CGT muestra su solidaridad con los sindicalistas condenados por el ‘No Caso 14N’

Por CGT

CGT considera que los montajes policiales y jurídicos en el Estado español tienen un claro objetivo de combatir y reprimir la disidencia política y la lucha de la Clase Trabajadora

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha manifestado su total rechazo a las condenas de los sindicalistas Jorge Merino y Pablo Alberdi, de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), por los “incidentes” acaecidos durante la jornada de lucha del 14 de noviembre de 2012 en Logroño.

La organización anarcosindicalista señala que en todo este “circo” político-judicial que se ha levantado alrededor de este “no caso” solo existe una clara intención de perseguir la disidencia de la población y, sobre todo, la represión de la lucha de las trabajadoras y los trabajadores por sus derechos y libertades.

CGT recuerda que la jornada de Huelga General europea de aquel 14 de noviembre de 2012 tuvo lugar en un marco de gran descontento social por las consecuencias de la crisis-estafa que se había iniciado pocos años antes. En el Estado español, el gobierno de Mariano Rajoy inició una serie de recortes en los servicios públicos, la reducción de los salarios y el incremento del IVA además de imponer otra Reforma Laboral. Todas estas políticas encaminadas a reducir el déficit público y ordenadas desde Bruselas solo incidieron en las clases populares y no en quienes habían estado y continuaban expoliando los recursos de la población, como banqueros y políticos.

En este sentido, la CGT ha subrayado que el descontento de la población por el retroceso de derechos fundamentales justificó sobradamente la jornada de lucha aquel miércoles en la que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad se emplearon a fondo contra manifestantes en muchas ciudades del Estado español. Cientos de personas resultaron detenidas y muchas otras heridas -como Ester Quintana que perdió un ojo tras una carga policial de los Mossos en Barcelona-, acreditan la dureza con la que los agentes antidisturbios actuaron a las órdenes del gobierno.

CNT ha manifestado en un comunicado oficial que las penas impuestas a los sindicalistas Jorge Merino y Pablo Alberdi confirman lo que desde otras organizaciones, como la CGT, ya se ha manifestado en muchas otras ocasiones, como la desconfianza que produce la justicia que emana de estas instituciones del Estado. En este sentido, la CGT ha puntualizado que existen imágenes grabadas por terceras personas que han desmotado la versión de la Policía Nacional, sin embargo los jueces han decidido, una vez más, quedarse con la versión de la policía a pesar de las pruebas que evidencian otro montaje más contra dos trabajadores.

Por todo ello, la CGT vuelve a lamentar la persecución del Estado contra quienes se rebelan ante las injusticias de este sistema desigual y criminal, y recuerda que las rejas no podrán contener a las miles que seguirán estando en la calle y que continuarán peleando contra abusos y privilegios de los más poderosos.

COLABORA CON KAOS