Publicado en: 14 junio, 2018

Karl Marx (1818-1883). En el bicentenario de su nacimiento: Dígaselo con Marx

Por Salvador López Arnal, Rebelión

De nuevo queda pendiente el estilo argumentativo de Marx en el MC. Disculpas.

 

Me centro hoy en un volumen, de título más que simpático, que acaba de publicarse en este año del bicentenario: Dígaselo con Marx. Lo edita Ekosol Carabanchel y Ediciones GPS, Madrid, a un precio bastante asequible: 15 euros. Pueden encontrarlo en Traficantes de sueños, por ejemplo.

Una cita del Quijote abre el volumen: “Cambiar el mundo, amigo Sancho, no es utopía ni locura, sino justicia”. Un lema muy marxiano. No es casual que el compañero de Jenny Marx fuese atento lector de la obra cervantina.

En la primera solapa interior, un texto, el registro del nacimiento de Marx, que vale la pena reproducir. Lo firman Karl Petrasch, Mathias Kropp, Heinrich Marx, E. Grach (“El acto tiene lugar en Trier, en el año, mes y día mencionado arriba”):

En el año mil ochocientos dieciocho, en el séptimo día del mes de mayo, a la cuatro horas de la tarde, delante de mí, el Registrador del Registro civil de la Oficina del Burgomaestre de Trier, el señor Heinrich Marx, residente en Trier, de treinta y sete años, abogado en la Alta Corte de Apelación, trajo ante mí un recién nacido de sexo masculino y declaró que había nacido en Trier el quinto día de mayo a las dos de la madrugada, siendo descendiente del señor Heinrich Marx, abogado, residente en Trier, y de su mujer, Henriette Presbrock y que desean llamar a su hijo Carl. Dado que el niño ha sido traído ante mí y la declaración mencionada ha sido hecha ante la presencia de dos testigos el señor Karl Petrasch, de treinta y dos años, funcionario superior, residente en Trier, y Mathias Kropp, de veinte años, empleado, residente en Trier, registro estos hechos en este documento, en dos copias originales, haciéndolo en presencia de la persona que trae el niño ante mí y de los testigos, y después de leérselo, lo firmo junto con la persona que presenta el niño y los testigos.

El libro está estructurado en las partes siguientes: 0. Presentación. 1. Dialogando con Marx. 2. Debatir Marx. 3. Encontrando a Marx. 4. Viajar con Marx. 5. Conociendo a Marx. 7. Profundizar en Marx. El diseño de la cubierta se basa en la obra original de Vázquez de Sola.

La presentación, escrita por la coordinadora de Ekosol: May Sánchez Seseña, dedicada “A la memoria de Manuel Fernández Cuesta, amigo, camarada y, siempre, compañero de viaje”. Unos versos de Miguel Hernández, de la “Elegía a Ramón Sijé”, la acompañan. Una observación que les será de interés: “La idea de editar este libro homenaje surge a raíz del ofrecimiento del regalo de una estatua de Marx que la República Popular de China hace al Ayuntamiento de Tréveris. La imagen tallada aterrizó en Alemania el pasado 3 de marzo y ha quedado instalada el 5 de mayo de 2018”. Sus palabras finales:

El fantasma que un día de Marx y Engels lanzaron a recorrer el mundo es un legado histórico que, modestamente desde estas páginas, pretendemos ayudar a reactivar. “Injusticias de todos los países, temblad, avanzamos”.

El primer apartado está compuesto de 17 textos, breves (3, 4 páginas, todo un acierto en mi opinión) en su gran mayoría. Cito los nombres de algunos de los autores: Eudald Carbonell Roura, Jorge Riechmann, Julio Anguita, Lidia Falcón, Juan Francisco Martín Seco, Francisco Javier López Martín, José Daniel Lacalle, Francisco Frutos, Constantino Bértolo, Teresa Aranguren, Manuel Fernández Cuesta, Mariano Asenjo, Isabel Benítez Romero, Xabier Arrizabalo Montero, Felipe Aranguren y Francisco Fernández Buey. También el que suscribe.

Les recomiendo algunos de ellos (sin desconsideración del resto por supuesto): “Marx con peinado iroqués· (J.R., con interesantísimas notas a pie de página), “Karl Marx y John Maynard Keynes” (JFMS), “Las clases sociales en el MC de Marx y Engels” (JDL), “Marx, prensa y verdad” (CB), “Marx contra el IV Reich neoliberal”, “Del feminismo marxista al feminismo de clase”. Por supuesto también, “Elogio de Marx en el 125 aniversario de su muerte”, un artículo del autor de Marx sin ismos y Marx a contracorriente escrito en mayo de 2008.

