Colombia. La protesta social merece un cese al fuego

Por Camilo Trochez, ELN Voces

Mientras se pretende el diálogo con la insurgencia, la guerra se dirige hacia la población y la movilización social. Este es un nuevo balance de las agresiones perpetradas por el régimen, en los últimos días. 1.En el Cauca fueron heridos 6 indígenas participantes en la Minga, entre ellos un joven de 14 años de edad […]

Mientras se pretende el diálogo con la insurgencia, la guerra se dirige hacia la población y la movilización social. Este es un nuevo balance de las agresiones perpetradas por el régimen, en los últimos días.

1.En el Cauca fueron heridos 6 indígenas participantes en la Minga, entre ellos un joven de 14 años de edad con un tiro de fusil, y capturaron ilegalmente a otros tres. Sin quedar satisfechos, ocasionaron daños a motocicletas, campings y víveres de los pobladores.

2.Después de causar la muerte de la comunicadora indígena Efigenia Vásquez el pasado 8 de octubre, nuevamente la Fuerza Pública atacó las instalaciones de su Emisora Renacer Kokonuko, haciendo víctimas a otro comunicador indígena y a su familia, dejando tres heridos.

3.Detienen ilegalmente en el Valle del Cauca a Leonardo Flor, indígena Nasa, impidiéndole comunicarse con familiares y representación judicial, negándole alimentación.

4.En Risaralda la policía distribuyó una “lista de judicialización” -al mejor estilo de la limpieza social-, donde amenazan con detener a los líderes indígenas Martín Siagama, Rodrigo Nacavera, Otoniel Querágama, Alberto Wazorna y César Querágama, amenazados por participar en la Minga [1].

5.En la movilización campesina del Catatumbo, la Fuerza Pública disparó sus fusiles contra la población, dejando 10 campesinos heridos.

6.La agencia Nueva Colombia Noticias denunció que mientras cubrían estas movilizaciones, fueron agredidos por la Policía dos de sus periodistas, y despojados de sus equipos de trabajo [2].

7.Inmediatamente después de firmar acuerdos con el Gobierno en el Catatumbo, este no esperó para violar el acuerdo de garantías hecho con líderes del paro campesino, para detener a 4 líderes, impidiéndoles retornar a sus hogares al terminar la movilización.

8.Durante la Minga dieron muerte a Elvia Azucena Vargas, indígena de la Comunidad de Portachuelo, Resguardo de Cañamomo en Caldas.

9.Por las redes sociales algunos personajes de la extrema derecha promovieron la quema y el saqueo de la sede del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) en Popayán, objetivo que no pudieron llevar a cabo, porque las movilizaciones de respaldo rodearon la sede y neutralizaron la agresión.

10.Tras llegar a acuerdos con el gobierno, la Minga indígena comunicó el 9 de noviembre el saldo represivo que sufrieron:

“Después de 10 días de movilización, en más de 20 departamentos, ha pagado un alto costo de más de 40 heridos, más de 20 retenidos y uno judicializado, decenas de autoridades amenazados, centenares de desplazados, entre otros hechos victimizantes” [3].

Criminalización de la Protesta Social

Hay que recordar la amplia denuncia existente contra el carácter letal de las armas que usa el Esmad contra las protestas ciudadanas. Armas no convencionales, como los cartuchos de gas lacrimógeno recalzados con balines metálicos y bolas de cristal. Es letal el uso inadecuado del armamento, como disparar a quemarropa un gas lacrimógeno que debe ser lanzado en forma parabólica.

Esta es una policía militarizada y politizada, instruida con la Doctrina de Seguridad Nacional contra-insurgente, heredada de la guerra fría, que ve a las comunidades como a su principal enemigo y con el cual no hay que tener piedad [4].

Para llegar a la paz, el Estado debe reconocer que ha dado un tratamiento violento y militar a la protesta social, generando miles de víctimas a lo largo de los años. Además de cesar las hostilidades con las movilizaciones, debe atender las causas de los problemas sociales y entender que estas son producto de un sistema político y económico de exclusión violenta. De lo contrario, la persecución y la criminalización a las movilizaciones populares llevará al pueblo a tomar el camino de la rebelión para poder participar en las decisiones del país y gobernar para los intereses de los humildes.

_____

[1] http://onic.org.co/minga/2162-reporte-general-de-vulneraciones-de-derechos-humanos-e-infracciones-al-derecho-internacional-humanitario

[2] https://www.facebook.com/notes/nc-noticias/ej%C3%A9rcito-amenaza-de-muerte-a-militante-de-partido-farc-e-intimida-la-comunidad/1761069700856087/

[3] http://onic.org.co/comunicados-onic/2179-minga-por-la-vida-logra-acuerdos-nacionales-y-se-mantendra-en-asamblea-permanente

[4] http://www.resumenlatinoamericano.org/2016/06/04/colombia-por-que-es-necesario-desmontar-el-esmad/

http://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/militancia/1336-la-protesta-social-merece-un-cese-al-fuego

1 Comentario
  1. Sofia dice:

    Es impresionante, esas y esos representantes del poder hablan de paz y se ufanan de tener un ejército y una policía que protege y cuida al pueblo de los vándalos, ¡que cínicos!. Dice su propaganda oficial -propaganda que reiteran por la tv colombiana-: “aunque no lo creas los héroes si existen” y muestran a su ejército sanguinario dotado de equipaje y armas como los salvaguardias de la patria que protegen los intereses de la nación. Habrase visto tal adefesio, que a un burro hablando de orejas no le quedaría tan mal. Lo que estamos presenciando es un baño de sangre ejercido por esos que gobiernan haciendo uso de sus aparatos militares, el legal y el ilegal, es decir el paramilitarismo y el ejército y la policía nacional. Son sus héroes los que hacen parte de sus aparatos de terror, los que usan contra el pueblo, así se mantienen en el poder, así defienden sus malolientes intereses, los de ellos, esa es su paz, para el pueblo hambre y violencia, esa es la guerra y no precisamente el conflicto armado que es consecuencia de su guerra. Y si el pueblo protesta la más aberrante represión con su ESMAD asesino. Los vimos en Remedios y Segovia, en Tumaco fueron barbaros, ahora ensañados con los indígenas, siempre contra el campesinado, a todo sector que se oponga, exija sus derechos, o reclame, responde con lo mismo, de que paz hablar?, los crímenes de estado y el genocidio que ejercen requiere de la más alta conciencia de clase, sin engañifas, para encontrar el camino que nos lleve , no a la reconciliación con un régimen agresor, sino a emplazarlo y enfrentarlo para liberarnos de este brutal yugo opresor.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS