El bloque monárquico del 155 se estrella frente al independentismo, pero las derechas de Catalunya hegemonizan el Parlament

Por miguel angel montes

Los partidos de la derecha, neoliberales, vencen. La izquierda rupturista antirecortes pierde. La fractura identitaria gana el debate a la fractura social. No hay lucha de clases en el debate político, pero los recortes siguen aplicándose sin freno contra la clase obrera.

Por Miguel Angel Montes

Comenzamos el nuevo año, dejando atrás el recuento de votos del 21D. Los análisis y lecturas identitarias de las elecciones catalanas siguen prevaleciendo sobre otros, nacionalismo catalanista versus nacionalismo españolista. No hay lucha de clases en el debate político, aunque la economía y los impuestos no se sostendrían sin la explotación de la clase obrera, principal motor de la economía catalana y española. Los recortes y ajustes presupuestarios siguen sin que se cuestionen ni en Catalunya ni en Madrid desde una posición de clase, independiente, del proletariado, donde incluso se decapita desde la izquierda dócil a quienes cuestionan las políticas de recorte presupuestario de Montoro y el 135. Por mi parte voy a romper el guión reinante y realizar una breve lectura clasista de las elecciones catalanas.

1.- Si tomamos los programas y políticas de los partidos que entran en el parlament y los intereses de la clase obrera y la oligarquía financiera, vemos que ésta y sus diversas opciones políticas vencen a las de la clase obrera. Los partidos neoliberales, proausteridad, proOTAN, etc., ganan. Juntos suman 123 diputats, 11 más que en el 27S. El programa de recortes futuro, dispuesto para expropiar nuestras rentas salariales en impuestos para pagar la deuda creada por el capital financiero, seguirá en el orden del día, en cumplimiento de las leyes de austeridad aceptadas por tales partidos neoliberales y afines (CS-JXC-PP y ERC-PSC). Los dos nacionalismos seguirán emponzoñando el paisaje político como cortina de humo para que las clases populares sigamos apoyando inconscientemente tales políticas austericidas, unos por el régimen de Felipe VI y otros por la “república” catalana de Convergencia. En consecuencia, más listas de espera, hospitales saturados, escuelas con barracones, masificación escolar, paro masivo, pobres que comen de los bancos de alimentos, pobreza infantil y energética, precariedad laboral, pensiones de miseria, exiliados por trabajo, etc., nos espera a los obreros y nuestros hijos e hijas. Una expresión extrema de lo que digo fue el debate televisado entre las candidatas de ERC y CS, Rovira-Arrimadas, las cuales mostraron desconocer la situación de la clase obrera catalana, ¡ni los datos de paro saben!, seguro que tampoco sabían la tasa de temporalidad y el nº de trabajadores por debajo del salario medio en Catalunya. Una prueba clamorosa de que las causas de la explotación, la precariedad de las condiciones de trabajo y vida de la clase obrera, de la lucha de clases, les importa un pimiento. Nada más que “prusés” y “antiprusés” (sic).

2.- Los partidos independentistas han conseguido el 47,49% (JXC+ERC+CUP) un 0,25% menos que el 2015. El independentismo ha crecido en votos absolutos 87.000 votos respecto al 2015 y 19.000 más que el 1-O. A pesar de la infame represión del 1-O, el encarcelamiento de sus líderes y la aplicación inconstitucional del artículo 155 de la CE, el independentismo ha mantenido su músculo y una amplia e histórica movilización de masas, obteniendo de nuevo una nueva mayoría parlamentaria absoluta, con la pérdida de sólo dos diputados, pasando de 72 a 70. Pero aún así, destacar que todavía no alcanza la mayoría de votos, y que los partidos no independentistas consiguen 50,94%, 2,83 puntos más que en el 2015. JXC+ERC suman 66 diputados frente a los 57 del bloque del 155 y los 8 de CEC, con lo que los independentistas podrán formar gobierno en segunda votación sin necesitar el apoyo de la CUP. La supuesta “mayoría silenciosa” monárquico-unionista se ha estrellado a pesar de que la participación haya alcanzando la cifra histórica del 81,94%, 4,5 puntos más que las anteriores. El bloque independentista hegemonizado por la derecha (JXC) gana al bloque del 155 hegemonizado por la derecha (CS).

3.-CDC reconvertida en PDECAT y JXC ha conseguido un doble objetivo, aunque ha recortado de 50 diputados en las elecciones del 2012 a 34 el 21D, la derecha democristiana catalana no sólo sobrevive sino que hegemoniza el bloque independentista. ERC ha logrado su mejor resultado en unas elecciones autonómicas al pasar de 21 diputados en el 2012 a 32, descabalga del segundo lugar al PSC en Barcelona, pero no consigue su objetivo de descabalgar a JXC de la cabeza del independentismo, y pierde frente a CS. La DUI les ha pasado factura. Pero a quien sin duda le ha pasado más factura la DUI ha sido a la CUP quien colocando el discurso identitario por delante del clasista ha perdido el 60% de los diputados. La CUP soñaba con quitarse de encima al PP, para que quedara sólo CDC como rival de derechas para centrarse en la lucha de clases y la justicia social, y por el contrario tenemos no una, sino dos derechas mayoritarias. ERC y la antigua CDC han sumado más escaños que como JXS (de 62 a 66). La estrategia del procés de proclamar la independencia unilateral en 18 meses sin mayoría de votos, parida por Arthur Más para sobrevivir políticamente dividiendo a la izquierda catalana, le ha salido redonda a la derecha, que ha gobernado con la barretina en una mano y las leyes de austeridad en otra. La clase obrera catalana no olvida que éste es un partido que apoyó al gobierno del Aznar de las Azores, un partido neoliberal que abraza la independencia para impedir una mayoría de izquierdas que les eche por la gestión de la crisis y los recortes. No olvidemos desde el inicio de la crisis en el periodo 2008-2010 los gastos sociales sanidad, enseñanza, servicios y promoción social se incrementaron, pero con la llegada de CiU y posteriormente JXS al govern estos se han recortado. Los gastos de Sanidad en el 2017  están a 1.004 millones por debajo de los gastos del 2010 (-10,2%), gracias a las políticas de Arthur Mas y Boi Ruiz, continuadas por Puigdemont y cía, los gastos de enseñanza en el mismo periodo está a 597 millones por debajo que en el 2010 (-9,4%) gracias a las políticas de Rigau y Castellà, que los gastos de servicios y promoción social a 164 millones menos que el 2010 (-7,3%) gracias a las políticas de Neus Munté (1) y los gastos de guarderías han pasado de 85 millones a 0 (-100%). Y aunque la oligarquía financiera catalana no apoya el independentismo, y la base del movimiento independentista es de las clases populares, ninguna de las vanguardias políticas, ni JXC, ni ERC se oponen a las políticas de austeridad, ni mucho menos aspiran a construir una sociedad socialista, ni comprenden que bajo la OTAN, la UE imperialista, bajo el capitalismo en general, el espacio para la libertad y la justicia no existe, que una Catalunya independiente no sería más democrática y redistributiva de lo que es ahora en la UE de la austeridad. Hemos pasado de la monarquía de Felipe VI a la “república” catalana de Puigdemont, con casi 1 millón de votos de derechas convergentes, un gran avance “revolucionario” (sic).

4.- Continúa la tendencia de las elecciones del 27S, CS no sólo se convierte en el partido de derechas hegemónico españolista, sino también catalán al conseguir la mayoría de votos y diputados, ha  ganado en el distrito más rico de Barcelona, Sarriá-Sant Gervasi, y en el más pobre, Nou Barris. El cinturón rojo metropolitano se convierte en naranja, donde el eje nacionalista lo absorbe todo. El PP consigue su peor resultado desde 1984, quedando con 4 diputados y sin grupo parlamentario. El PSC-PSOE a pesar de subir del 12,74% al 13,88% y arañar un diputado más, sólo frena su caída con 17 diputados, muy lejos de los 28 del 2010. Su apoyo incondicional al PP les ha pasado factura. El bloque monárquico-unionista del 155 obtiene el 43,49%, 4,32 puntos más que en el 2015 capitalizando el estrecho margen adicional de participación, juntos suman 57 diputados, 5 más que en el 2015. CS que es un partido que construye la “nación española” contra los nacionalismos periféricos, encuentra en el conflicto territorial su espacio electoral. A CS le ha rentabilizado más la confrontación y la inestabilidad permanente que al PP quienes ahora temen que el resultado se extienda a toda España.

5.- Catalunya En Comú (CEC) pasa del 8,94% al 7,45% pierde 43.000 votos y 3 diputados. La indefinición ideológica, la división y enfrentamiento del grupo parlamentario entre proindependentistas (Albano-Nuet) y legalistas (Coscubiela), que renegaron a presentar una propuesta propia de referéndum con garantías en el parlament, que renegaron de una posición propia basada en la lucha de clases y la república federal en España, les ha vuelto a pasar factura, otra vez. La base social internacionalista, obrera y republicana no encuentra eco en las instituciones y el parlament. La propuesta mayoritaria de unidad en España, pero de carácter reaccionario, es la de CS (2), y la única propuesta de república, es la del independentismo. No debe extrañar que el unionismo monárquico de Cs y el independentismo de ERC se alimenten del voto obrero, han capitalizado el vacío dejado por la izquierda que no se atreve a defender la República Federal aquí y en Madrid como alternativa al régimen monárquico y al independentismo, y como modelo para ejercer el derecho de autodeterminación y la igualdad de las naciones en España. Una izquierda que no se atreve tan siquiera a defender una simple ley de idiomas que haga al euskera, al catalá y al galego idiomas oficiales como el castellano. El voto obrero del cinturón industrial se ha repartido paradójica y mayoritariamente entre los partidarios del despido libre (CS) y el independentismo socialdemócrata (ERC). Algunos debieran de recordar que Lenin que defendía el derecho de autodeterminación y la igualdad de las naciones, planteaba ampliar la democracia y la república federal como alternativa al régimen zarista y al independentismo (3). Podemos sigue en el mismo bucle que el PSOE de “reforma de la constitución” o “segunda transición”. Y ahora pierde aceite en Madrid al aceptar la intervención de las cuentas del ayuntamiento de Madrid con los recortes de Montoro y colocar como presidente de Podemos en la capital al otanista Julio Rodríguez que participó en la destrucción de Libia (4).

6.-El discurso antiausteridad contra las instituciones imperialistas también vuelve a desaparecer. Sólo la CUP lo plantea en su programa, pero en esta ocasión poniendo por delante la DUI, habiendo aceptado los recortes bajo el mandato de JXS. El resultado es que los partidos que en teoría son rupturistas y anti-recortes (CEC + CUP) han pasado del 17,14% al 12,9%, de 21 a 12 diputados. ¿Habrá autocrítica?. Me temo que no. Seguirán unos con la ambigüedad y otros con la DUI. Mientras, la independencia política de la clase obrera al carajo.

7.- Decir que las izquierdas independentistas suben y las izquierdas no independentistas bajan (blanqueando al PSC-PSOE como izquierda), como si hubieran dos realidades virtuales, es engañarse y hacerle el juego a las derechas nacionalistas de los dos bloques (PP+CS+JXC) que viven del enfrentamiento identitario y la división de la izquierda, a lo Vida de Brian. Ambas derechas nacionalistas suman mayoría en votos y diputados. Son 76 diputados de derechas, antiobreros, son los de las listas de espera en sanidad, los de la enseñanza y la sanidad privada, los de los privilegios para la iglesia nacionalcatólica, los de los datos de paro que no saben, los del 3%, los de los sobres en B, los de los recortes, los del saqueo de lo público…  JXC mayoría en Girona y Lleida, CS en Barcelona y Tarragona. Perdemos la izquierda y los trabajadores. Y sí he sumado bien, son 76, porque en las dos candidaturas “socialdemócratas” PSC y ERC se encuentran dos exmiembros de Unió, que aplicaron recortes bajo el gobierno de Arthur Mas (Espadaler y Castellà) y que a algunos “izquierdosos” de la “socialdemocracia” pro155 y proDUI, se les ocurrió enchufar de diputados para… ¿arañar votos de la derecha? (sic). ¡Que ocurrencia!.

8.- Decir que el independentismo ha despertado al franquismo, no sólo es inexacto, sino hasta un insulto a los olvidados en la transición. Se equivocan los Llamazares, Pablo Iglesias, Monedero, y todos los que lo han planteado. Una cosa es criticar al independentismo y desmarcarse de su política de alianzas y sus tácticas lo cual es justo, pero otra muy distinta culpabilizarle del “despertar” del franquismo. El fascismo (porque el franquismo es la variante española del fascismo) no estaba dormido, está despierto desde la ley de amnistía que deja impune sus crímenes y criminales en España y condenan al olvido a los antifascistas que dieron la vida por nosotros defendiendo la IIª República, luchando en Stalingrado y liberando París. Somos el único país de Europa Occidental en el que la ideología fascista es legal y en el que los criminales y torturadores del régimen fascista no han sido juzgados, y siguen riéndose de las víctimas. El problema del fascismo en España es su total impunidad, llevan décadas asesinando, agrediendo y exhibiendo su ideología bajo el amparo del “estado de derecho”. El fascismo está despierto porque en España tampoco ha habido ruptura democrática como en Portugal, aquí a los fascistas se les permitió continuar en política blanqueados en UCD y AP y en todos los aparatos del estado, no sólo educativo sino también ejecutivo, militar, policial y judicial, por eso no nos puede extrañar que hoy todavía se persiga, reprima y encarcele desde los aparatos del estado a la izquierda antifastista, por participar en una huelga, por hacer un tweet, por una canción de protesta, por hacer una obra de teatro de Lorca…  y que ahora le toque el turno a los independentistas catalanes. El exteniente Gonzalo Segura denuncia que tanto entre los militares como en los cuerpos policiales (aparato coercitivo por excelencia) siguen habiendo fascistas, que se atreven a amenazar a políticos, medios de comunicación y a Catalunya (5).

9.-A ver si se enteran los intelectuales de cátedra reconvertidos en líderes políticos, que no, que los comunistas no despertaron al nazismo, que el anticolonialismo no despertó al colonialismo, que los huelguistas no despertaron a los rompehuelgas, que los manifestantes no despiertan a las cargas policiales…, y que no hace falta ir a la universidad para saberlo. A ver si se enteran de que ha sido al revés, que el autoritarismo, la represión del Estado, la visión uninacional de España por el régimen del 78 que no ha cambiado desde la dictadura (o sea desde el régimen del 39), y la ruptura de la Constitución Española (CE) con la invalidación del Estatut del 2006, ha sido la superestructura que ha despertado al independentismo. El comienzo del conflicto se inicia con Rajoy recogiendo firmas contra el Estatut como una forma de ganar votos en el resto de España para reconquistar la Moncloa. Como consecuencia, del 19% de partidarios a favor de la independencia antes de la invalidación del Estatut en el 2010 hemos pasado al 48,7%. De 320.243 votos en las autonómicas del 2010 a los partidos independentistas (ERC+SI) a 2.063.361 (JXC+ERC+CUP) en las últimas.  ¿Y quién nos ha gobernado durante este tiempo?. Han sido los ultras del PP y su fascismo los que han despertado al independentismo (6). Que Catalunya no se ha independizado de España con la DUI, que sólo fue una declaración sin efectos jurídicos (7), que no hay república en Catalunya, que el impacto económico y fiscal de la fuga de la sede social de las empresas según GESTHA es inexistente (8), que los catalanes seguimos bajo el mismo régimen, territorio español y la UE incluida, lo mismo que en 1996 cuando la ultraderechista Liga del Norte de Bossi proclamó la DUI de Padania y realizó un referéndum unilateral en 1997 y siguen en Italia. Pero a diferencia de Italia aquí el gobierno del PP mandó los cuerpos represivos a Catalunya para engordar los nacionalismos, y recuperar el slogan de “España se rompe” para que se dejara de hablar de crisis, recortes y corrupción. A ver si se enteran de que se debe de dejar de darle la razón al independentismo con que España es irreformable, con la acción política. Se debe plantear con claridad un proceso constituyente republicano como única alternativa de escapar a los bloques nacionalistas y defender la ruptura democrática. Decirlo alto y claro, sin miedo, que España puede ser una República Federal, que hay otra España, obrera, de izquierdas, republicana y antifascista, hay que acabar con la España negra de los herederos del fascismo, con su himno, su bandera mutilada, el españolismo del “a por ellos” y el terrorismo de Estado, que la monarquía como forma de estado no es la alternativa para la Unidad de España, sino la forma más consecuente para su ruptura.

10.-Para criticar ¡¡¡ahora!!! la ley electoral hay que tener vergüenza. La ley D´Hondt es preconstitucional y favorece a los partidos mayoritarios y las circunscripciones con menos votantes, tanto en Catalunya como en España, ni más, ni menos. Dicha ley, se hizo contra el PCE y el PSUC, y ha beneficiado a UCD, PP, PSOE y los partidos que sólo se presentan en una CC.AA. (CIU, PNV, CC, etc.). Es cierto que si en Catalunya hubiera una circunscripción única hoy el independentismo no tendría mayoría de diputados. Pero es una ley que al PP-PSOE interesa tanto no cambiar en España como al independentismo en Catalunya. Con la ley D´Hondt los partidos beneficiados de estas elecciones han sido JXC, ERC y CS. Con una sola circunscripción las actas de diputados hubieran quedado así: CS 35 (-1), JXC 30 (-4), ERC 29 (-3), PSC 19 (+2), CEC 10 (+2), CUP 6 (+2), PP 6 (+2). Otro de los olvidos de la izquierda parlamentaria antirecortes (CEC-CUP) ha sido no presentar una propuesta de ley electoral en el parlament.

11.- El sentir mayoritario, lo que más nos une políticamente de forma transversal a los catalanes en torno a la actual crisis de Estado, no es la DUI, ni la actuación represiva del bloque monárquico, es el referéndum pactado. Un 82% de los catalanes estamos a favor, somos mayoría entre independentistas y mayoría entre no independentistas. No olvidemos que el Pacte Nacional pel Dret a Decidir del 2010 que incluía a más de 3.000 organizaciones firmantes, el 96% de los ayuntamientos, sindicatos de clase y patronales era un movimiento transversal pel dret a decidir, y no por la independencia. Por tanto, ni el 9N, ni el 1-O son el modelo de referéndum que queremos la mayoría de catalanes. Y eso no nos impide dejar claro que la obcecación antidemocrática y represiva del bloque monárquico es la que hoy no permite que un proceso democrático de esta envergadura se haya desarrollado con normalidad. Mientras el PP gobierne eso será imposible. ¿Y quién es responsable de que el PP gobierne?. Los líderes del PSOE, que ¡¡¡pactaron con CS!!!, a los que ahora llaman falangistas, para hacer un “gobierno de progreso” (sic), que prometieron en las primarias de mayo echar al PP del gobierno terminando por vender una inexistente reforma de la CE para justificar su apoyo al 155 de Fraga. Es patente que la línea política del PSOE sigue en manos del felipismo, el IBEX35 y el ElPaís de Cebrián y Alandete, que no se cansa de hacer el ridículo internacional junto a la FAES y el PP de culpar a Rusia de estar detrás de la crisis catalana (sic). Mientras tanto, en el vecino Portugal, la socialdemocracia gobernando con el apoyo parlamentario de comunistas y el Bloco d´Esquerda. ¿Porqué aquí el PSOE no se ha puesto de acuerdo con UP, En Comú, En Marea, Compromís, IU, ERC, EH… para revertir las reformas laborales, de pensiones o simplemente aumentar el gasto social como se ha hecho en Portugal y apoyar un referéndum pactado en Catalunya?. Está clara la respuesta.

12.- De vueltas con el expolio fiscal, territorial y la solidaridad interterritorial. El independentismo catalán cifra el llamado “expolio fiscal” ahora entre 13.000 y 16.000 millones de euros, escondiendo sus propias políticas de austeridad antes aludidas en el período 2010-17. En el bando monárquico se apela a la solidaridad territorial y la igualdad entre españoles (sic), escondiendo también su apoyo a las políticas de austeridad iniciadas con el 135 de la CE. Hay que acabar ya con esos mitos. Voy a decepcionar a los que están en una u otra vía. Los impuestos ni los pagan los territorios, ni los pagan los ciudadanos, los pagamos o no los pagan, las clases sociales. No todos los catalanes, españoles o ciudadanos pagamos porque no todas las clases pagan. Los pagamos algunas clases, los que vivimos de una renta salarial o los que viven de su actividad sin explotar trabajo ajeno, pero así no la burguesía, no así las grandes fortunas, no así la iglesia, no así las empresas del IBEX, etc. No es un secreto que la derecha y la izquierda blanqueada sólo hablen de la igualdad interterritorial entre españoles, pero no entre clases, ya que defienden y amparan la desigualdad social tanto en Andalucía como en Catalunya. En Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha, que lideran los datos de paro en la UE, ni la burguesía, ni los terratenientes pagan impuestos para sostener el estado de bienestar de tales comunidades autónomas (sanidad, enseñanza, prestaciones sociales). En Catalunya, ni la oligarquía financiera, ni las grandes fortunas pagan impuestos para revertir el subdesarrollo social que nos coloca por detrás de la UE en gasto social, ni para la solidaridad con otros territorios del Estado. Si en España se persiguiera el fraude fiscal que el capital, las grandes fortunas y empresas del IBEX generan, se recaudarían 79.000 millones de euros anuales más (9), de los cuales 20.000 millones corresponden a Catalunya. Pero hay más, si en España y en Catalunya la presión fiscal hacia el capital y grandes fortunas fuera igual que en Suecia, se recaudarían 150.000 millones anuales más, y adiós deuda pública, adiós urgencias y hospitales saturados, adiós barracones en las escuelas, adiós pensiones insostenibles, adiós recortes en prestaciones sociales y pensiones, etc. El expolio fiscal no es entre ciudadanos, ni territorios, es por clases, los que lo pagamos todo y los que comen en platos de oro y nunca pagan nada y se benefician del fraude, paraísos y amnistías fiscales, a los que no les afectan para nada la austeridad, los recortes en sanidad, enseñanza, salarios de miseria, etc. Y luego están las políticas de los PGE, donde la austeridad no afecta a los gastos de la monarquía, iglesia y ejército (10), ni a los beneficios de los grandes bancos gracias al rescate con dinero público. Sólo hay impuestos y recortes para las clases populares aquí y en Granada.

13.-Es inexacto hablar de fractura social por culpa del independentismo. El capitalismo es un sistema socioeconómico, jurídico y político basado en la fractura social, en la explotación de una minoría (burguesía, oligarquías financieras y terratenientes) sobre el resto (clase obrera y pequeña burguesía en vías de proletarización), explotación, fractura social, agravada en nuestro país por la crisis económica y las políticas de austeridad. ¿Qué puñetas tiene que ver la DUI con la fractura social?. Ninguna. ¿Qué puñetas tiene que ver la defensa del actual estado monárquico con la fractura social?. Ninguna. Ni la defensa de una u otra opción política, como también la defensa de la República Federal como forma de Estado en España, tienen nada que ver con la fractura social. Estamos ante una fractura identitaria, política y punto. Cada vez que la sociedad clasista en la que vivimos es llamada a elegir entre diferentes opciones (elecciones generales, autonómicas, municipales ó referéndums -Constitución 1978, OTAN 1986, Tratado UE 2005, estatutos de autonomía-) se divide por su adhesión a una u otras opciones. ¿Somos tan poco inteligentes como para creernos que el referéndum de la OTAN o las últimas elecciones municipales han fracturado la sociedad? ¿Somos tan bobos como para creernos que los procesos democráticos rompen la sociedad?. La sociedad ya está rota, fracturada, escindida, troceada, etc., en clases sociales opuestas fundamentales (burguesía/proletariado) por su estructura económica capitalista dominante. Desde el inicio de la crisis la masa salarial ha pasado de 366.818 millones de euros a 336.938 millones (2008-2016), si a ello le sumamos también la pérdida de poder adquisitivo que ha sido de 7,8 puntos en el mismo período, significa que nuestras rentas salariales han caído 58.000 millones (11), y si tenemos en cuenta que el nivel del PIB del 2016 es similar al de 2008 y con menos población asalariada, nos damos cuenta de que la crisis ha sido aprovechada para reajustar la tasa de ganancias a favor del capital, de nuestros explotadores y en contra nuestra, los explotados. Ahí tenemos nuestra fractura social. Seamos más serios y rigurosos, la creación, apropiación y reparto de la plusvalía es el único proceso de fractura social que vivimos. Y en este terreno sólo la lucha a corto plazo por revertir las políticas de austeridad, las reformas laborales, de pensiones, nacionalizar las eléctricas para acabar con la pobreza energética (12) y superar el régimen de 1978, forman parte de la lucha general por superar la fractura social, el socialismo.

14.- Hay que huir de los extremos. Hay que combatir tanto la hispanofobia de sectores minoritarios de independentistas como la catalanofobia de sectores importantes del bando monárquico. Recuperar la cultura republicana de la España obrera y antifascista, recuperar la única política integradora en Catalunya que impulsó el PSUC contra el nacionalismo antiobrero, antiinmigrante, racista y xenófobo de los Barrera, Pujol, Bernard de Deu, Arnal Roura, etc., que todavía perviven en sectores minoritarios del independentismo (13) y el lerrouxismo españolista que pervive también en sectores del PSC además de CS y el PP. “Som un sol poble”, catalán es aquel que vive y trabaja en Catalunya, independientemente de su procedencia o lengua materna. Y más catalán es aquel que vive y trabaja para crear riqueza que el que vive de la explotación, la corrupción y el saqueo de lo público. La visión maniquea y tópica de ambos nacionalismos de los conceptos de nación e inmigración, y de la sociedad catalana en general, sólo buscan desviar la rabia de las clases populares creada por la crisis, no contra sus responsables, el capital, los poderosos, sino contra las mismas clases populares. Por eso debemos de huir estos estereotipos como de la peste, que sólo buscan la división de la clase obrera catalana y española. Ni toda Catalunya está con los del 3% ni toda España es la de los cobros en B. La clase obrera debe de volver a ser hegemónica en política, pero para ello debe de preservar su independencia política e ideológica. Independencia sí, Unidad también, pero de la clase obrera, contra nuestros explotadores aquí y en Madrid. Nuestro proyecto común constituyente debe ser la república federal, el reconocimiento de la pluralidad nacional que contemple la igualdad de las naciones e idiomas y el derecho de autodeterminación, pero por encima de todo recuperar la bandera roja de la clase obrera, que aporta los valores de solidaridad e internacionalismo de clase y reivindicaciones sociales en un momento histórico en el que nos toca luchar para frenar la ofensiva del capital en su gestión de la crisis, donde con sus recetas neoliberales de austeridad pretenden arrebatarnos todas y cada una de las conquistas que nos quedan, en todos los pueblos donde todavía hay explotación capitalista. Nuestro enemigo es común.

https://marxismoleninismo.wordpress.com/2018/01/02/el-bloque-monarquico-del-155-se-estrella-frente-al-independentismo-pero-las-derechas-de-catalunya-hegemonizan-el-parlament/

Notas:

1) Así ha evolucionado el gasto social entre 2010 y 2017: Gastos de Sanidad de 9.832 mill. a 8.828 mill., Enseñanza de 6.324 mill. a 5.727 mill., Servicios y Promoción Social de 2.244 mill. a 2.080 mill.http://www.eldiario.es/catalunya/GRAFICOS-evolucionado-educacion-sanidad-soberanista_0_718828850.html

2) CS ha capitalizado las dos macromanifestaciones del 😯 y el 29-O con una cantidad de banderas monárquicas nunca vistas hasta el momento en Catalunya.

3) “Cuanto más se acerque el régimen democrático del Estado a la plena libertad de separación, más débiles y raras serán en la práctica las aspiraciones de separación, pues son indudables las ventajas de los Estados grandes, tanto desde el punto de vista del progreso económico como desde el punto de vista de los intereses de las masas…preferir la federación a la desigualdad nacional, viendo en aquella el único camino capaz de conducir al pleno centralismo democrático” (La revolución socialista y el derecho de las naciones a la autodeterminación. Lenin 1916).

4) La destitución del concejal de Economía Sanchez Mato (IU) por Carmena, confirma el giro hacia la derecha del grupo municipal gobernado por la alcaldesa, que coincide con la integración de Julio Rodriguez (otanista que intervino en la destrucción de Libia) a la cabeza de Podemos en la capital madrileña. Carmena ha aceptado que se intervengan las cuentas del ayuntamiento al permitir los recortes presupuestarios. Su propuesta fue aprobada en pleno municipal express gracias a los votos afirmativos de los concejales dóciles (errejonistas y pablistas) y del PP. Los presupuestos de Montoro los aplicará Carmena junto al partido de la corrupción y el 135 y 155. Recordemos que Carmena ya dejó en la estacada a los titiriteros convertidos por el PP en “peligrosos terroristas”, destituyó a Celia Mayer como concejala de cultura, destituyó a Zapata por unos correos de hace años, tapó la investigación de las corruptelas del Open Madrid y cesó a los denunciantes. O sea, que aquellos que defienden el programa electoral son destituidos o cesados, aquellos que claudican ante el PP, son premiados. Vieja política de una ex-eurocomunista que fue llevada a la alcaldía gracias a la movilización social y las promesas de cambio, por los barrios obreros que la votaron.

5) El general Jaime Dominguez Buj hace poco en clara referencia a Catalunya afirmó “Cuando el gobierno central es débil, las colonias terminan por independizarse” o el Teniente General Mena cuando dijo contra el Estatut del 2006 “Ojo que aquí está el artículo octavo y los que tenemos que intervenir somos nosotros”, Cuando Gonzalo Segura señala que el ejército sigue siendo franquista, y no del régimen del 78, sino del 39.

6) No olvidemos que el franquismo sociológico ve al PP como su referente electoral, hasta el 90% de los votantes que se consideran de ultraderecha –Vox, Falange, PXC, España 2000, Democracia Nacional- votan al PPhttps://www.cuartopoder.es/espana/2017/10/06/el-conflicto-de-cataluna-da-alas-a-las-organizaciones-de-extrema-derecha-en-espana/.

7) Hilando una “fake” DUI. Oriol Güell i Puig. http://ctxt.es/es/20171115/Politica/16165/catalunya-independencia-proces-fake-dui.htm

8) http://www.publico.es/economia/gestha-desmiente-albert-rivera-fuga-empresas-catalunya-tendra-impacto-economico-inexistente.html

9) https://marxismoleninismo.wordpress.com/2017/11/02/por-la-unidad-de-espanarepublicana-y-federal-por-los-olvidados-en-la-transicion/

10) No sólo no hay recortes sino que por el contrario, Cospedal ministra de Defensa del PP, prevé el incremento del gasto militar para los próximos 7 años en un 80%, para alcanzar los 18.000 millones de euros anuales, un incremento del 11,42% anual hasta el 2024. http://diario16.com/no-tenemos-pan-nos-lo-gastamos-armas/

11) La crisis económica: una estafa para ajustar la tasa de beneficio a favor del capitalista y a costa del trabajador.http://cuestionatelotodo.blogspot.com.es/2017/12/la-crisis-economica-una-estafa-para.html

12) Se habla hoy mucho de pobreza energética, de ayudas públicas para evitar cortes de luz pero también para costear las pérdidas o ganancias de las eléctricas, cuando de lo que se trata es de sacar de una puñetera vez del baúl de los recuerdos la nacionalización de sectores estratégicos.

13) Científicos independentistas de la ANC opinan que “España es un país agrícola que se dedica a la caza”, como Alicia Casals, nº 63 por JXC. Joan Cardona considera que “en España no sabían lo que era la investigación hasta que el conseller Mas-Collel fundó la Institución Catalana de Investigación Avanzada y Estudios Avanzados”. http://www.asec-asic.org/2017/12/23/votando-en-contra-no-a-favor-un-apunte-sobre-espana-y-la-ciencia-desde-el-punto-de-vista-de-la-elite-cientifica-de-la-anc/. Opiniones que consideran a España como un lastre, opiniones que no tienen nada de izquierdas y sí mucho de apoyo al desarrollo desigual del capitalismo y la explotación de la periferia y el sur Continúo. En estas elecciones por las listas de ERC tenemos al neoliberal Castellà, experto en recortes con el govern de Artur Mas, Castellà ha comparado a CEC con los “judíos alemanes que votaban lo que querían los nazis” (sic). Otro sectario más que llama nazis a quienes no piensan como él, igual que los Ibarra, González, Rosa Díez o Aguirre cuando equiparaban al independentismo con el nazismo. También la lenguaraz Mireia Boia de la CUP llegó a comparar con el partido fascista PXC a quienes aún estando por el referéndum de autodeterminación pactado no compartían la DUI. Y sí, es una minoría, pero ahí están y no los echan. También está el manifiesto del “Grup Koiné” respaldado por diferentes líderes de PDECAT-ERC-CUP que acusa a los inmigrantes de ser “colonos al servicio del franquismo” y presenta la diversidad cultural como un peligro de supervivencia para la lengua catalana. Y sí son una minoría, pero insisto, ahí están y no los expulsan de sus organizaciones políticas. ¿Es esto representativo del independentismo?. Creo que no, pero   se debe de combatir con la misma fuerza que se combate al etnicismo españolista, y no permitir que este tipo de personajes tengan marco de expresión política dentro de organizaciones democráticas, como aquel zumbado que planteaba retirar el nombre de Antonio Machado y Goya de las calles de Sabadell por “franquistas” (sic).

-->
COLABORA CON KAOS