17 horas de trabajo, sin contrato, 3,5 euros la hora, 7 días a la semana… ¿a esto llamará Mariano la recuperación económica?

Por Insurgente

La Policía Nacional ha detenido por un delito contra los derechos de los trabajadores al dueño de un bar restaurante de Palma que imponía condiciones de esclavitud a sus empleados, con jornadas laborales de hasta 17 horas, sin contrato y por sueldos míseros.

La Policía Nacional ha detenido por un delito contra los derechos de los trabajadores al dueño de un bar restaurante de Palma que imponía condiciones de esclavitud a sus empleados, con jornadas laborales de hasta 17 horas, sin contrato y por sueldos míseros.

La investigación de los agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras comenzó en julio, a raíz de una denuncia por las condiciones abusivas que imponía un empresario, presentada por un extrabajador del local, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Baleares en un comunicado.

Los agentes pudieron comprobar la existencia de otros extrabajadores que corroboraron haber trabajado en esas mismas circunstancias, ante el temor de ser despedidos y por necesitar ingresos para subsistir.

 Las condiciones abusivas de trabajo consistían en realizar jornadas laborales de 12 horas diarias, llegando en algunos casos incluso hasta las 17 horas, durante todos los días de la semana y sin disponer de contrato laboral.

El propietario del local les abonaba alrededor de 3,5 euros por hora trabajada y les descontaba las consumiciones que tomaban para poder aguantar las largas jornadas maratonianas de trabajo.

Los trabajadores no disponían de vacaciones, no cobraban pagas extraordinarias ni finiquito al finalizar su relación laboral, todo ello en un ambiente de semiesclavitud y sin respetar en absoluto el convenio de hostelería, bajo la amenaza de despido.

Los víctimas de este empresario trabajaban como camareros, cocineros, personal de limpieza y de mantenimiento y no denunciaban por necesidades económicas y personales. Las investigaciones han concluido con la detención del dueño del local, en la operación policial denominada «Hunter».

1 Comentario
  1. No, que no se alarmen los explotadores, esclavistas, criminales de tantos y tantos negocios que tienen en condiciones idénticas, similares o incluso peores a sus sirvientes, pues todo parece indicar que en esta horrible y corruptísima España todo eso es legal o no es ilegal o es alegal pero no ilegal o no podrán probar y españoles mucho españoles, progreso y salida de la “crisis” para todos y blablablá.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar los siguientes tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

COLABORA CON KAOS