Publicado en: 5 enero, 2018

Dólar en declive, busca estabilizar a los EEUU

Por emiro enrique vera suarez

dolar en duro trance

Aventis

 

El presidente estadounidense le gusta alardear de la fortaleza que dice haber devuelto a su país en lo político, lo militar y lo económico.

Y si bien es verdad que algunos indicadores económicos, como el índice Dow Jones de la bolsa de valores, siguen subiendo a niveles récord, la moneda estadounidense está sufriendo una paliza, llegando a comienzos de agosto a su nivel más bajo en 15 meses frente a las principales divisas.

Y muchos le echan la culpa directamente a él.

“No hay duda que el dólar estadounidense ha sido castigado por la incertidumbre en la Casa Blanca y el Congreso”, le dice a BBC Mundo Adam Button, analista principal de divisas en la firma estadounidense ForexLive.

Pero, lo más importante para Trump es que su tasa de desempleo ha caído a cerca del 4%, lo que sugiere que la economía está andando casi a máxima capacidad y tiene poca dificultad para producir todos los bienes y servicios que la sociedad requiere., que es su registro satisfactorio.

Como siempre se dice en estas circunstancias, nadie puede predecir perfectamente el futuro. Pero no parece demasiado arriesgado decir que, en el corto plazo, el comportamiento del dólar podría verse muy influenciado por lo que suceda en el panorama político.

Desde hace décadas el dólar es la moneda a la que todos acudimos para buscar seguridad. Si la Casa Blanca se afianza políticamente, es probable que más personas recobren la confianza en el dólar como un refugio seguro, y la moneda misma empiece a recobrar valor. Especialmente teniendo en cuenta que las alternativas disponibles, como el euro, han sido todo menos un modelo de estabilidad política

“Incluso si Trump sigue decepcionando, creo que hay margen para que el dólar se fortalezca en 2019. La economía estadounidense ha mostrado una y otra vez que puede florecer a pesar de lo que pasa en Washington”, asegura el experto.

Claro, es una opinión dada en una entrevista y recogí un sutrato de ella.

Por el momento, sin embargo, el dólar todavía se ve débil. Para algunos afortunados latinoamericanos, este puede ser el momento de comprar su apartamento de lujo en Miami, o de darse esas vacaciones familiares en Orlando, a precios de rebaja.  Para muchos otros en América Latina, el dólar débil puede ser una amenaza a las industrias exportadoras para las que trabajan.

Para todos, ver como la moneda base de la economía mundial sufre los vaivenes de la inestabilidad política que experimenta Estados Unidos, es una situación que no se vive muy a menudo. Y que, como todo lo que genera incertidumbre, también causa bastante preocupación.

Las élites financieras que dominan el mundo, tienen previsto un evento totalmente planificado y organizado, que acelerará de manera imparable la caída de EEUU y su dominio mundial para siempre.

Rickards, un investigador de asuntos financieros, afirma que ha pasado los últimos 43 años investigando las causas que han llevado a EEUU a este evento catastrófico y que representará la muerte del dólar.

Rickards predijo en septiembre de 2016, que el FMI adoptaría la nueva cesta del DEG (Derechos Especiales de Giro), que incluye al Yuan Chino, como futuro sustituto del dólar como moneda de reserva.

El ex asesor de la CIA advierte de los efectos que provocará el ‘evento que tendrá lugar el 27 de abril o, en los meses subsiguientes.

Rickards afirma que pocos días después del “evento”, los bancos de todo el mundo empezarán a deshacerse de sus dólares para reemplazarlos por la nueva moneda planetaria.

El descenso ha nivelado casi por completo el crecimiento que demostró después de las elecciones presidenciales en el país. La cadena destaca varios motivos de tal caída. Los datos macroeconómicos hacen pensar que el Sistema de la Reserva Federal evaluaría una pausa en el ciclo de alzas de la tasa de interés. Además, la política del presidente Donald Trump, en general no inspira confianza a los inversores.  La situación política en EEUU se complica cada vez más más. El presidente sufre una fuerte presión y ya se empieza a hablar de su destitución. Ante todo, los sondeos al respecto se realizan por los medios que se oponen a Trump.

El dólar se cotiza en pocos pesosel petróleo se vende tan barato que asusta y continuamente el Banco de México y los especialistas bajan sus expectativas de crecimiento económico para el país. Pero ¿cómo se relacionan estas tres cosas?

El economista Gerardo Esquivel, licenciado en Economía por la UNAM, maestro en Economía por el Colegio de México y doctor en la misma ciencia por la Universidad de Harvard. En términos generales, piensa que el verdadero problema es la falta de crecimiento económico y que, por otro lado, la depreciación del peso es una estrategia para lograr que los efectos de ese estancamiento y la caída del petróleo afecten nuestros bolsillos un poco menos.

Por supuesto, no es que Esquivel ni nadie más celebre la caída del peso: por el contrario, lamenta que el gobierno haya tenido que llegar a ese límite, tanto por motivos internos como externos. Como otros, cree que una buena estrategia contra el estancamiento sería aumentar el salario mínimo.

Venezuela, viene siguiendo los pasos correctos de una economía controlada, pero, el presidente Maduro Moros, Nicolás no se da cuenta de su entorno político a nivel civil y menos a militar que lo han convertido en un fustigador, una mala imagen para lograr su derrocamiento, pero, vemos que México sigue las pisadas de Venezuela, pero, la diferencia que nuestro país es gobernada por pranes y delincuentes y México por el narcotráfico.

América Latina pasa por un estancamiento económico y crecimiento., lo que indica que su mercado interno resulta muy débil, porque no se han ejecutado las reformas debidamente y, el impacto económico no refleja algo distinta mas allá del petróleo.

Los países latinos, le hacen una mala jugada a la estructura económica venezolana y le pasan factura con una inversión que al final no son redituables y en eso, la banca juega un papel muy fundamental.

Trump, tiene baja estima mundial y el dólar declina, pero, tiene el control de las colonias y USA crece internamente con un débil dólar y en desaceleración

 

Buenopuede afectar en dos sentidos o apoyar ambos argumentos (en favor y en contra de aumentarlo) dependiendo de lo que se crea más importante. Los que creen, como yo, que el salario mínimo debería ser aumentado ven reforzado su argumento por el bajo crecimiento, pues pensamos que deberían encontrarse más estrategias para contravenir el estancamiento. Con un salario mínimo más alto se fortalecería aún más el mercado interno y se pondría más dinero en las manos de los venezolanos, para que circule mejor.

Pero, para lograrlo, una mayoría de venezolanos debería ir detenidos y congelar los precios a la industria

Los que creen que no debería aumentarse el salario mínimo usarán el estancamiento y la turbulencia en el tipo de cambio para decir que se aproxima un riesgo de inflación, por lo que afirmarán que no debería aumentarse el salario mínimo.

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COLABORA CON KAOS