[Galiza] “Está claro desde hace tiempo que el monte arde porque interesa que arda”

Por Alberto Quian

Los impulsores de la Red de Investigación Comunal sobre Montes e Incendios Forestales, autores del documental ‘TramaLume’, explican en esta entrevista las razones por las que surje esta iniciativa de inteligencia colectiva, su modo de operar y su visión sobre los incendios en Galicia.

Infierno desatado en Nigrán, en plena oleada de incendios en Galicia a mediados de octubre de 2017

Trabajo en red, comunitario, transversal, multidisciplinar y anónimo. Así opera la Red de Investigación Comunal sobre Montes e Incendios Forestales, un “espacio de investigación ciudadana” para abordar las “causas de fondo que hecen tan vulnerable la situación de los montes gallegos y de la población del rural en general”. Tras publicar tres videos de un documental en curso titulado TramaLume, sus impulsores explican a Galicia Confidencial la naturaleza de esta red colaborativa y sus propósitos, además de aportar su visión del problema de los incendios en el país, para lo que niegan la hipótesis de la Xunta (de Galicia) de un “terrorismo incendiario” y por lo que culpan al Gobierno gallego, al central y a la Unión Europea como partes responsables. Para atacar el mal piden una “sociedad valiente y autogobernada, en red y con memoria”.

¿De quién surje la iniciativa y quién está participando?

TramaLume es la parte mediática de a Red de Investigación Comunal sobre Montes e Incendios Forestales. Es decir, TramaLume es el nombre del documental que estamos generando por episodios, algunas de esas personas trabajando en equipos independientes. También es el hashtag #TramaLume que usamos en redes sociales para promocionar la visibilización y sensibilización sobre la problemática de los montes y los incendios forestales en Galiza. Y también es el nombre del sitio web dónde estamos promocionando estos contenidos. La red en sí misma es un espacio de investigación ciudadana, entendido como red por ser de relación libre y autónoma entre iguales.

¿Es posible saber quienes son las persoas o colectivos que impulsan esta red?

Está siendo un espacio de encuentro, cooperación y pensamiento crítico sobre las causas de fondo que hacen tan vulnerable la situación de los montes gallegos y de la población del medio rural en general, como vimos las pasadas semanas y llevamos viendo los últimos años con las sucesivas oleadas de incendios forestales. No existen impulsores, no existen cabezas, solo personas que pueden estar iniciando o dinamizando ciertos procesos y que desbordan la lógica de las organizaciones tradicionales. Esas personas son anónimas.

¿Cuánta gente hay en la red?

En los distintos grupos de trabajo somos entre 50 y 60 personas de todo el país, con colaboraciones de personas del resto del Estado español y más allá del Atlántico.

¿Cuál es el perfil de los que integran esta red?

Hay un grupo de comunicación que congrega ahora mismo a profesionales de diversos campos: ingenieros y técnicos forestales,politólogos, periodistas, ecologistas, activistas, expertos en tecnologías de la comunicación y audiovisuales, trabajadores de comunidades de montes, etc. Esto no implica que todas las personas tengan la misma implicación ni que participen en los mismos tiempos. Desde que se lanzó la llamada se están formando equipos de trabajo según intereses y capacidades.

“En cuanto a contenidos, no estamos haciendo nada nuevo que no hagan periodistas y especialistas cada vez que hay una oleada de incendios. El cómo es lo distinto”

¿Hay en la red algún vínculo político o sindicalista?

Entendemos que por vínculo político te refieres a la política representativa de partido.

Sí…

En ese caso, no, no hay vínculos políticos. Ni sindicalistas. En ese sentido, el de las organizaciones políticas tradicionales, estamos desvinculados, pero en ningún caso somos apolíticos.Trabajamos en una red de trabajo colaborativo, que está todavía definiéndose.

¿Por qué el anonimato?

El anonimato es una herramienta. Evita que cuando el dedo apunte al cielo, los parvos miren para el dedo. También es un seguro doble frente a:

1. Egos, las afiliaciones, filias o fobias, y a favor de un trabajo de multiliderazgo real que evite el “premio” de una posible atención mediática. Esto es algo que tiende a corromper los procesos de trabajo colaborativo.

2. Por proteger a las personas y a sus aportaciones a la hora de arrojar luz sobre los potenciales lobbies, intereses privados y puertas giratorias que rodean nuestra problemática de estudio.

Se definen como “Anónimxs, con Memoria”. El anonimato es un recurso ya muy común entre los ciberactivistas, con Anonymous como paradigma. ¿Qué les garantiza a ustedes el anonimato?

Anonymous es una red conocida por hackear servidores y webs de entidades e instituciones, grosso modo. Nosotros somos una red creciente y distribuida de personas que intentamos ser anónimas para desenvolver un trabajo de investigación ciudadana, para desbloquear un problema que amenaza el futuro del rural, y por tanto de nuestro país.

Nada garantiza el anonimato al 100% en la red hoy en día, y es una cuestión de escala. Lo que pretendemos algunas personas es que esta red crezca a través de relaciones de máxima confianza. Hay muchas personas implicadas en el cuidado de los recursos comunes del país, y entre nosotros nos vamos conociendo después de haber compartido tiempos y espacios. Este es solo un proyecto posible dónde encontrarnos y enredar de nuevo por un bien/objetivo común.

Hackers de lo social, brigadistas de los comunes, guardas forestales del patrimonio material e inmaterial… Pero sobre todo, somos personas que forman parte de una sociedad que quiere ser consciente y activa”

¿Cómo protegen su anonimato?

Usando tecnologías libres y encriptadas, servicios hospedados en plataformas seguras gestionadas por colectivos de confianza, y asegurándonos de mantener ciertos filtros mínimos a la hora de conectar entre nosotros para acciones específicas.

El anonimato es una ‘herramienta’ usada por los ciberactivistas y hacktivistas como un modo de garantizar la libertad y su seguridad, visión que se opone a la clásica opinión de que el anonimato garantiza delitos y resta credibilidad. ¿Temen que pueda pasar eso, que les resten credibilidad o les cuestionen por no identificarse?

El trabajo de algunos consiste en recoger datos, artículos, información… por un lado, y por otro favorecer la visibilización de esos datos y conocimientos que ya existen, com en el caso del documental por episodios. En la parte documental no estamos más que mostrando las opiniones de quien se encuentra cerca de los montes, quien trabaja en el medio rural o tiene conocimientos prácticos, técnicos o científicos sobre el ámbito forestal, del fuego, etc. Son testimonios desde la zona cero, pero que apuntan causas de fondo que vienen de muy atrás y que están estructurando el monte y los modos de habitar el rural gallego de un modo que tiende a favorecer no los intereses de la población, actual y futura, sino los intereses privados de un número reducido de actores.

En cuanto a contenidos, no estamos haciendo nada nuevo que no hagan periodistas y especialistas cada vez que hay una oleada de incendios. El cómo es lo distinto, queremos asegurar como ciudadanía espacios de reflexión y acción propios sobre un problema que condiciona el futuro de nuestro territorio. Además, la intención es sobreponernos a los modelos usados hasta ahora y mantener la cuestión visible, superar la inmediatez de la visibilidad mediática, que provoca que año tras año y el problema de los incendios pase a un tercer o cuarto plano, una vez finaliza la temporada.

Al no haber una intención mayor que la de mantener la sensibilidad y potenciar el conocimiento de la sociedad sobre las causas y efectos de los incendios, apenas nada puede afectar a la credibilidad de todo esto, y la cuestión del anonimato sigue siendo necesaria para muchas de estas personas.

Ustedes eligieron el servicio Tucows para su página web. Un servicio vinculado a la promoción y protección de una Internet abierta y libre, y vinculado a causas ciberactivistas. ¿Tiene que ver esa naturaleza de Tucows con la elección de este servicio y con la esencia de la red que están creando?

Lógicamente, el conocimiento de las redes por parte de algunas participantes nos lleva a usar las tecnologías más seguras para evitar colocar a nadie al frente en el escaparate o en la responsabilidad sobre un proceso de investigación colectiva y en red entre iguales. Es una cuestión de coherencia.

“Está por ver quién o qué incendia, si hay pagos, quién paga, a quién beneficia el fuego”

Sumado a esto, es obvio, viendo los videos, que en estos trabajos audiovisuales hay calidad técnica y profesionalidad. Se intuye, con todo esto, que son gente preparada, formada y con conocimientos en comunicación y movemientos en la Red. ¿Es así?

Eso es solo una evidencia de que en el país hay personas bien formadas, profesionales preparadas y preparados que son capaces de dar un paso adelante y organizarse de un modo independiente para promover la conciencia social y proteger los recursos de todas y todos.

¿Se consideran documentalistas, periodistas, investigadores, activistas…?

Y también si quieres hackers de lo social, brigadistas de los comunes, guardas forestales de nuestro patrimonio material e inmaterial… Sí. Pero sobre todo, personas que forman parte de una sociedad que quiere ser consciente y activa.

Por lo que hemos podido comprobar, su cuenta en Twitter fue creada el 27 de octubre y la página web el 19, inmediatamente después de la oleada de incendios. ¿Cuándo comezó a gestarse realmente esta red?

Tras la oleada de incendios que asoló Galiza. Fueron comentarios en grupos de comunicación, llamadas en red por todo el territorio gallego, que derivó en unirnos en un grupo de comunicación abierto. Desde ahí, conversaciones rápidas, comenzar a compartir enlaces a publicaciones, medios y videos relacionados con el tema. A continuación, se configuraron un par de equipos de un modo natural que ya están trabajando. Los tiempos se sucedieron según las necesidades. Registramos la web pensando en compartir recursos, y después comezó el trabajo audiovisual y algun as decidimos abrir una cuenta de Twitter con el hashtag #TramaLume, para hacer llegar al público el primer episodio del documental, durante la manifestación contra la Ley de Depredación de Galiza, que estaba usando ya varios hashtags como #ArdeGaliza, #QueimanGaliza, etc., para promocionarse. Y funcionó. El primer video que publicamos alcanzço 8.600 visualizaciones en pcos días, conseguimos conectar con una parte de las personas preocupadas por el tema, y eso abre camino para seguir publicando y tener cierto seguimiento. Ahora dependerá de la calidad del contenido, de los testimonios y de los datos que se vayan hilando.

“Hasta ahora hay indicios de toda índole sobre la existencia de una trama de incendios. Hasta ser pruebas queda todo por hacer”

¿Es esta una red con vocación de permanecer en el tiempo y de crecer?

Eso está por ver. ¿Sobreviviremos a la cuestión catalana que impera en las mentes de los gallegos y gallegas estos días? ¿Seremos capaces de aumentar la tensión crítica sobre la cuestión del ordenamiento forestal y los modos de vida del rural? ¿dejaremos por el contrario un montón de recursos que quedarán ahí esperando a ser útiles en la próxima oleada de incendios forestales?, ¿o será el proyecto minero de terras raras de una empresa de Canadá lo que haga saltar las alarmas?… En cualquier caso, las personas confiamos en que algo de todo esto se mantenga operativo, desde luego. Cuantas más personas seamos, más fácil puede ser mantener las fuerzas en el tiempo.

¿Cuáles serán sus próximas acciones?

Seguir publicando testimonios recogidos por todo el territorio gallego en relación a los incendios y los montes, y eventualmente montar un documental -pieza final- que recoja las impresiones e informaciones más interesantes.

También, seguir recopilando datos y difundiendo información, llamando la atención sobre la cuestión de los posibles intereses que hay detrás del abandono de la gestión forestal, de la inexistencia de ordenamiento forestal, de los intereses económicos en la extinción de incendios, y que inflúyan en el futuro de los montes.

¿Cuál es su objetivo concreto?

Poner en un mapa bien clarito las causas y relaciones de poder entre los incendios y los posibles intereses y políticas que de un modo directo ou indirecto imponen las lógicas extractivistas en nuestros montes, favorecen el abandono del rural, presionan para que los recursos comunes sean privatizados en nombre de intereses generales espurios, y que mantiene a la sociedad gallega alienada de sus co-rresponsabilidades sobre el territorio y de su potencial de desarrollo.

“La Xunta debería hacer pública toda la información que tiene disponible sobre las causas, perímetros y tipos de superficies quemadas en los incendios”

Dicen trabajar para visibilizar las tramas que hacen arder nuestros montes. ¿Hay una trama de incendios en Galicia?

Está por ver. Por ver quién o qué incendia, si hay pagos, quién paga, a quién beneficia el fuego. Lo que está claro desde hace tiempo es que el monte arde porque interesa que arda. Existe toda una serie de incentivos complejos, una trama, que junto con la falta de alternativas viables de aprovechamiento del monte a gran escala, con una población rural en constante caída y suburbanizada, que en conjunto crean condiciones favorables para que año tras año se produzcan incendios en nuestros montes.

Estamos promoviendo modelos forestales insostenibles, tenemos grandes extensiones de territorios abandonados en los que grandes proyectos industriales privados movidos por las oscilaciones en los mercados internacionales (y no por las necesidades de la población gallega), ven en el territorio gallego grandes ventanas de oportunidades y de inversión. Está por definir cual es la relación de los incendios con este escenario de desestructuración del medio rural en Galiza, pero una cosa no existiría sin la otra, como vemos en nuestro entorno inmediato. También por probar está la responsabilidad de nuestro gobierno en que esto ocurra, por acción u omisión.

¿Qué pruebas, evidencias o indicios hay para hablar de una trama incendiaria?

Hasta ahora hay indicios de toda índole. Hasta ser pruebas queda todo por hacer. Se precisan investigaciones y auditorías independientes sobre los recursos, las políticas, proyectos empresariales, etc., y relacionar todos esos datos para ver si los indicios llegan a ser pruebas. Un primer paso en esa línea sería conseguir que la Xunta de Galicia hiciese pública toda la información que tiene disponible sobre las causas, perímetros y tipos de superficies quemadas en los incendios, que distintas asociaciones ecologistas están demandando desde hace décadas.

 

“Hay evidencias claras de irresponsabilidad política en la promoción de la industria del eucalipto/celulosa, por insostenible”

¿Qué conclusiones sacan ustedes después de hablar con distintas personas?. ¿Cuáles creen que son las causas de los incendios y quienes los responsables?

Por el momento hay evidencias de responsabilidades políticas claras, y de fines lucrativos secundarios a través de contratos y fomento de leyes sobre el suelo y el monte; causas por las que se están a mantener los recursos de prevención de incendios en estado precario y por las cuales se favorece la contratación de servicios privados una vez comienzan los incendios. También hay evidencias claras de irresponsabilidad política en la promoción de la industria del eucalipto/celulosa, por insostenible. Es necesario investigar si es denunciable, y destapar también qué otras relaciones puede haber con otros sectores extractivos implantados, o con posibilidades de hacerlo, en el país.

Resulta evidente que la carencia de recursos para la prevención de incendios es una responsabilidad de los últimos gobernos de la Xunta de Galicia, y de otras administraciones competentes en materia de ordenamiento forestal, como la Unión Europea o el Gobierno central español. Siendo ellos responsables de la gestión de nuestro territorio por mandato, entre los años 1987 y 2009 el Inventario Forestal Nacional está reflejando que la superficie arbolada gallega, en la que el eucalipto es la especie predominante, pasó de menos del 5% a más del 20%.

