Israel pone en la lista negra a una veintena de ONGs por el conflicto palestino

Por Eugenio García Gascón / Público

Hace años que Israel había amenazado con tomar medidas drásticas contra el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), una campaña con la que se quiere combatir la ocupación y la discriminación sistemática a los palestinos

Hace muchos meses, e incluso años, que Israel había amenazado con tomar medidas drásticas contra el movimiento BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), una campaña internacional de poco más de una década de vida con la que se pretende combatir la ocupación y la discriminación sistemática que sufren los palestinos día a día en los territorios ocupados.

Este pasado domingo los ministros de Asuntos Estratégicos, Guilad Erdan, y del Interior, Arye Dery, anunciaron finalmente una novedad de peso en este frente. Hasta ahora los israelíes habían adoptado medidas puntuales en el aeropuerto de Tel Aviv, expulsando a algún que otro activista, pero el domingo los dos ministros publicaron una lista con los nombres específicos de 20 ONGs de cuatro continentes.

Estas ONGs son las primeras a las que, según Guilad Erdan, Israel combatirá. Arye Dery será el encargado de proceder con la lista de activistas de esas ONGs, y de deportarlos en el caso de que se animen a poner los pies en el aeropuerto de Tel Aviv. El ministro Dery meterá a los activistas que figuran en la lista en el avión de vuelta a su punto de origen sin más preámbulos. Esta medida, que se ponía en la práctica esporádicamente hasta ahora, puede convertirse a partir de ahora moneda corriente.

Sin embargo, en los días que han transcurrido desde el domingo, Israel no la ha aplicado en ningún caso, aunque consta que hay activistas pertenecientes a esas ONGs que residen en estos momentos en los territorios ocupados y en Israel y que ayudan a los palestinos. Algunos incluso han entrado por el aeropuerto de Tel Aviv después del domingo y no se les ha puesto ninguna pega.

Esto tal vez sugiere que las autoridades israelíes temen que la medida suscite un efecto boomerang, una posibilidad que han indicado algunos políticos. La expulsión de activistas a menudo suele tener eco en los medios de comunicación internacionales, por lo que una deportación de decenas de activistas de una sola tacada con toda seguridad tendría amplias repercusiones.

Pero unas horas antes de que Erdan y Dery anunciaran la medida, Israel deportó a una activista noruega a la que se acusó de haber mentido en informes sobre las personas a cargo de su ONG. Se dio la circunstancia de que esta expulsión se produjo teniendo la activista noruega un visado de trabajo en regla y mientras la ministra de Exteriores noruega se entrevistaba con el primer ministro Benjamín Netanyahu.

Entre las ONGs que figuran en la lista hay algunas tan prestigiosas como American Friends Service Committee, un grupo cuáquero muy progresista que fue galardonado con el premio Nobel de la paz en 1947 por salvar a europeos, incluidos judíos, perseguidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Otra ONG incluida en la flamante lista negra es ‘Jewish Voice for Peace’un grupo judío que se solidariza con el sufrimiento de los palestinos

Otra ONG incluida en la flamante lista negra es Jewish Voice for Peace, un grupo también progresista cuyas actividades se toman peor en Israel justamente porque sus miembros son judíos, generalmente de Estados Unidos, que se solidarizan con el sufrimiento de los palestinos y se manifiestan en Occidente contra la ocupación con regularidad.

Expulsiones, desahucios, demoliciones de casas, prohibiciones de viajar o detenciones sin juicio son actividades que lleva a cabo Israel regularmente y que denuncian estas ONGs que han sido prohibidas en Israel y que combaten desde hace años. El movimiento internacional de apoyo a los palestinos está tomando fuerza, y eso es lo que ha impulsado a las autoridades israelíes a adoptar medidas para combatirlo.

Las ONGs afirman que Israel quiere “silenciar a los críticos”. El ministro Erdan para Asuntos Estratégicos se está tomando su tarea en serio. Erdan es un radical incluso para los parámetros del actual gobierno y tiene aspiraciones políticas declaradas para sustituir algún día a Benjamín Netanyahu al frente del ejecutivo, una posibilidad que seguramente no se presentará a corto plazo pero que Erdan cultiva.

La lista negra también la aplicó Sudáfrica durante el periodo del apartheid sin mucho éxito, especialmente porque a partir de un momento dado los estados occidentales se sumaron al boicot de Sudáfrica y poco después el apartheid terminó. En el caso israelí, los estados occidentales no se han sumado al boicot ni da la impresión de que lo vayan a hacer, de manera que la campaña BDS tiene poscas posibilidades de prosperar puesto que la fuerza de las ONGs es limitada.

El BDS no ha pasado de ser como un pequeño insecto que molesta a Israel pero que no tiene una incidencia decisiva en el conflicto. No obstante, en los últimos años ha ido creciendo en Estados Unidos y en Europa occidental y ha llegado a ser una molestia contumaz que ha obligado a Israel a actuar para frenarla.

Algunas de las ONGs incluidas en la lista ya han dicho que van a seguir con sus actividades y que la campaña de BDS se va a incrementar a raíz de la decisión israelí del domingo. Los activistas internacionales están motivados por algunos éxitos que han logrado en la última década y no van a arrojar la toalla porque los nombres de esos mismos activistas figuren en una lista israelí.

http://www.publico.es/internacional/israel-pone-lista-negra-veintenar-ongs-conflicto-palestino.html

Para que podamos seguir informando colabora con el crowdfunding de Kaosenlared

-->
COLABORA CON KAOS