Donald Trump y su apoyo a Israel

Por Rubén Alexis Hernández

En el caso de las relaciones de Estados Unidos con el Estado de Israel, la administración del recién electo presidente Trump apoyará tanto a Israel como lo hicieron las anteriores, salvo diferencias de forma

Tomó posesión el presidente número 45 de Estados Unidos, y millones en el mundo entero se preguntan cómo será la política interna y externa del país norteamericano durante el mandato del controversial multimillonario. En el caso de las relaciones de esta potencia con el Estado de Israel, por ejemplo, muchos se preguntan en que se diferenciará Donald Trump respecto de sus antecesores en la Casa Blanca; y si bien hay diferencias en este aspecto, son de forma más que de fondo, y es que la administración del recién electo presidente apoyará tanto a Israel como lo hicieron las anteriores. Basta con analizar lo siguiente para notar que el Gobierno de Trump será un claro aliado del Estado terrorista de Israel:

1.- La política exterior de Estados Unidos respecto a las relaciones con Israel, ha sido de apoyo irrestricto a la nación del Cercano Oriente desde la creación de ésta (gracias a la ONU y al mismo Estados Unidos). Las alianzas han ido desde lo económico hasta lo militar, y es indudable la influencia del sionismo (lobby judío-estadounidense) en las relaciones internas y externas estadounidenses. En este sentido no habrá diferencia durante la administración Trump, considerando, además, que los presidentes del país norteamericano no manejan realmente el poder, sino las élites.

2.-Donald Trump ha expresado su apoyo “incondicional” a Israel, incluso antes de postularse para candidato presidencial. Incluso ha recibido premios por defender al terrorismo israelí y las relaciones de la nación del Cercano Oriente con Estados Unidos:

“Trump inició su carrera empresarial en Nueva York, donde existe una nutrida comunidad judía, y cuenta con amigos notables en el seno de esa comunidad. Además, él mismo ha declarado que también cuenta con muchos amigos en Israel.

 En 2013 Trump grabó un video específico de apoyo de Benjamín Netanyahu, en el que afirmaba que “un presidente de gobierno fuerte (como Netanyahu) significa un Israel fuerte”.

En 2015 la revista judía americana Algemeiner, extremadamente conservadora en todo lo tocante a Israel y que se identifica con Netanyahu, le otorgó el Premio Libertad por sus denodados esfuerzos para defender al Estado judío y las relaciones entre Israel y Estados Unidos.

Con ese motivo se le preguntó por sus nietos judíos. Trump, que es presbiteriano, respondió que no solo sentía un “gran orgullo” por tener dos nietos judíos sino que recalcó que también era para él un honor contar con una hija, Ivanka, que se convirtió al judaísmo ortodoxo para de casarse con un hombre de negocios judío americano. “No era algo que se hubiera planeado por anticipado, pero estoy muy contento de que haya ocurrido”, dijo en relación a la conversión de su hija”. http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=60171

3.-Trump defiende la política israelí de impulsar los asentamientos de colonos en Palestina. Por medio del embajador de Estados Unidos en Israel, su Gobierno dejará bien claro  que no se opondrá para nada a la expansión de la colonización israelí, y por tanto no será un obstáculo para el progresivo dominio de Israel en el Cercano y Medio Oriente.

4.-Trump reaccionó de forma contundente tras una resolución de la ONU contra los asentamientos de colonos israelíes, y prometió que a partir del 20 de enero Israel tendría en él un gran aliado:

“En un mensaje en la red social Twitter, publicado este miércoles, anticipó que todo cambiará a partir del día que jure el cargo: “No podemos seguir permitiendo que se trate a Israel con este desprecio y falta de respeto total. Solían ser grandes amigos de EE UU, pero ya no. El principio del final fue aquel horrible acuerdo con Irán, ¡y ahora esto (ONU)! Mantente fuerte, Israel, el 20 de enero se aproxima rápido” http://internacional.elpais.com/internacional/2016/12/28/actualidad/1482935577_119033.html

5.- La mudanza de la embajada de Estados Unidos en Israel a Jerusalén (hasta ahora ha estado en Tel Aviv), capital eterna e indivisible según Trump, no es una casualidad. Y es que es un hecho que sin duda alguna representará un duro golpe para la paz en la zona y para los palestinos, considerando que en parte de dicha ciudad estos últimos tenían la esperanza de establecer la capital de un futuro Estado. Evidentemente tras el cambio de la embajada estadounidense, Israel liquidará el sueño palestino.

6.- La invitación a la toma de posesión de Trump de tres líderes del movimiento de colonos israelíes, hecho que, según los mismos líderes, representa una situación bien significativa en el contexto de las históricas relaciones de Estados Unidos con Israel, y la reafirmación del apoyo de la potencia norteamericana a la política terrorista de la nación del Cercano Oriente:

“For nearly half a century, American presidents of both parties have joined the rest of the international community in condemning Israeli settlements on Palestinian lands and labelling them one of the main obstacles to peace between Israel and the Palestinians.

Then Donald Trump won the presidency. And today, three prominent leaders of Israel’s settler movement are being treated as honored guests at Trump’s inauguration ceremony and ball, both of which they were explicitly invited to attend.

“I definitely agree that we are now getting the VIP treatment, which is something that we have been working on for many years,” Oded Revivi, the mayor of the West Bank settlement of Efrat and a top official with the Yesha Council, the main advocacy group for Jewish settlers, told the Times of Israel. “You could basically argue that it has taken 50 years, since 1967, to be recognized on such a level for such an event.”

 Revivi came to Washington with two other prominent leaders in the settler movement — Benny Kashriel, mayor of Ma’aleh Adumim, the third largest Jewish city in the West Bank, and Yossi Dagan, head of the Samaria Regional Council, which provides municipal services for the 35 Jewish towns and settlements in the northern region of the West Bank.

It’s not entirely clear where their invitations came from. Revivi said the invite came from a member of Trump’s “first circle” of advisers, but he refused to say who specifically.

But the fact that these men were invited by someone close to the new president is no accident. It sends a clear message: Under the new Trump administration, the US relationship with Israel is going to be very different” http://www.vox.com/world/2017/1/20/14335410/israeli-settler-leaders-attend-trump-inauguration

 

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS