Publicado en: 5 agosto, 2018

¿Cuál regulación de precios Maduro?

Por Rubén Alexis Hernández

Semanas atrás el Gobierno dizque revolucionario y “socialista” de Nicolás Maduro, en otra clara muestra de demagogia, populismo y burla a los pobres de Venezuela, prometió una regulación de precio, regulación o control de precios que por supuesto no se cumplió ni se cumplirá.

Semanas atrás el Gobierno dizque revolucionario y “socialista” de Nicolás Maduro, en otra clara muestra de demagogia, populismo y burla a los pobres de Venezuela, prometió una regulación de precios en vista de la especulación tan espantosa que azota con todo el bolsillo de millones de ciudadanos en el país suramericano. Regulación o control de precios que por supuesto no se cumplió ni se cumplirá, en primer lugar porque las consecuencias de la grave crisis económica que afecta a Venezuela, no podían desde la óptica del Estado burgués, recaer sobre  la gran empresa e industria, sino sobre los asalariados y resto de las masas empobrecidas, y en segundo lugar porque obviamente una medida brutal como la liberación indiscriminada de precios que se ha venido dando desde hace algunos años, tiene su origen nada más y nada menos que en el mismo Gobierno que ahora sí promete regular los precios.

Entonces, ¿Cuáles son los rubros que piensa regular señor Maduro, en medio de la notable crisis que tiene en la pobreza y miseria a millones de venezolanos?, ¿cómo creerle a una administración que es claramente procapitalista, rendida al gran capital nacional y foráneo tratando de solventar la problemática de la gigantesca deuda externa,  de la insuficiencia de  reservas internacionales y del descenso progresivo del PIB? Demagogos y populistas a más no poder todos esos altos funcionarios gubernamentales, y lo peor es que día tras día se burlan en la cara de los hambrientos de Venezuela, y mienten casi sonriendo. Sonrisa que en realidad se debe a que ellos no están sufriendo en lo más mínimo las penurias que el grueso de los venezolanos pasamos, empezando por lo complicado que ya resulta alimentarse decentemente (en cantidad y en calidad).

A estas alturas ya debe quedar bien claro que el Gobierno “·socialista”,  la “oposición” de derecha (MUD y similares),  y los delincuentes disfrazados de empresarios son los enemigos de los pobres en Venezuela, y por más declaraciones optimistas que hagan sus voceros, no podemos creerles y más bien deberíamos enfrentarlos con firmeza en diversos escenarios. ¿Acaso seguiremos los oprimidos esperando a que los opresores nos “ayuden”?, ¿Hasta cuándo seguiremos creyendo en pajaritos preñados?

COLABORA CON KAOS