kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
17 Abr 2012

La violenta realidad de Repsol

Escrito por  Otramérica
Valora este artículo
(4 votos)
El Gobierno y los medios del Estado español se lanzan a defender a Repsol, una compañía que no es española, y se olvidan del dramático historial de la empresa en materia ambiental o de respeto de los Derechos Humanos. Estas son algunas de las sombras que oculta la multinacional.

Este artículo no pretende valorar la nacionalización de YPF por parte del Gobierno de Argentina. Sin embargo, parece razonable explicar qué es Repsol y qué esconde para así tener todos los elementos.

¿Española?

Tal y como explica el diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón Espinosa, la propiedad ‘española’ de Repsol es más que cuestionable. Desde que fuera privatizada por el gobierno socialista de Felipe González (1987), la empresa ha ido pasando a manos extranjeras y ahora más del 50% pertenece a accionistas no españoles. En concreto:  “el 42% pertenece a fondos de inversión extranjeros –gestionados habitualmente por grandes bancos- y el 9’5% pertenece a la empresa mexicana PEMEX). El resto de la empresa es propiedad del grupo de capital privado español Sacyr (10%), de una entidad financiera española como Caixabank (12’83%) y de más capital privado español”.

Por tanto, las soflamas nacionalistas del Partido Popular (PP) o del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) parecen un poco exageradas.

Hay buenos análisis sobre cómo Repsol escapa del fisco españolgracias a las diferentes ayudas y estrategias legales. El que no perdona es Antonio Brufau, su presidente, que en 2010, según os técnicos de Hacienda en España, logró una retribución personal récord con unos casi 9.5 millones de dólares en su cuenta.

¿Una empresa responsable?

Según la propia Repsol, desde 2006 a 2010 ha registrado unos 7.000 derrames de hidrocarburos –algo “inherente a la industria petrolera”. Pero esos derrames “inherentes” han vertido un total de 7.499 toneladas de hidrocarburos lo que supone que cada día que pasa,Repsol vierte en alguna parte del mundo 5.13 toneladas de residuos contaminantes.

Hay casos repartidos por todo el mundo (incluidas Tarragona y Puertollano, en España), pero estos son algunos de los casos más recientes y llamativos en América Latina, aunque no ocuparon portadas en los medios españoles que hoy reaccionan airados ante la nacionalización de YPF en Argentina:

- 16 de enero de 2012

Loma de la Lata (NeuquénArgentina). Comunidad mapuche Kaxipayin. Derrames en la planta USP-11.

-27 de marzo de 2011

Derrame en el Bloque 16 clindante con el Parque Nacional Yasuní(Ecuador)

- 27 de febrero de 2009

Derrame en el Oleoducto de Crudos Pesados en la reserva deCayunté Coca (Ecuador)

- 1 de enero de 2008

Ecologistas en Acción denuncia un derrame de petróleo y aguas de formación de grandes magnitudes en el parque Yasuní (Ecuador) que provoca graves daños ambientales y alteraciones a la forma de vida de los habitantes.

¿Mejoras para las poblaciones?

Las denuncias sobre la actitud de Repsol YPF en América Latina respecto a los derechos humanos se multiplican. Si el Observatorio de Multinacionales en América Latina las he hecho públicas en diferentes ocasiones, son ya muchos los casos de violación de derechos acumulados en los últimos años. Estos son algunos.

- Diciembre 2011 / Escándalo con la AECID

La Red por la Abolición de la Deuda Externa denuncia que la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) ha concedido fondos públicos de cooperación española a la Fundación Repsol YPF para el “fortalecimiento de los emprendimientos económicos y sociales de las comunidades en zona de influencia de la operación de Repsol YPF Ecuador en la Amazonía ecuatoriana”, lo que podría traducirse en ayudas a las comunidades que habitan la zona en que Repsol extrae petróleo, lugares sobre los que la actividad de Repsol tiene de acuerdo a las denuncias un grave impacto en los derechos humanos y el medioambiente.

La Fundación Repsol es una careta que la empresa, como habitualmente todas las grandes multinacionales, utiliza para maquillarse de verde, para darse una imagen amigable para con el medio ambiente y las comunidades afectadas. En Ecuador, los “accidentes” de Repsol son frecuentes. La contaminación y el destrozo, inevitables. La pobreza, persistente.

Con éste comportamiento la AECID contribuiría a la intensión de esta fundación de limpiar la imagen de la petrolera, que en Ecuador acumula denuncias de violación de los derechos humanos de las poblaciones indígenas y daños irreparables al medioambiente. Repsol YPF no es un agente legitimado para exportar ningún concepto ni ayuda para el desarrollo. 

En abril de 2012, el Gobierno español respondió a una pregunta parlamentaria obviando todas las denuncias existentes y ratificando la "subvención" de la AECID a la Fundación Repsol.

- Octubre 2010 / Perú

Survival Internacional colocó a Repsol YPF en el top 5 de la vergüenza en 2010 por “Repsol / Perenco: el gigante petrolífero hispano-argentino Repsol YPF y la empresa de hidrocarburos franco-inglesa Perenco están explotando el territorio de los indígenas aislados en el norte de Perú. Ambas operan en una zona donde viven indígenas no contactados. Perenco sugiere a sus trabajadores, si son atacados: “asustadlos y ahuyentadlos, y decidles que se vayan a casa”, entre otras cosas”. 

- 26 de Julio de 2007 / Perú

Intermón Oxfam presenta en Madrid un informe que denuncia la “violación sistemática” por parte de Repsol YPF de los derechos de las poblaciones indígenas en cuyos territorios opera en Perú, una región cuya legislación presenta “vacíos” entorno a la protección de estas poblaciones de los que la petrolera española “se aprovecha” para operar.

En declaraciones a Europa Press, la responsable del programa de sector privado de Intermon Oxfan y firmante de este informe titulado ‘Pueblos sin Derechos’, Isabel Tamarit, explicó que tras “tres años trabajando con la compañía” en la mejora de su política de responsabilidad social en Perú sin que se haya producido “ningún avance”, la ONG española ha decidido hacer pública la “falta de compromiso” de Repsol YPF para promover un cambio definitivo.

El informe, que recoge testimonios de afectados directamente por las exploraciones y explotaciones petroleras en las que la compañía está presente, recoge, en líneas generales, “cuatro grandes violaciones de derechos” de la población indígena: el derecho a consulta, el derecho a indemnizaciones y compensaciones por daño, el derecho a participar en los beneficios y a decidir el desarrollo de su comunidad y, por último, los derechos laborales de algunos trabajadores. 

-2006 / Bolivia

Benildo Vaca es delegado de la Asamblea del Pueblo Guaraní de Bolivia. Su comunidad también está situada en una zona de máxima explotación del país, en este caso gasística: el Campo Margarita. Allí los impactos de la actividad de Repsol YPF son similares a los descritos para el caso de Neuquén. La Asamblea del Pueblo Guaraní está exigiendo a Repsol YPF el respeto a la población indígena, puesto que la empresa no consulta a las poblaciones autóctonas antes de entrar en su territorio, violando así el Convenio 169 de la OIT. Los operarios de Repsol YPF profanan lugares indígenas sagrados en su actividad. Vaca ha explicado cómo está luchando por que la empresa les compense económicamente por los daños causados. (Campaña Repsol Mata).

http://otramerica.com/radar/la-violenta-realidad-de-repsol/1802#!prettyPhoto[1802]/0/

You have no rights to post comments