Publicado en: 11 febrero, 2016

Felipe González define las “puertas giratorias” como “defender los intereses de las empresas españolas”

Por Kaos. Estado español

Felipe González habló anoche de las puertas giratorias durante una entrevista en Canal Sur, defendiendo el “derecho” de los políticos a usarla porque, según dijo, “sirve para defender los intereses de las empresas españolas”. Defendió que “la gente puede  prestar un servicio público y puede participar en una actividad privada compatible” y defendió que el […]

Felipe González habló anoche de las puertas giratorias durante una entrevista en Canal Sur, defendiendo el “derecho” de los políticos a usarla porque, según dijo, “sirve para defender los intereses de las empresas españolas”. Defendió que “la gente puede  prestar un servicio público y puede participar en una actividad privada compatible” y defendió que el que “sólo sirve para ser alcalde o diputado es probable que tampoco sirva para eso”.

Defendió a Trinidad Jiménez afirmando que cuando “una persona sale de la política, a los cinco años ya no es incompatible y puede trabajar en lo que quiera”, y que en el caso de Jiménez “por lo visto no la pueden contratar en Telefónica ni para atender la puerta”. “El ciudadano no termina de entender el tema de las incompatibilidades porque no se le explica bien si no con tintes demagógicos”.

González cree que sí se debería pactar en el Congreso “que ningún dirigente político cobre por asesora a un Gobierno extranjero, electo o no electo”.

Lo que sí parecía tener claro es que “no debería haber aforados”. “Debería haber un 10% de aforados y que no proteja de la comisión de delitos comunes sino que proteja la libertad para decir lo que se piensa en sede parlamentaria.”

La corrupción también salió durante la entrevista y González aseguró que cuando “me enteré de la corrupción, actué. Y nunca mentí”. A diferencia de Rajoy, en su opinión, que “en alguna cosa en el Parlamento no ha dicho la verdad”. Afirmó que “n inguno de mis ministros han sido acusados de quedarse con dinero público” recalcando hablar sólo de sus ministros.

Respecto al caso de los EREs fraudulentos, González sostuvo la inocencia de los expresidentes andaluces Chaves y Griñán, y defendió que haya asumido “responsabilidades políticas con creces. Griñán dejó la presidencia. Imagínese que lo hiciera Rajoy”. Y añadió que “ni Chaves ni Griñán se han enriquecido nunca con la política”.

Agencias

COLABORA CON KAOS