Amplio apoyo social a la huelga general del 8-N a pesar de que CCOO y UGT no convocan

Por Kaos. Països Catalans

A pesar del boicot de CCOO y UGT, la huelga general del miércoles 8-N en Catalunya cuenta con un amplio apoyo: sindicatos alternativos, entidades sociales y soberanistas, movimiento estudiantil, Comités de Defensa de la República… por lo que se espera que tenga una importante repercusión en la actividad económica y social.

Catalunya vivirá este miércoles la segunda huelga general en poco más de un mes. El paro cuenta con un amplio apoyo social: sindicatos alternativos, entidades sociales y soberanistas, movimiento estudiantil, Comités de Defensa de la República… por lo que se espera que tenga una poderosa repercusión en la actividad económica y social.

Aunque no cuenta, como ya habían anunciado, con el apoyo de los sindicatos mayoritarios. Este vez CCOO y UGT se han desmarcado incluso más que en la convocatoria del 3 de octubre, puesto que ni siquiera han defendido una fórmula de ‘paro de país’ como entonces, cuando llamaron a los trabajadores a pactar con los empresarios un paro simbólico de mutuo acuerdo durante la jornada. Ya entonces CCOO y UGT fueron a remolque de la convocatoria del sindicalismo alternativo que hacía varias semanas que la había convocado y con fórmula del “paro de país” intentaron no dañar su imagen ante la indignación que produjo la actuación policial del 1 de octubre.

Esta  vez, el secretario general de CCOO en Cataluña, Javier Pacheco, ha intensificado su campaña contra la huelga al asegurar que “separa y confronta todavía más la convivencia” y que son los sindicatos mayoritarios los que tienen “legitimidad” para convocarla. Por su parte, UGT mantiene una posición más matizada y destaca en un comunicado conjunto con CCOO que las dos organizaciones “son espacios plurales políticamente e independientes de cualquier fuerza política”, motivo por el cual entienden “la diversidad de opciones de las personas afiliadas como una riqueza y un orgullo”. En una línea similar, Catalunya en Comú llama a participar en las movilizaciones de este miércoles, pero no a la huelga general.

 

A pesar de esta negativa de CCOO y UGT, la mayor parte de entidades de la Mesa per la Democràcia han resuelto apoyar la huelga convocada por la Intersindical-CSC, según informa Naciodigital.

Varios portavoces de entidades presentes en el encuentro plenario han explicado que una gran cantidad de asociaciones se pronunciaron a favor de repetir el paro del día 3. Y es que, según las mismas fuentes, consideraban que hay todavía más motivos que entonces para impulsar una jornada de esas características, con presos políticos y la Generalitat intervenida, a pesar de que reconocían que no tiene el mismo impacto anímico la situación actual que la represión del 1 de octubre.

La convocatoria de la Intersindical-CSC es formalmente por razones laborales, pero las entidades entienden que hay que aprovechar la movilización para reivindicar también los derechos civiles, democráticos y políticos. “CCOO se quedaron muy solos, incluso en relación a entidades históricamente cercanas a ellos“, explica una fuente, que también detalla que UGT nadó ” entre dos aguas”, sin oponerse frontalmente, aunque tampoco llama a la huelga, a pesar de que la consellera de Asuntos Sociales, Dolors Bassa, fue secretaria general de UGT de les comarques gironines.

ANC y Òmnium defendieron que la Mesa se pronunciara a favor de avalar la huelga -yo lo habían hecho públicamente-, igual que otras entidades de sectores muy diversos como Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC), els escoltes, els esplais, els castellers, el Consell Nacional de la Joventut de Catalunya (CNJC), Lafede.cat, Ecologistes en Acció, la Federació d’Associacions de Mares i Pares d’Alumnes de Catalunya (FaPaC), l’Associació d’Escriptors en Llengua Catalana, el Ciemen o la Plataforma Pro Seleccions Catalanes.

 

 

También lo hizo la IAC (Intersindical Alternativa de Cataluña donde se integra la USTEC- Ste’s, principal sindicato docente del país), organización observadora de la Mesa. También apoyan varias federaciones de la CGT, la COS, CNT… y numerosos ayuntamientos y varias organizaciones políticas, ERC y la CUP entre ellas.

De hecho, la patronal CECOT no se pronunció a favor, pero tampoco lo hizo abiertamente en contra. En cambio, CCOO exigió que la Mesa se desmarcara, haciendo valer que las decisiones de la plataforma se toman por consenso, lo que otorga a cualquier organización “derecho a veto”, según fuentes críticas con la decisión tomada. Finalmente se acordó que la Mesa convocara a las concentraciones previstas para el miércoles, a las 12h ante las delegaciones del Gobierno en Girona, Lleida, Tarragona, Tremp, Tortosa, Manresa y en la Plaça de Sant Jaume de Barcelona, y a las 18h ante los ayuntamientos y en la plaça de la Catedral de Barcelona.

En una reunión previa del grupo promotor, la patronal Pimec había defendido suspender la Mesa por la Democracia hasta después del 21-D, una opción que CCOO no veía mal inicialmente pero que finalmente quedó descartada, aunque Pimec optó por dejar de participar en la plataforma hasta pasadas las elecciones.

La Mesa acordó llamar a las concentraciones de este miércoles -no a la huelga general-, a la manifestación del sábado 11 por la libertad de los presos políticos y a otra movilización que Unitat contra el feixisme i el racisme (UCFR) impulsa para el 18 de noviembre contra las agresiones ultras que se están produciendo impunemente estos días en Cataluña.

Los impulsores de la huelga y las numerosas entidades que apoyan confían a pesar de todo en el éxito de la huelga, aunque probablemente tendrá un seguimiento más irregular en el sector de la industria, donde CCOO y UGT tienen una mayor influencia. De hecho ya el día 3 de octubre fue así.

Por su parte, los Comités de Defensa del Referéndum han anunciado varias acciones como cortes de carreteras e infraestructuras y el movimiento estudiantil también ha adherido a la huelga.

 

La Generalitat ha dado por válida la convocatoria de huelga general y ha establecido servicios mínimos, firmados por la todavía ‘consellera’ de Treball, Dolors Bassa, y ratificados por el Ministerio de Empleo, en ámbitos como el sanitario, el educativo o bien el transporte público.

En el transporte de personas, el metro y el bus de Barcelona y Ferrocarrils de la Generalitat funcionarán al 50% en las horas punta (de 6.30 a 9.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas) y al 25% el resto del día. En los trenes de Rodalies y Regionales de Catalunya operados por Renfe serán del 33%. El funicular de Montjuïc circulará, durante las franjas horarias de huelga, con los mismos servicios mínimos. A diferencia de otras convocatorias de huelga, los paneles informativos del metro y el bus no han informado en los días previos al paro de las alteraciones ni han recomendado el uso de transporte alternativo.

En el caso de Aena, los servicios mínimos son del 25% y en el de control aéreo, gestionado por Enaire, del 60,4%. Aparte del transporte aéreo, Fomento ha fijado los servicios mínimos en Adif, Renfe, Puertos del Estado, transporte terrestre, carreteras y autopistas para dichas jornadas de paro, que empiezan a las 00.00 horas y finalizan a las 24.00 horas.

En el ámbito sanitario se tendrá que garantizar el normal funcionamiento de las urgencias y las unidades especiales y los tratamientos de radioterapia y quimioterapia de urgencia, así como la actividad quirúrgica que no se pueda aplazar; mientras que los centros de asistencia extrahospitalaria deberán contar con un mínimo del 25% de la plantilla.

En los centros educativos los servicios mínimos prevén la presencia de una o dos personas del equipo directivo de las escuelas no universitarias y en las guarderías de un docente por aula; y, para el resto de días, de un docente por cada seis aulas, en infantil y primaria, y para cada cuatro, en la educación especial.

En la justicia, se establecen unos mínimos del 100% del personal adscrito a los juzgados de guardia y se garantiza la presencia de personal en el Tribunal Superior de Justicia, en las audiencias provinciales, y en los juzgados de instrucción y los penales.

En las autopistas, deberán establecerse mínimos de un tercio del personal, y en la radio y la televisión públicas se deberá garantizar un mínimo del 50% de los contenidos habituales, mientras que se prevé también la cobertura de urgencias y el servicio habitual en un día festivo en comedores sociales, residencias de personas de la tercera edad o de dependientes.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS