Publicado en: 16 abril, 2018

El Salvador. Localizan cadáver de la periodista Karla Turcios del diario La Prensa Gráfica

Por Kaos. América Latina

“La Prensa Gráfica” (LPG) del Salvador confirmó este domingo el asesinato de una de sus periodistas, desaparecida desde el mediodía del sábado. Su cuerpo ha sido localizado en una carretera del occidente del país.

Karla Lisseth Turcios, de 33 años, ha sido encontrada muerta, en Santa Rosa Guachipilin, a 100 km al noroeste de San Salvador, a casi cuatro horas después despues de su desapareció en San Salvador.

La Policía Nacional Civil (PNC) confirmo que el cadaver encontrado pertenece a Rosa Guachipilin,  periodista de El Economista, de Grupo LPG, Karla Lisseth Turcios. Segun la fiscalia habia sido estrangulada.

El cadáver fue llevado al Instituto de Medicina Legal (IML) de Santa Ana para realizarle la autopsia y a la espera del reconocimiento de familiares,pues no portaba documentos de identidad personal.

De acuerdo al informe policial, la mujer encontrada estrangulada vestía jeans color azul desteñido, blusa negra manga larga y calcetines negros. Asimismo, el informe detalla que su cabeza estaba amarrada con dos bolsas negras y tenía un trapo amarrado al cuello para que no se soltaran las bolsas.

El hecho presuntamente ocurrió en el hogar de Turcios el sábado después del mediodía, de acuerdo al testimonio brindado por su esposo, el también periodista Mario Huezo. El hombre aseguró que aproximadamente a las 12:30 del sábado salió de su casa con su hijo menor y al regresar ya no encontraron a Karla.

Un grupo de personas no identificadas secuestró y asesinó a la reportera Karla Lisseth Turcios del matutino La Prensa Gráfica, informó el domingo la policía salvadoreña.

En conferencia de prensa, el director de la Policía Nacional Civil, comisionado Howard Cotto, informó que los familiares reconocieron a la víctima, primero por medio de una fotografía y luego de manera presencial en la morgue del Instituto de Medicina Legal en Santa Ana.

Según las investigaciones preliminares, tampoco hay señales de que la periodista haya sido amenazada, señaló el jefe policial. “No existe ningún indicio, al menos hasta este momento, de que el hecho se trate de un ataque contra Karla por su condición de periodista o contra el medio de comunicación para el cual ella trabajaba”, agregó.

El esposo de la periodista denunció que a las 12:30 de la tarde del sábado salió con el hijo de ambos y dejó a Karla descansando, todavía con ropa de dormir, y al regresar ya no la encontró.

Intentó contactarla en su teléfono móvil, le dejó mensajes y no respondió. Cotto dijo que de acuerdo con la información preliminar en la vivienda no hay signos de violencia que revelen que la hubieran privado de libertad por la fuerza, al menos en ese lugar. El presidente Salvador Sánchez Cerén censuró firmemente lo ocurrido.

Localizan mensaje

En el garage de la vivienda se ha encontrado un papel en que decía textualmente: “Adios a su hija lic p-rro”, presuntamente dirigido al padre de la desaparecida, quien también reside con el matrimonio y su pequeño hijo.

Huezo dijo que nadie le había llamado pidiendo rescate por su esposa porque en un momento se especulaba de un posible secuestro. Manifestó que incluso le llamó el ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde para reunirse y abordar el tema.

Se manejan dos hipótesis

La primera de ellas es la que maneja “La Prensa Gráfica” que aseguran que el padre de Karla tuvo problemas con un hombre que ofrecía plazas en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), del cual posteriormente se supo que era un estafador por lo que fue amenazado.

La segunda hipótesis que ha surgido en redes sociales es que un primo de la periodista era testigo criteriado en un caso donde está involucrado un integrante de las pandillas.

“Nos solidarizamos con su familia en estos momentos duros”, puso el matutino en Twitter en donde colocó una fotografía de la comunicadora.

Desde finalizada la guerra civil en 1992, nueve periodistas fueron asesinados por bandas armadas o pandillas, de acuerdo al portal Infoamerica.org.

El caso más sonado es el asesinato del documentalista hispano-francés Christian Poveda, ocurrido el 2 de septiembre de 2009 a manos de la mara o pandilla Barrio-18. Poveda hizo un documental sobre esa organización llamado “La vida loca”, que ilustrab la vida de los “mareros”.

Funetes: Prensa libre, EFE, Prensa.com

Para que podamos seguir informando colabora con el crowdfunding de Kaosenlared

COLABORA CON KAOS