudirlo, pero más aún nos tenemos que preocupar por tener que hacerlo y por el origen de la barbarie.

Si me centro en lo que significa para mí, la dignidad se basa en el concepto de realización y de autonomía para tomar mis propias decisiones, respetando la de los demás y no entrando a valorar las decisiones de los otros en cuanto no me afecten. Yo soy digno por el mero hecho de existir, por ser una persona igual que los demás y que tiene derecho a auto realizarse, a no ser juzgado por sus actos y por tener la independencia de mis pensamientos y opiniones. Yo soy merecedor de respeto y cariño, que se me trate con justicia y que no se me agreda verbal ni fisicamente. Las decisiones que tome y los objetivos que quiera alcanzar deben ser respetados porque soy yo quién los decide, independientemente de las consideraciones ajenas y de las consecuencias que acarreen para mi entorno. Con dichas consecuencias deberé lidiar y convivir pero en ningún caso deberé renunciar a mis deseos de indagar en mis inquietudes y de alcanzar la auto-realización.

Pero mi visión es fruto de vivir en el primer mundo con todas las comodidades, es egoísta y firmemente individualista. No me he de machacar por ello pero he de ser consciente que la situación de los Exiliados que se lanzan al mar desesperados no tiene equiparación con mi vida, por muy mala que llegue a ser. No puedo renunciar a mis privilegios por haber nacido en el primer mundo, pero es mi obligación tomar consciencia y luchar por que se respete la dignidad y el derecho a una vida del resto de personas que no tienen mi misma suerte.

Todos somos dignos en cuanto existimos y renunciar a nuestra dignidad implica renunciar a lo más profundo de nuestro ser, el devenir de las circunstancias trasladará nuestros objeto al plano de la realidad que será la que determine que  objetivos y logros alcanzaremos pero no debe ser otra persona la que determine o condicione nuestra naturaleza y nuestro progreso. Si no te implicas, si no te cuestionas y si no te indignas por lo ocurrido deberías plantearte tu ética y tu moral.

Mis Aforismos

COLABORA CON KAOS