Guatemala. Licencias de Tahoe suspendidas por falta de consulta con comunidades indígenas

Por CMI Guatemala

mientras que la compañía niega la presencia indígena y la oposición

Tahoe

El miércoles 5 de julio, la Corte Suprema de Justicia de Guatemala anunció que suspendía temporalmente dos de las licencias mineras de Tahoe Resources hasta que se resuelva el recurso de Amparo contra el Ministerio de Energía y Minas por discriminación y falta de consulta previa a las comunidades indígenas Xinka en la zona de la mina de plata Escobal de la compañía. Tahoe ha negado sistemáticamente la presencia de comunidades Xinka en el área de influencia del proyecto Escobal y no informó sobre la fuerza de la oposición tanto de comunidades Xinka y no indígenas afectadas por sus operaciones mineras.

“El pueblo de Xinka ha sido históricamente invisibilizado por el Estado de Guatemala. Hoy no nos sorprende que una empresa extranjera como Tahoe esté utilizando los mismos mecanismos discriminatorios para negar nuestra existencia en el área para proteger su inversión. Esta es la historia que se repite con el mismo objetivo de siempre: desplazar a nuestras comunidades. ¿Quiénes son ellos para decidir quién soy y violar mi derecho a la autodeterminación? Es mi derecho “, señaló Moisés Divas, miembro de la comunidad Xinka y coordinador del Comisión Diocesana de Defensa de la Naturaleza (CODIDENA).

Las dos licencias suspendidas incluyen la licencia Escobal donde se construyó la gran mina de plata subterránea y opera en el municipio de San Rafael Las Flores. La segunda es la licencia de exploración Juan Bosco en los municipios de San Rafael Las Flores, Mataquescuintla, Nueva Santa Rosa y Casillas. Los tres últimos municipios celebraron plebiscitos antes de la concesión del permiso de explotación de Escobal, en el que decenas de miles de personas votaron en contra de cualquier actividad minera en su área. Hasta la fecha, la oposición en Mataquescuintla ha impedido que la empresa conecte su mina a la red nacional de energía.

A pesar de su negativa de que haya algún pueblo Xinka en el área inmediata de su mina, Tahoe ha declarado, en su respuesta a la suspensión el miércoles, que cree que el Ministerio de Energía y Minas (MEM) ya ha llevado a cabo un proceso de consulta consistente con los derechos indígenas.

En un comunicado de fecha 6 de julio, el MEM argumentó que ha cumplido con todas las obligaciones bajo la ley guatemalteca a través de “procesos de diálogo en las comunidades de influencia al proyecto minero” y “que se ha logrado la convivencia entra la minera y la población desde 2012.” Indican que el Estudio de Impacto Ambiental de la empresa aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente en 2011, determinó que no había población indígena en la región.

“La oposición organizada al proyecto de Tahoe muestra que cualquiera que sea el llamado proceso de consulta que la compañía y el MEM pueden haber llevado a cabo, no consiguieron el consentimiento de la comunidad. Tahoe ha estado diciendo a los accionistas durante años que sus problemas sociales son atendidos, mientras que trata a las personas que están luchando por un medio ambiente saludable con desdén abierto. Es evidente que, habida cuenta de la protesta de Casillas de un mes de duración, y de los múltiples casos en curso en los tribunales nacionales e internacionales, que no se ha resuelto todo “, comentó Becky Kaump por la Red de Solidaridad con el Pueblo de Guatemala (NISGUA).

El Parlamento Xinka y los miembros de la comunidad Xinka han participado constantemente en eventos comunitarios y protestas pacíficas en oposición a la presencia de la minería en la región. Como resultado, al igual que muchos otros en la zona, han sufrido violencia y represión. En marzo de 2013, cuatro dirigentes indígenas Xinka, entre ellos el entonces presidente del Parlamento Xinka, Roberto Gonzáles, fueron secuestrados al regresar de observar un plebiscito comunitario en El Volcancito, en el municipio de San Rafael Las Flores. Uno de los secuestrados, Exaltación Marcos Ucelo, fue encontrado muerto al día siguiente. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos lo calificó como un asesinato de un activista de derechos humanos.

El Consejo Noruego de Ética, que investigó los problemas de derechos humanos de Tahoe en 2014, señaló que el Pueblo Xinka y el Parlamento Xinka “se oponen a la operación minera y exigen que se les consulte antes de que se otorguen licencias en las áreas en las que viven”. De su investigación, el Consejo desaconsejó cualquier inversión adicional en Tahoe Resources dado el alto riesgo de nuevas violaciones de los derechos humanos.

“Con el apoyo de las autoridades nacionales guatemaltecas, Tahoe ha estado deseando alejar la presencia de pueblos indígenas alrededor de la mina de Escobal desde 2010, cuando el fundador y entonces director general, Kevin McArthur, dijo a los participantes en la Denver Gold Conference que el proyecto Escobal no enfrentaría oposición porque no había “cuestiones indígenas”. McArthur estaba simplemente equivocado acerca de la ausencia de gente Xinka o la falta de resistencia. Ahora la compañía y sus accionistas sufren las consecuencias “, comentó Jen Moore de MiningWatch Canada.

El jueves, Tahoe Resources perdió un tercio de su valor en el mercado de valores. Dos firmas de abogados también han anunciado investigaciones con respecto a las reclamaciones de que Tahoe violó secciones de la Ley de Intercambio de Valores de Estados Unidos.

Preocupados por la prevalencia de la criminalización, la militarización y la violencia que los opositores a la mina de Escobal han experimentado en los últimos años, las organizaciones nacionales de derechos humanos en Guatemala han expresado públicamente su apoyo a las comunidades y al Centro de Acción Ambiental, Social y Jurídica (CALAS), organización que entabló el recurso de Amparo, convocando al Ministerio de Energía y Minas a mantener la sentencia y abstenerse de utilizar la violencia contra manifestantes pacíficos. Las organizaciones internacionales también instan a la compañía y a las autoridades guatemaltecas a garantizar que los residentes de la zona y las organizaciones que los acompañan no enfrenten persecución legal, represión o violencia por defender sus derechos indígenas y humanos como resultado de este caso legal y otras protestas recientes, incluyendo la manifestación que comenzó hace un mes en Casillas que evita que todo lo transitado relacionado con la mina llegue al sitio.

Centro de Medios Independientes de Guatemala (CMI Guatemala)

.

https://cmiguate.org/licencias-de-tahoe-suspendidas

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS