Publicado en: 13 octubre, 2017

Ecologia o catàstrofe. Crisi ecosocial i alternatives

Por Virus editorial

Dijous 19 d’octubre presentem amb Yayo Herrero a l’Espai Contrabandos els llibres “Ecología o catástrofe” i “El desierto que viene”, els quals aprofitem per a parlar de crisi ecosocial i alternatives des de baix

El dijous 19 d’octubre presentem amb Yayo Herrero a l’Espai Contrabandos els llibres “Ecología o catástrofe” i “El desierto que viene”, els quals aprofitem per a parlar de crisi ecosocial i alternatives des de baix

Dijous 19 d’octubre a les 19:30
a l’Espai Contrabandos
Junta de Comerç 20

Esdeveniment de Facebook

Ecología o catástrofe

La vida de Murray Bookchin es la de un absoluto zoon politikon que revolucionó el pensamiento libertario aunando teoría, práctica e innovación. Sus libros, acciones y discursos señalaron la relación inseparable entre las cuestiones sociales y ecológicas.

Ecología o catástrofe sitúa la mirada desafiante que este «géiser literario» proyectó sobre el capitalismo contemporáneo, en el contexto de las problemáticas políticas, antropológicas y científicas del siglo XX; el de las ideologías rivales y los grandes relatos de revolución. Un vals intelectual en el que no se dejó atrapar, y sobre el que fue capaz de desarrollar la propuesta de la ecología social, anticipándose a cuestiones hoy ineludibles.

El desierto que viene

En este iconoclasta folleto, Mike Davis explora la genealogía del cambio climático antropogénico, reconociendo su rastro desde la Grecia antigua hasta la desastrosa sequía de 2007-2010 en Siria. La desecación, la deforestación, el colonialismo europeo y la agricultura extensiva han cambiado profundamente los climas «locales» alterando sus ciclos. No obstante, fue el «descubrimiento», a principios del siglo XX, de una supuesta civilización agonizante en Marte lo que desvió el interés sobre la teoría de la desecación progresiva de los interiores continentales. Propuesta originalmente por el geógrafo anarquista Kropotkin en 1874, su hipótesis decayó durante la década de 1940 debido a la llegada de la meteorología dinámica. Asimismo, la ciencia patológica y su gran confusión entre coincidencia, correlación y causalidad generaron entre los climatólogos «un nuevo consenso disciplinario» que justificaba mirar hacia otro lado.

El desierto que viene nos recuerda que el progresivo calentamiento global y la aridificación del interior de Asia, desde finales del siglo XIX, preludian la más que previsible expansión de los desiertos hacia el norte. Después de todo, parece que el
antropoceno puede reivindicar a Kropotkin.

COLABORA CON KAOS