El discurso racista, machista y xenófobo en el caso Gabriel: Oportunismo ante la barbarie

Por AlfonsoOG

Ante el terrible asesinato del pequeño almeriense, ciertos sectores aprovechan la ocasión para difundir un discurso racista, machista y xenófobo, focalizando el odio popular hacia aspectos que nada tienen que ver con el caso, realizando un oportunismo deleznable para expandir sus ideas fascistas.

Por Alfonso OG

El sistema se tambalea, se ha demostrado insostenible. Ante esta situación, saca su arma más desesperada y rastrera: el fascismo y la xenofobia. El gigante de la ideología dominante: EE.UU es gobernado por un abierto xenófobo que pretende construir un muro para evitar la inmigración y realizar deportaciones. En Europa, presenciamos la vuelta de partidos abiertamente fascistas en países como Alemania e Italia. En este último, la inmigración se sitúa como principal debate en campaña electoral.

El sistema en crisis busca culpar al extranjero de su miseria generada, sembrando su discurso de odio, que es creído, interiorizado y reproducido por la población. La población, bajo ese contexto, en el que ese discurso, dispersado por organizaciones fascistas o neoliberales, es interiorizado, aprovecha cualquier ocasión para difundirlo, en casos como el del terrible asesinato de Gabriel. Ante este horrible crimen, ciertos sectores realizan un deleznable oportunismo para seguir difundiendo dichos discursos, realizando comentarios xenófobos, machistas y racistas que para nada tienen cabida en este ni en ningún caso. En ningún caso se afirma que el odio hacia la presunta asesina no sea justificado, tan solo que dicho odio debe ser provocado única y exclusivamente por su condición de asesina, y jamás por su condición de raza o género. Este tipo de discursos y ataques dañan a ciertos colectivos que en ningún caso pueden ser considerados culpables de este crimen: las personas de color y, en algunos casos, el conjunto de las mujeres.

Ante el discurso machista, xenófobo y racista, reacciona: no dejes que te manipulen, no focalices tu odio hacia donde ellos quieren.

-->
COLABORA CON KAOS