Publicado en: 9 diciembre, 2017

Colombia. Más allá de la retórica oficial

Por ABP ecuador

lo que muestra el grado de ética de este movimiento insurgente, muy distante de la retórica oficial

Machuca es una vereda del corregimiento Fraguas de Segovia (nordeste de Antioquia), que en octubre de 1998 tuvo los efectos de la conflagración armada entre el ELN y las transnacionales y su representante local, el Estado colombiano.

En el Paraninfo de la Universidad Andina, en semanas pasadas se realizó la presentación del libro Machuca1, y el que tuvo la presencia de honor de la Delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN), encabezada por el comandante Pablo Beltrán.

Libro vital escrito por el periodista Gearóid Ó Loingsigh, quien ha realizado un seguimiento a este acontecimiento cuya verdad ha buscado ser impuesta sólo del lado del establecimiento colombiano y, obviamente, donde esa verdad es tergiversada y manipulada.

La versión oficial responsabiliza únicamente al ELN de los sucesos de Machuca, luego de una acción de guerra contra el sistema económico del Estado y de las transnacionales, pero la realidad va más allá de esa proterva simplificación de los hechos ocurridos allende octubre de 1998.

Y hablar desde esa perspectiva no significa relevar de las responsabilidades que tuvo el ELN como resultado de dicha acción militar, el comandante Pablo Beltrán fue muy claro y en ningún momento busco eludir la responsabilidad, lo que muestra el grado de ética de este movimiento insurgente, muy distante de la retórica oficial.2

Machuca significa el reflejo de la confrontación entre el establecimiento colombiano y su defensa de un modelo económico que privilegia la ganancia, el entreguismo a las transnacionales, el saqueo de los recursos primarios y la destrucción de la naturaleza y el futuro de los colombianos para satisfacer los designios imperiales frente a la dignidad y la lucha por cambiar la realidad de Colombia.

Y esa dignidad que, a pesar de los efectos que genera el conflicto armado y límites que pueda tener, se mantiene firme, los reconoce y aporta a su entendimiento y solución, mientras el Estado Colombiano sigue rehuyendo sus responsabilidades. Machuca continúa siendo un punto en la geografía colombiana, donde las estadísticas de pobreza y marginación son la ejemplificación viva del modelo neoliberal aplicado en Colombia.

Un texto y una realidad que invitamos a encontrarla y fundamentalmente a levantar solidaridad.

1 El libro Machuca se puede leer en el siguiente enlace:http://cronicasdeldespojo.blogspot.com/2017/10/libro-machuca-gearoid-o-loingsigh.html

2 La intervención completa del comandante Pablo Beltrán puede verla en: http://www.eln-voces.com/index.php/dialogos-de-paz/voz-del-eln/1321-dar-la-cara

Para ver entrevista al autor del libro ir a: (https://youtu.be/gollcMr2U-M)

https://abpecua.wixsite.com/ecua

 

Pablo Natagaima / ABP Ecuador

COLABORA CON KAOS