El segundo apartado -“Debatir con Marx”- está compuesto de 13 textos. Sus autores: Juan Carlos Monedero, José Luis Izquieta, Etulain, Alejandro Tiana, el rector de la UNED, Adolfo Mansilla Montoro, María Evealia Aparicio García, Arón Cohen, Jesús Gago, Begoña San José, Nicolás Sartorius, Jaume Bosch, Rafael Fraguas, Eduardo Sánchez Iglesias y Luis Miguel Sánchez Seseña.

Les recomiendo también algunos de ellos (sin desconsideración del resto, insisto): “Urgencia de Marx” (JCM), “Marxismo y feminismo” (BSJ), “Marx y los nacionalismos” (NS), “Marx y la dimensión geográfica del capitalismo. Colonialismo, periferia y noción de subdesarrollo” (ESI) y “La chinización del marxismo” (LMSS).

“Encontrando a Marx” es el título del tercer apartado. Los autores: Carlos Andradas, Cayo Lara, Carlos Berzosa, Javier García Cellino, José María Alfaya, Eusebia Lucía Olmos, Javier Navascués, Julián Ariza Rico, María Casas, Padre Francisco, Alejandro Ruiz-Huerta Carbonell, Luis Arimany de Pablos, María Toledano (salvo error por mi parte, uno de los “otros nombres” de Manuel Fernández Cuesta), Daniel Morcillo Álvarez y César Sánchez Seseña.

Las recomendaciones: “Concienzudo matemático” (CA), “Marx y la Tierra” (CL), “Marx en mi formación de economista” (CB), “Y Marx, ¿qué hay de él? El marxismo y la ecología” (JN), “Marx desde la universidad” (AR-HC), “Capitalismo e infelicidad” (MT) y “A modo de epíllogo” (CSS).

El siguiente apartado se titula “Viajar con Marx”. Está firmado por los coordinadores de la edición. No se pierdan las fotografías incorporadas. Hermosísimas en algunos casos. El asunto con palabras de los autores:

En las página siguientes se recoge un pequeño catálogo de monumentos a Karl Marx por el mundo. Una selección de los muchos que hay. La mayoría están ubicados en la antigua URSS, países de la órbita soviética y Alemania (ex RDA), aunque también los hay en lugares recónditos, como algún parque habanero o el barrio de Otxarkoaga (Euskadi). Un homenaje en piedra (y ahora en papel) al economista, filósofo, periodista, sociólogo, historiador y militante comunista. Algunos momentos de esta selección son de conocimiento personal de los autores de este texto, otros localizados a través de internet o de referencias e indicaciones de embajadas y centros culturales de distintos países. En resumen, se trata de una modesta aportación que solo pretende recopilar algunos de los monumentos (los más importantes) elegidos a Karl Marx (en ocasiones, acompañado de Engels) por el mundo.

El siguiente capítulo, “Conociendo a Marx”, recoge un conjunto, bien seleccionados, de textos de Marx o sobre él. Desde el registro de su nacimiento, la semblanza de Moses Hess sobre el joven Marx, el informe de un agente de la policía prusiana (pp. 262-263, ¡no se lo pierdan!), los recuerdos de Anselmo Lorenzo y Paul Lafargue, hasta el prólogo de Marx y Engels a la edición alemana del MC de 1872, fragmentos de la Crítica de la filosofía del Derecho de Hegel (un texto de Marx de 1843), Manuscritos económico-filosóficos de 1844, y La ideología alemana.

El último apartado, “Profundizar en Marx”, está compuesto de una amplia antología de Francisco Fernández Buey (“Marx por Marx”, una antología de 1998 para los “Faros del siglo XX”) y una antología, también extensa, de textos de uno de los grandes marxistas de todos los tiempos, Manuel Sacristán, sobre Karl Marx y el marxismo.

Un apartado de título “Procedencia de los textos” cierra el libro. En él, las referencias señalas, “Palabra de Marx” (estas, por ejemplo: “La desvalorización del mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de las cosas”, “La peor lucha es la que no se hace”).

Las palabras de cierre del libro pueden ser también las palabras de cierre de esta presentación:

Este libro se terminó de imprimir en los talleres de Unigráficas GPS el 5 de mayo de 2018, bicentenario del nacimiento de Karl Marx y transcurridos 170 años del nacimiento de Karl Marx y transcurridos 170 años de la primera edición de su Manifiesto Comunista, con un llamamiento a la rebeldía organizada de los trabajadores para transforma la sociedad en un mundo justo e igualitario. En ocasiones, buscando lo imposible el hombre ha conseguido lo posible: ¡Proletarios de todos los países, uníos!

En síntesis: no se lo pierdan y, si tienen ocasión, recomiéndeselo a sus amigos y conocidos. ¡No les decepcionarán! ¡Díganselo con Marx, con este de y sobre Marx!

.

www.rebelion.org/noticia.php?id=242862

COLABORA CON KAOS