También la administración es la responsable de que no existan mecanismos para la fiscalización efectiva de algunas cláusulas de las leyes de protección medioambiental, que garantizan sobre el papel que las masas de frondosas no sean alternadas, pero que no tienen efectos en la práctica, como lo demuestra la evolución de los usos del suelo en nuestro país. Por dar un ejemplo, un informe del Tribunal de Contas evaluando el 4º quinquenio de ejecución (2008-2012) del Plan Forestal de Galicia (PFG) demostraba que a pesar de que el objetivo del Plan Forestal de Galicia era el ordenamiento y recapitalización del monte, hasta ahora se han invertido más recursos en prevención y extinción de incendios que en ordenamiento. O PFG preveía gastar un 3% en políticas forestales entre 2008-2012. Acabó ejecutándose so el 1,44%. Desde el 2008 y hasta la actualidad el gasto anual de la Xunta ronda los 150 millones de euros: 100 en extinción de incendios y 50 en otras actuaciones. Además, se está trabajando en un nuevo Plan Forestal de Galicia sin haber evaluado los resultados del anterior.

En esta línea, hace pocos días una denuncia de la Asociación Petón do Lobo solicitaba a la Comisión Europea que pida explicaciones a ese gobierno sobre el destino de 40 millones de euros de ayudas recibidas para paliar los efectos del calentamiento global, que incluye la prevención de incendios, a todas luces ineficaz en el caso gallego.

“Que la Xunta hable de terrorismo incendiario es señalar fuera de su tejado, colocar enemigos invisibles, intratables, inabarcables”

La Xunta habló primero de terrorismo incendiario, pero luego esto se fue diluyendo. Además, los tres únicos detenidos son autores de incendios por imprudencia o negligencia que tan solo quemaron menos de 5 de las casi 50.000 hectáreas quemadas. ¿Qué opinión les merece todo esto?

Se ha dicho mucho ya sobre esto: hablar de terrorismo es señalar fuera de su tejado, colocar enemigos invisibles, intratables, inabarcables. Y sobre todo, como ha mencionado ya un reconocido experto en el tema, Edelmiro López Iglesias, decir que el terrorismo es la causa de nuestros problemas en el monte en Galiza implica que nosotros no tenemos nada que hacer para solucionarlo. Fuimos atacados por un agente ajeno, los terroristas, y la solución es encarceralos, no diseñar un ordenamiento forestal eficaz, o políticas de dinamización del medio rural, para dar vías de salida a su población.

¿Qué mensaje quieren enviar a la sociedad gallega?

Que es necesario actuar para mantener vivos y sanos los recursos comunes. Que es necesario estar informadas e informados para actuar eficazmente y salir de las oleadas que nos arrastran por sorpresa y nos mantienen siempre cien pasos por detrás de los intereses económicos y lucrativos de los lobbies. Si queremos que el rural sea un rural vivo, con calidad ambiental y posibilidades de vida para las próximas generaciones, tenemos que tomar medidas ya, desde nuestros entornos locales.

¿Cómo hacerlo? Las tecnologías de las que disponemos son más poderosas si las usamos activamente para dar voz y discurso a quien tiene conocimiento y experiencia. Que es necesario salir de los modelos clásicos informativos -prensa, tv, radio- y articular redes fuertes de acción y contrainformación.

¿Y a la Xunta y todas las administraciones públicas?

Que cada vez más tendrán que rendir cuentas sobre sus acciones y omisiones sobre el estado de la superficie forestal y del territorio rural en Galiza. Una ciudadanía activa e informada no debiera suponer una amenaza para unas instituciones verdaderamente democráticas.

¿Quieren añadir algo más?

Son necesarios más colectivos de personas organizadas, más redes de pobolación en acción y pensamento crítico por todo el territorio. Una sociedad valiente y autogobernada, en red y con memoria. Para cualquier información o colaboración contactad a tramalume@disroot.org o en Twitter @trama_lume.

Alberto Quian | Santiago de Compostela | 08/11/2017

 

Fuente: galiciaconfidencial.com

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS