Ande yo caliente… legislad urgente

Por Koldo Madrid

La ira, el deseo de venganza, las ganas de mostrar a todos que podemos decir una barbaridad mayor que el que tenemos al lado, nos traen de nuevo espectáculos como el que vivimos tras la triste aparición de Pescadito. Aliñada con la misoginia, el racismo y el fascismo más infame.

Por Koldo Madrid

Pero dónde tenemos los garrotes, ¡dónde los hemos guardado! Hay que sacarlos ¡pero ya!, engrasarlos, y hacerlos funcionar. Que venga el que ajustició a Jarabo. Y si está muerto, que venga su hijo, o ya lo hacemos cualquiera de nosotros, que para eso lo valemos. Vamos, antes de que se nos pasen las ganas, antes de coger aire que nos oxigene las ideas, vamos a darle gusto al cuerpo, a la ira, al “yo más”. Podemos rebuznar más alto, más lejos y más fuerte haciendo olímpica nuestra irracionalidad.

Ayer, en diez minutos paseándome junto a mi compañera por su muro de Facebook (yo apenas tengo amistades y no me saltó ninguna publicación de bruto o bruta) vi el festival de la infamia. No es que seamos algo viscerales, es que somos meras tripas. No es que seamos un poquito racistas, es que no podemos serlo más. No es que tengamos algún micromachismo que curar, es que se estaba afilando la misoginia que como una bestia herida, sale con los colmillos anhelando carnaza.

Que no se nos pase el calentón, que la cadena perpetua se instaure ya, que la pena de muerte no es tan mala, que le pongan una toga a la venganza. Que basta ya de poner trabas a los que tienen el diseño de la ley, que ya estamos dispuestos, que nos ha puesto al servicio de sus ideas una puta negra inmigrante ¿podía ser mejor? Sí, por lo visto era podemita. ¡Qué más necesitáis para ver lo necesario de la mano dura! ¿No querréis que ocurra otra vez verdad? ¿No seréis tan miserables?

Venga, sed razonables y pasad por el aro.

Para que podamos seguir informando colabora con el crowdfunding de Kaosenlared

-->
COLABORA CON KAOS