Publicado en: 29 Julio, 2017

¿Hasta cuando tenemos que soportar la brutal liberación de precios?

Por Rubén Alexis Hernández

Es una verdadera desgracia lo que está sucediendo en el ámbito económico en Venezuela, y es que la liberación de los precios de alimentos y otros rubros va a todo galope, en especial luego de los últimos aumentos salariales.

Importante: Las expresiones vertidas en esta noticia corresponden exclusivamente a la opinión de los/as autores/as. La sección Kaos. Venezuela solo garantiza el derecho a la publicación y libertad de expresión de las corrientes anticapitalistas pero en modo alguno ve reflejado su parecer en los conceptos vertidos en el artículo.



Es una verdadera desgracia lo que está sucediendo en el ámbito económico en Venezuela, específicamente para los millones de pobres que día a día vemos como nuestros ingresos se esfuman bien rápido y pasamos necesidad tras necesidad. Y es que la liberación de los precios de alimentos y otros rubros va a todo galope, en especial luego de los últimos aumentos salariales. De nueva cuenta los más necesitados pagamos los platos rotos en el marco de la “crisis” del capitalismo y la ejecución de medidas gubernamentales proempresariales; el Estado burgués en plena acción, sólo que esta vez es dirigido por individuos que se escudan en un tal socialismo del siglo XXI, obviamente ficticio.

Es tal la brutal liberación de precios emprendida por la administración Maduro desde el mismo año 2013, cuando asumió el Gobierno nacional, que no tiene nada que envidiar, por ejemplo, a la ejecutada por Carlos Andrés Pérez en su segundo mandato, en el contexto del llamado paquetazo neoliberal. Al menos el Gobierno de Pérez era sincero y directo, y admitió que las medidas neoliberales eran profundamente impopulares, pero que debieron ser llevadas a cabo para preservar el Statu Quo capitalista, y por tanto la democracia burguesa.

Y mientras suben los precios como la espuma, ahora los “revolucionarios” y algunos “opositores”, en evidente pacto al más puro estilo puntofijista, tienen como norte la aprobación de un nuevo Poder Constituyente, como si esto fuera la solución a la crisis socioeconómica que vivimos en Venezuela, lo que evidentemente no es así, considerando que el capitalismo prevaleciente origina dicha crisis, y tal constituyente no busca ni por asomo la liquidación de este sistema económico. Entonces cabe preguntar, al menos a la dirigencia oficialista, que tanto habla de anticapitalismo y de antimperialismo, ¿qué pasó con el socialismo del siglo XXI que ustedes tanto prometían como un rayo de luz esperanzador para los millones de pobres?, ¿creen ustedes que cambiar un rentismo monoproductor (petrolero) por otro (minero) será la solución a la crisis?

Por si fuera poco el panorama económico trágico que vivimos en la Venezuela actual, los cuerpos policiales-militares reprimen brutalmente a quienes se han estado manifestando en las calles contra la dura situación; se favorece al gran capital con ciertas medidas mientras que a los pobres se les lanza gas del bueno, se les balea, y se les tortura, detiene ilegalmente, desaparece y asesina en el marco de la Operación de Liberación y Protección del Pueblo (OLP) y el nefasto Plan Zamora, gran despliegue de fuerza brutal para intentar controlar la reacción popular, y evitar así una rebelión masiva al estilo de “El Caracazo”.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS