Ex concejal del PP que fue condenado por agresión sexual reincide y es imputado por nueva agresión

Por Insurgente

Cabe recordar que Rodrigo de Santos ya cumplió condena en la prisión de Palma por los dos casos por los que fue condenado. Posteriormente fue contratado en Madrid por una fundación dirigida por un patronato que está compuesto en su mayoría por políticos del PP. La ONG se llama Horizontes Abiertos.

Se llama Javier Rodrigo de Santos, y es el concejal de Urbanismo de Palma que cumplió condena por gastarse dinero público en servicios sexuales y por abusar de unos menores en su propio domicilio.

Entonces, en octubre 2009, fue condenado a dos años de prisión, así como a cuatro años de inhabilitación absoluta, por un delito de malversación de fondos públicos en clubes de alterne y casas de masaje.

En julio de 2010, el Tribunal Supremo rebajó desde los 13 años y medio a los cinco años la pena de prisión impuesta al ex regidor de Urbanismo al absolverle de dos de los cuatro abusos sexuales a menores por los que fue condenado.

Pues, al parecer, el señor ha vuelto a las andadas y ha sido imputado por nueva agresión sexual.

Según se ha informado, De Santos ha sido acusado por dos presos en tercer grado de una cárcel de Madrid. Estos estaban tutelados por una ONG en la que trabaja el ex político de Palma y, según los denunciantes De Santos ha obligado a mantener relaciones sexuales.

Se ha podido saber que el juzgado de instrucción número 42 de Madrid tiene una causa abierta desde diciembre del pasado año contra De Santos. Incluso, a final de año y a raíz de las mencionadas denuncias, el presunto agresor sexual fue detenido por la Policía. Y esto no es todo, ya que incluso el fiscal llegó a pedir su ingreso en prisión; petición que el juez denegó decretando su libertad provisional. Sin embargo, desde entonces, no puede acercarse a las víctimas a una distancia inferior a los 500 metros.

Uno de los denunciantes es un joven de 29 años, de origen sudamericano, que cumplía condena por tráfico de drogas. El joven fue tutelado por una ONG que dirigía el Padre Garrala (este murió el pasado mes de junio), una organización que contrató a Rodrigo de Santos debido a sus estrechos vínculos con la Iglesia Católica. El ex político de Palma dirige un programa de reinserción de presos. Este recluso manifestó a la Policía que De Santos le habría amenazado con realizar un informe negativo de él, lo que habría supuesto regresar a la cárcel, si se negaba a mantener relaciones sexuales. El joven habría accedido a esta coacción.

Después de esta primera denuncia, la Policía recibió otra segunda, también formulada por otro preso marroquí. De Santos utilizó la misma táctica que con el anterior recluso, es decir, amenazarle con realizar un informe negativo si se negaba a tener relaciones. Pero en esta ocasión el recluso se opuso a esta coacción.

Cabe recordar que Rodrigo de Santos ya cumplió condena en la prisión de Palma por los dos casos por los que fue condenado. Posteriormente fue contratado en Madrid por una fundación dirigida por un patronato que está compuesto en su mayoría por políticos del PP. La ONG se llama Horizontes Abiertos.

COLABORA CON KAOS