A la fresca de Diana Quer la mató la violencia machista

Por Raquel Ejerique / El diario

No podremos decir que algunos medios mataron a Diana, porque según las últimas  pruebas la mató un hombre al que llaman El Chicle. Sí podremos decir, y lo digo, que muchos medios machistas mancillaron y escupieron sobre Diana Quer y millones de mujeres, y nos volvieron a humillar y nos volvieron a señalar como culpables a las víctimas.

“Diana se fiaba de chicos que conocía por Internet y luego se andaba quejando de que si la acosaban”, era “anoréxica”, su madre “tomaba todo tipo de pastillas”, la chica tenía comportamientos “problemáticos”, se solía escapar (¿qué tipo de fresca era?), sus padres estaban “enfrentados a muerte” y su progenitora “colmaba de caprichos a las hijas”.

Con todas estas pruebas periciales e indicios unívocos, Diana Quer solo podría haber desaparecido por culpa de Diana Quer o por culpa de su madre, una desequilibrada que primero quiso hacer añicos al padre por el divorcio y que luego hizo desgraciadas a las niñas.

Ya tenemos los menudillos. Ahora solo falta la sopa de opiniones de siete u ocho tertulianos, en su mayoría hombres, que intenten aportar luz sobre cómo la propia desaparecida habría favorecido su desaparición, apuntando con sus linterna de perspicacia a las sombras de la familia, inspirándose, en un alarde de creatividad, en La Guerra de los Rose. Si hubieran seguido juntos, cristianamente, quién sabe si Diana aún seguiría con vida.

Y este domingo, en el último día del año, cuando pensábamos que al fin y al cabo los Quer se lo habían buscado y merecido, cuando seguíamos diciendo a nuestras hijas no seais tan lanzaditas como Diana Quer y así volveréis vivas a casa, nos enteramos de que a Diana Quer no la mató su frescura, ni su tipazo, ni sus ganas de bailar, ni siquiera la mataron sus padres divorciados ni su mala madre ni sus amigos los pintas. A Diana Quer la ha matado la violencia machista. Un hombre ha dicho dónde está su cuerpo inerte, el mismo cuerpo que supuestamente subió con vida a un Alfa Romeo para usarlo a su antojo y después borrarlo del mundo.

No podremos decir que algunos medios mataron a Diana, porque según las últimas  pruebas la mató un hombre al que llaman El Chicle. Sí podremos decir, y lo digo, que muchos medios machistas mancillaron y escupieron sobre Diana Quer y millones de mujeres, y nos volvieron a humillar y nos volvieron a señalar como culpables a las víctimas.

No la mataron, pero mientras yacía inerte en una nave industrial la insultaron, nos insultaron, por volver a casa sola, por ser joven, por ser hija de divorciados y vivir su vida. Insultaron a la familia. Nos han retrocedido a la época de las mujeres decentes, y lo peor es que ahora nos quedan muchas horas de programa sobre el presunto asesino. A estas horas ya han puesto a trabajar en los telefonillos de su calle a una legión de periodistas. Diana no era un fresca y esto no es suceso. No queremos los detalles morbosos, exigimos que no haya más muertas, exigimos volver a casa solas, de noche y vivas.

COLABORA CON KAOS