En Canadá servirán las confesiones arrancadas con torturas

Por Presos.org/ Leonora Chapman

Canadá convalida las confesiones arrancadas bajo tortura. Las directivas, emitidas por el Ministro de Defensa Nacional Harjit Sajjan, permiten a las Fuerzas Armadas Canadienses y al muy secreto Centro de Seguridad de Telecomunicaciones utilizar esta información si eso lleva a salvar vidas o prevenir lesiones graves.

La deriva de los países que más alardean de respecto por los derechos humanos es muy significativa. El artículo 15 del Convenio de la ONU contra la tortura, aprobada en 1984, impide que las confesiones arrancadas bajo tortura se pueden utilizar en un juicio como prueba.

Este tipo de declaraciones siempre han sido papel mojado, aunque hasta ahora se hacía de tapadillo. Ahora ya no se cortan ni un pelo en saltarse las normas a la torera: el ejército y el espionaje canadienses han recibido nuevas instrucciones que limitan, pero no impiden por completo, el uso de información obtenida bajo tortura por gobiernos extranjeros.

La directiva, emitida por el ministro de Defensa, Harjit Sajjan, permite al ejército canadiense y al Centro de Seguridad de Telecomunicaciones, utilizar la información arrancada por tortura, aunque naturalmente todo esto se envuelve en papel de regalo: para ello es necesario que permita salvar vidas o prevenir lesiones graves.

Por ejemplo, la tortura puede ser aceptable en el caso de información sobre una amenaza de un ataque terrorista, pero el ejército admite que un posible ataque contra los soldados canadienses también puede ser favorable a tal recurso.

El ejército y el Centro de Seguridad de Comunicaciones no pueden compartir información con otros gobiernos o instituciones extranjeras o solicitarles, si la petición puede conducir a tortura o violencia.

Estas nuevas directivas del Ministro de Defensa son comparables a las anunciadas en septiembre por su colega de Seguridad Pública, Ralph Goodale, dirigidas a la Real Policía Montada Canadiense, el Servicio canadiense de Inteligencia de Seguridad y a la Agencia servicios
fronterizos.

Naturalmente, las organizaciones de derechos humanos y del partido NPD en Ottawa se han rasgado las vestiduras porque dicen -con razón- que equivalen a tolerar el uso de la tortura, en violación del derecho internacional.

Las potencias imperialistas van de cabeza hacia el fascismo y lo peor de todo es que nadie habla claro al respecto. Todos se evaden con eufemismos.

http://movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com/2017/12/canada-convalida-las-confesiones.html

http://www.presos.org.es/index.php/2017/12/29/en-canada-serviran-las-confesiones-arrancadas-con-torturas/

-->
COLABORA CON KAOS