Publicado en: 25 abril, 2018

Ecuador. Jorge Glas sometido a Lawfare

Por Jorge Molina Araneda

A continuación reproduzco una entrevista concedida por el Vicepresidente constitucional del Ecuador Jorge Glas, a Carta Capital, donde transmite sus pensamientos y convicciones respecto del lawfare al que ha sido sometido por los tribunales de su país, que de justicia poco les va quedando.

 

 

Al igual que Lula, soy víctima de Lawfare

Jorge Glas

 

 

Uno de los soldados de la Revolución Ciudadana del expresidente Rafael Correa en Ecuador, Jorge Glas está en la cárcel desde octubre de 2017. La prisión preventiva se convirtió en diciembre en una pena de seis años por asociación ilícita. Una consecuencia de la delación de Odebrecht en los Estados Unidos y en el Brasil.

Glas era vicepresidente de Lenín Moreno, el sucesor de Correa, cargo del cual fue defenestrado por el parlamento en enero. También fue vicepresidente de Correa, de 2013 a 2017.

Ahora quien enfrenta un juicio político es su verdugo, Carlos Baca Mancheno, Fiscal General del Estado. Baca desveló en marzo una grabación telefónica donde el entonces presidente de la Asamblea José Serrano con el prófugo de la justicia ex contralor General Carlos Polit.  En la grabación ellos hablan de tumbar a Baca. Ambos, Serrano y Baca, enfrentan sanciones después de que se hiciera público ese audio.

Esta Pascua, Glas recibió un rosario y un libro del argentino que dirige el Vaticano. Presentes que considera como un “fuerte símbolo de lo que el Papa Francisco piensa de lo que pasa en la región”.

¿Y qué es lo que pasa según Glas? Una cacería de líderes progresistas por la vía judicial igual a la sufrida por el expresidente Lula, dijo en entrevista concedida a Carta Capital a través de su hermana.

 

  1. ¿Usted dice que ha sido acusado y condenado por venganza de Odebrecht, por qué Odebrecht quería venganza?

Debemos retroceder al año 2008, teníamos el problema de una central hidroeléctrica mal construida por Odebrecht.  Yo era presidente de un Holding de Empresas del Estado, entre ellas las empresas eléctricas.  Me tocó liderar el reclamo legal de nuestro estado soberano, para que la empresa constructora reparase el daño.   Se negaron, querían reparar y cobrar por la reparación. Era inaceptable.  El problema escaló hasta el presidente de la República y yo sugerí la expulsión de Odebrecht del Ecuador, esto les representó perder contratos por cerca de 800 millones de dólares correspondientes a la construcción de la Hidroeléctrica Toachi Pilatón, Multipropósito Baba, Aeropuerto del Tena y la misma Central San Francisco.   Al final tuvieron que reparar sin costo y además indemnizar al estado ecuatoriano por aproximadamente 80 millones de dólares.  Posteriormente no permití que se firme un contrato por el puerto de Manta por no convenir al estado por 200 millones de dólares y finalmente cuando se hizo público el informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre el sistema de coimas de Odebrecht dispuse el no pago de aproximadamente 100 millones de dólares que estaban pendientes de pago.  Odebrecht tiene más de 1300 millones de dólares en razones para odiarme.

  1. ¿Ha sido usted amenazado por Marcelo Odebrecht? ¿Cómo fue eso?

 

Durante el 2008, en medio del reclamo por la reparación de la central San Francisco, vino Marcelo Odebrecht a verme en persona y en tono prepotente me dijo que “comprendía que use políticamente este tema, que iba a reparar la central y que después mandaba la factura”, rechacé tajantemente ese comentario y lo boté de mi oficina. Desde la puerta me sentenció “tú no serás siempre funcionario público, pero yo siempre seré Marcelo Odebrecht.”

  1. El delator José Conceicao Santos de Odebrecht dijo haber pagado 15 millones de dólares a usted en sobornos. ¿Ha recibido ese dinero? ¿Qué dinero es ese?

Santos miente. Ni el fiscal Baca ni Santos han podido presentar prueba alguna en mi contra, porque no existe.

Uno de los procesados y confeso de su crimen, Kepler Verduga, dijo claramente durante el juicio que los funcionarios de Odebrecht de Ecuador le pedían a él dinero a cambio de subcontratos; es decir, aseguró que los funcionarios de Odebrecht se robaban entre y para ellos.

Durante el juicio presenté dos auditorías de mi patrimonio que fueron realizadas por la Contraloría General del Estado.  En este tipo de auditoría se revisa no solo el patrimonio sino cada movimiento financiero mío y de mi esposa hasta el 2016.  Todos mis ingresos están justificados, y corresponden a mi salario como funcionario público y en el caso de mi esposa a su salario en una empresa privada donde trabajó por más de 12 años.  La fiscalía pidió un análisis adicional al Servicio de Rentas Internas y a la Unidad de Investigación Financiera. Soy el funcionario más auditado de la historia del Ecuador sin que en ninguna auditoría se haya encontrado ni una sola irregularidad. Reitero que he sido condenado sin una sola prueba. La única fuente de mi sentencia es Odebrecht: una delación verbal de un corrupto confeso que ni siquiera fue juzgado en Ecuador gracias a sus pactos.

  1. Santos presentó la grabación de una conversación entre ustedes como prueba a la Fiscalía General de Ecuador. ¿Existe prueba alguna en la grabación?

Esa grabación es la mayor prueba de mi inocencia. Utilizan una grabación clandestina, un acto de espionaje político sin que siquiera se cuestione ese aspecto. Estamos los dos solos en la oficina y en ningún momento yo menciono algo incorrecto y por lo tanto nada que pueda respaldar las acusaciones en mi contra; ni siquiera menciono algo que pueda incitar a deducir algo.

Le pido a usted por favor y a la prensa responsable que escuche esa grabación y dé testimonio público del montaje que se ha montado publicitando como prueba algo que es imposible que lo sea.

  1. Santos dice que pagó d unos 150 mil dólares a su tío Ricardo Rivera. ¿La citación de verdad que correspondía a Rivera?

En el juicio no existe esa información como supuesta prueba; al menos no que yo conozca. En todo caso eso debe responderlo Ricardo Rivera. Rechazo cualquier utilización de mi nombre que cualquier persona haya hecho o haga de mi nombre a mis espaldas para cualquier cosa.

  1. Pero Rivera también ha sido condenado por haber recibido soborno. ¿El recibió? ¿Usted tenía conocimiento de sus negocios?

Desde hace más de diez años nuestra relación es únicamente familiar.

 

  1. El acuerdo de cooperación firmado por Odebrecht con Estados Unidos y Brasil ha sido manipulado en su contra. ¿Por qué?

Porque en ningún caso me involucra. Existen delaciones a la carta para perseguir objetivos políticos.  Mezclan mentiras con verdades (esto es mezclar culpables con inocentes) para que el público crea que todos son culpables y no objete cualquier aberración jurídica.  Sentencian sin pruebas bajo la figura legal de la Asociación Ilícita, delito que en la legislación ecuatoriana está bajo el capítulo de Terrorismo.  Y como resulta que es un delito por “el simple hecho de asociarse sin necesidad de resultado” se convierte en una forma de sentenciar a cualquier inocente sin pruebas.

En el caso del informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos ni siquiera me nombra, y la fuente de ese informe es la misma Odebrecht.

El Fiscal General del Ecuador, Carlos Baca, miente descaradamente para cumplir su pacto con Odebrecht a rajatabla.  En el juicio dijo que Santos había sido sentenciado en Brasil y no lo acuso bajo el principio de Non Bis Idem, Usted sabe que Santos NO ha sido sentenciado en última instancia en Brasil. Esta absolución de Odebrecht en Ecuador por lo tanto constituye un Fraude Procesal.

En la legislación ecuatoriana se exige que para homologación de una sentencia debe seguir un proceso, primero traducir, luego presentar ante un juez, y es el juez el que determina si corresponde la homologación, aquí el Fiscal General Baca Mancheno no solo mintió, sino que se arrogó funciones que no le correspondían a él si no a los jueces, incurriendo en el delito penal de Fraude Procesal.   Él no podía NO ACUSAR a Santos de la forma como lo hizo, tenía que decidirlo un juez.

Así que ahora resulta que Odebrecht ni siquiera llegó a juicio en Ecuador, el fiscal los excluyó. Por todo lo que le comento es más que obvio que esto es parte de un pacto político para sacarme de la Vicepresidencia de la República.

 

  1. ¿Cuál fue el interés de la Fiscalía del Ecuador, del fiscal general Carlos Baca de presuntamente manipular el acuerdo?

Cumplir sus acuerdos que ahora comienzan a develarse. Le repito, en Ecuador al menos, NO ES POSIBLE no acusar a alguien que se ha declarado culpable (Santos). Fue un intercambio, el Fiscal Baca cumplió con Odebrecht, con el poder político, se prestó para dejar en la impunidad a la empresa corrupta y corruptora, Odebrecht, y entregó la Vicepresidencia de la República.

Con la comparecencia del ex presidente de la Asamblea destituido debido a una denuncia de Baca; José Serrano quedó develado que existen acuerdos y transas en este y otros temas, que seguramente serán expuestos durante al juicio político del Fiscal General Carlos Baca que está en proceso. En esta comparecencia pública José Serrano mencionó públicamente la existencia de pactos y “fraguado” de evidencias por parte del Fiscal.

Permítame repetirlo, no existe una sola prueba en mi contra.  El Fiscal una vez terminado el juicio se quedó como al iniciarlo, únicamente como “prueba” con la declaración verbal y no sustentada con ninguna prueba de Santos.

  1. El ex presidente Lula también dice que ha sido condenado en un juicio sin pruebas. ¿Usted cree que es casualidad entre lo que pasa en Ecuador y en Brasil? ¿Por qué?

El libreto es exactamente el mismo, el LAWFARE, es el nuevo Plan Condor, aquí no solo están involucradas las oligarquías y los medios de comunicación mercantilistas de nuestros países, hay más, hay estrategias geopolíticas.

Abrieron la caja de pandora, la asociación ilícita es la forma moderna de sentenciarte sin pruebas, con el aplauso de cierta prensa y la derecha oligárquica.

Primero te destruyen la reputación en los medios de comunicación, luego consiguen un testigo falso, luego te sentencian.  Así destituyeron a la expresidenta Dilma, así me sacaron de la vicepresidencia.  Pero cada vez más ciudadanos se dan cuenta del atropello, ya no existe el cerco mediático total gracias a las redes sociales y la sociedad de la información, y existen las cortes internacionales.

Los que no tenemos que esconder algo no huimos, Lula está en Brasil, Dilma está en Brasil, Cristina en Argentina, yo estoy en prisión, pero prefiero ser un inocente preso a un cobarde que huye.

  1. ¿Por qué el Fiscal Baca protegería a Odebrecht en Ecuador? ¿Qué gana él?

Espero que responda él eso durante su juicio político. El tendrá que responder.

 

  1. Usted acusa Baca de haber mentido a la Justicia sobre los acuerdos de Odebrecht y de José Conceicao Santos en Brasil. ¿Cuál fue la mentira?

El Fiscal Baca dijo al jurado que Santos había sido sentenciado en Brasil; sin embargo, el documento escrito que presentó fue el acuerdo entre Santos y la Procuraduría del Brasil (equivalente a nuestra Fiscalía General del Estado ecuatoriana).

La ley ecuatoriana exige que para absolver a alguien que fue juzgado ya en otro país por el mismo crimen (nos referimos al crimen en Ecuador) la sentencia dictada en ese país sea cosa juzgada, es decir de última instancia y ejecutoriada y existe un proceso detallado en el Código General de Procesos para homologar estas sentencias, si es que la hubiera, en este caso sabemos que ni siquiera existe.

Baca mintió, alteró el estado de las cosas, y esta mentira que usó en concreto para absolver a Odebrecht en Ecuador es un delito sancionado con prisión de 3 a 5 años.

Le relato algo que ya he contado anteriormente: el Fiscal Baca fue a Brasil a inicios de junio y me llamó por teléfono para decirme que estaba contento porque había ratificado mi absoluta inocencia. También llamó al Secretario de la Presidencia, Eduardo Mangas, y al ex presidente Correa.  En realidad, ya había pactado mi cabeza con Odebrecht y el poder político del Ecuador.  Todos saben que soy inocente.

  1. Pero, si es mentira, ¿por qué la Justicia de Ecuador tomó la información en cuenta en su juicio?

Porque todo es parte de una conspiración para sacarme de la Vicepresidencia de la República, me convertí en la piedra en el zapato para que pudieran hacer y deshacer con el país como están haciendo ahora.

Una muestra irrefutable de las irregularidades y nivel de conspiración: Durante el juicio cuando un perito informático designado por la propia corte anuncia públicamente la invalidez de un pen drive como prueba en mi contra; el jurado impidió que leyera su informe.  Aunque es difícil de creer no solo ocurrió esto, sino que el perito fue amenazado por el fiscal en medio del juicio. ¡Al hacer público por él mismo, como es permitido por la ley, el resultado de su trabajo; fue sancionado! Si usted desea comprobarlo, existen grabaciones orales de todo el juicio que son de acceso público bajo solicitud.

Acudiré a las cortes internacionales, no podrán sostener esta canallada en las cortes afuera del Ecuador.  Mi destitución como vicepresidente también fue ilegal, no pasó por el control de la Corte Constitucional, no sometieron, como es obligatorio, a votación el “abandono del cargo”; lo que hicieron es sencilla e ilegalmente con mayoría simple en la Asamblea poner a otra persona en la vicepresidencia.

 

  1. La Fiscalía le ha acusado a usted de tener responsabilidad política por la corrupción de Odebrecht en Ecuador. ¿Usted tenía dicha responsabilidad?

La Fiscalía no puede determinar responsabilidad “política”. No está en sus competencias.

Además, ¿cómo yo podría saber que, en la oscuridad de los paraísos fiscales en cuentas secretas, Odebrecht implementó una red de tráfico de influencias corrupta, esto a través y usando como intermediarios a empresarios privados?  No soy clarividente.El FBI ha dicho que desarmar esa red le habría tomado cien años. No puedo reconocer responsabilidad política por algo que desconocía no solo yo, sino el mundo, el esquema de Odebrecht vulneró 123 países, incluyendo los Estados Unidos.

Lo más sorprendente y cuestionable es que en Ecuador, Odebrecht ni siquiera fue a juicio, el fiscal no los acusó.

  1. Su situación es similar a la condena de un ex miembro del gobierno de Lula, José Dirceu, que en 2012 fue condenado como responsable político de un esquema de corrupción de lo cual no había prueba en contra de él ¿Conoce el caso?

No lo conozco, pero sí sé sobre la acusación y condena en contra del expresidente Lula, el proceso contra la expresidenta Cristina Fernandez, y ahora por las acusaciones contra ella por asociación ilícita.  Es el nuevo Plan Cóndor, la judicialización de la Política con el aplauso de la prensa mercantilista, es la venganza contra los líderes progresistas que sacaron a decenas de millones de latinoamericanos de la pobreza, es la venganza por haber gobernado para el pueblo y no solo para las élites como era antes.  En Ecuador también intentan ir en contra el ex presidente Rafael Correa, yo estoy preso sin prueba alguna por haber sido parte del equipo de Rafael Correa.

 

  1. ¿Por qué hubo ruptura entre el presidente Moreno y el ex presidente Correa?

Desde el primer día del gobierno actual empezó el ataque a los logros de lo que llamamos la década ganada, la década de Rafael Correa.

  1. ¿Cree que el gobierno de Lenín Moreno trabajó juntamente con Baca para su condenación? ¿Por qué el presidente lo haría?

Creo que eso debe preguntárselo a ellos.

 

Para que podamos seguir informando colabora con el crowdfunding de Kaosenlared

COLABORA CON KAOS